Leyendo:
‘Políticos se adjudican lucha de mujeres en CDMX”: Olimpia Coral

La Ley Olimpia que protege a las mujeres de la difusión de contenido sexual en internet sin su consentimiento se aprobó en 13 estados de la República, sin embargo en la capital del país sigue pendiente

Texto y foto: María Ruiz

Olimpia Coral Melo es activista por los derechos de las mujeres. Cuando tenía 18 años un video íntimo que grabó con su novio se viralizó en internet. Desde entonces, pasó de la vergüenza que la llevó a intentar suicidarse tres veces, al activismo para que se castigue a quienes difundan en la red contenido íntimo de las mujeres sin su consentimiento.

Su impulso ha rendido frutos en 13 entidades del país; sin embargo, no así en la Ciudad de México.

“En la Ciudad de México ya van tres veces que la subimos pero no hemos tenido suerte. Esta vez la subimos con el diputado José Luis Díaz de León y nos ha dejado a nuestra causa, es decir, ha sido respetuoso con la causa y siempre nos ha dado nuestro lugar”, cuenta la activista.

-¿A qué se debe este rechazo? 

“De las 12 iniciativas que presumen los legisladores Paula Soto, Federico Doring y las comisiones de Procuración de Justicia y de Igualdad de Género, presentadas desde el año 2018, todas tienen una noción de nuestra propuesta inicial. Incluso fuimos citadas como un extensión de ella en la postura de la exposición de motivos; sin embargo no fueron dictaminadas en todos estos meses, y no fue hasta que volvimos a salir, hasta que volvimos a luchar, y hasta que entregamos, ahora sí íntegro un texto con el Dip. José Luis Rodríguez Díaz de León, que entonces sí, el tema para la Primer Legislatura ya fue de agenda,” explica la activista.

Para Olimpia Coral que no avance la ley tiene que ver con que sólo buscan llevarse un acierto legislativo pero en realidad hay un desconocimiento a profundidad de la causa.

“Nosotras agradecemos y nos da gusto que al fin se visibilice y trabaje por erradicar la Violencia Digital, pues ha costado mucho que sea así de importante su actuar en ella, pero lamentamos que invisibilicen nuestra causa, lucha y camino, sólo porque les ganan sus egos políticos. Lo que no entienden es que llamarla o no Ley Olimpia no es algo personal sino una causa, el acceso a la justicia comienza justo visibilizando la lucha de las mujeres y no sólo para llevarse una estrella política”, explica.

La activista considera que la Ley Olimpia no es perfecta y que puede mejorar. Está abierta al trabajo en equipo, pero que lo más importante es que avance:

“Creemos que no es la verdad absoluta, es mejorable, qué bueno que se esté retroalimentando, pues justamente la idea es combatir la cultura porno también en Internet. Esperamos que el proceso de dictaminación sea favorable, pero que no se quede sólo en letra muerta, necesitamos que se instrumente, se capacite se apoye a las víctimas, por ello estaremos muy atentas del proceso”, pide la feminista.

Para Olimpia Coral que una reforma hecha por mujeres para las mujeres y que se aprobara en 13 estados de México es también un logro de ellas, no nada más de los legisladores ni de los partidos políticos, sino del movimiento feminista.

Qué es la ley Oimpia

La también vocera del Frente Nacional por la Sororidad explica la definición de la ley que se conoce con su nombre gracias al impulso que le ha dado:

“La ley Olimpia es una reforma para darle visibilidad, castigar y darle punibilidad a la difusión de contenido íntimo sin consentimiento. Habla de lo que hemos pasado muchas”.

La activista por los derechos de las mujeres señala que los partidos políticos se han adjudicado el avance de la ley como logros propios:

“En la Ciudad de México nos han mandado cientos de señales de que es una reforma de los y las legisladoras y no quieren reconocer lo que (las mujeres) estamos haciendo. Quieren dictaminar e invitarnos como si fuéramos asesoras o vinieramos de parte externa. No han reconocido que sus 12 reformas que tienen actualmente en el Congreso son la Ley Olimpia”. 

La violencia en línea no es ‘virtual’

“La violencia en línea es violencia machista porque daña principalmente a las mujeres y a las niñas. Porque avala los estereotipos de género, de belleza; la normalización de la percepción desigual de los cuerpos desnudos entre hombres y mujeres; porque avala la crucifixión de nuestros cuerpos desnudos (y su uso) para el comercio sexual. Por eso creemos que la base de esta violencia es una extensión de la violencia sistémica”,  explica.

Uno de los obstáculos que encuentran las víctimas de violencia en línea es que al ser virtual las personas creen que no existe, pero las consecuencias son reales.

13 tipos de ataques

En el informe “La Violencia en Línea Contra las Mujeres en México”, Luchadoras MX y la Coalición Internet es Nuestra explican que la violencia en línea causa daño psicológico, emocional, refuerza prejuicios, daña la reputación de las mujeres; llega a afectar la participación de la vida pública, a causar pérdidas económicas; también violencia sexual y física.

El documento enumera 13 tipos de ataques de este tipo:

1. Acceso no autorizado a cuentas o dispositivos

2. Control y manipulación de la información

3. Suplantación y robo de identidad

4.  Monitoreo y acecho

5. Expresiones discriminatorias

6. Acoso

7. Amenazas

8. Difusión de información personal o íntima sin consentimiento

9. Extorsión

10. Desprestigio

11. Abuso y explotación sexual relacionada con la tecnología

12. Afectaciones a canales de expresión (ataques a perfiles, censura, bajar canales de distribución)

13. Omisión por parte de actores con poder regulatorio 

Según el informe, las mujeres más vulnerables a las violencias digitales tienen entre 18 y 30 años.

La Ley Olimpia, explica la activista, va de la mano de la despenalización y la legalización del aborto. Ambas, señala, son parte de nuestros derechos.

“El derecho a nuestra sexualidad, el derecho a dominar nuestra primer tecnología (el cuerpo), el derecho a hacer lo que nos plazca con nuestros cuerpos”.

¿Qué hacer ante violencia digital y ciberacoso?

En México puedes denunciar el acoso digital en la Policía Cibernética Preventiva de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, se puede hacer en sus instalaciones o por correo electrónico. Una opción en los estados es también contactar a la Policía Científica.

Diversas colectivos feministas comenzaron a compartir conocimientos para que las mujeres se protejan en caso de violencia digital o ciberacoso.

Un ejemplo es Ciberseguras, una iniciativa digital conformada por colectivas de América Latina donde se encuentran distintos materiales que van desde kits de seguridad digital, informes o guías para mandar de manera segura nudes y vivir libremente tu vida sexual digital.


Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Escribe las palabras a buscar.