Arrancó la disputa por el Congreso

5 abril, 2021

Este domingo comenzaron las campañas que faltaban para elegir los más de 3 mil 500 representantes públicos próximo 6 de junio en todo el país. En las elecciones más grandes y complejas de la historia de México la oposición buscará arrebatarle la mayoría en el Congreso a la coalición que respalda a la López Obrador

Texto: Redacción 

Fotos: Especial

CIUDAD DE MÉXICO.- Esta semana se suman a las campañas electorales los estados de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Michoacán, Nayarit, Querétaro, Sinaloa, Tlaxcala y Zacatecas. Estas entidades se añaden a Colima, Campeche, Guerrero, Nuevo León, San Luis Potosí y Sonora, que iniciaron campañas en marzo. 

Además de los 15 estados que definirán gubernaturas, se renovarán 500 diputaciones federales -200 por representación proporcional-, también se renovarán 30 congresos locales y mil 926 ayuntamientos.

Por primera vez en la historia, en el congreso federal se podrán reelegir los diputados; 448 quieren conservar la curul por otros tres años.

De los 300 distritos que hay, Morena obtuvo 252 en la elección de 2018. Si Morena quiere seguir manteniendo la mayoría absoluta para lograr modificaciones a la Constitución deberá mantener, al menos, los 252 que obtuvo en 2018. Morena además suma alianzas con otros partidos como el PT, PES y el Partido Verde. La segunda fuerza política es el Partido Acción Nacional que tiene 77 diputaciones. 

Para esta elección se presentó la alianza Va por México, integrada por el Partido Acción Nacional, el Partido de la Revolución Institucional y el Partido de la Revolución Democrática. Esas tres fuerzas políticas participarán juntas en 219 distritos electorales.

También está la coalición Juntos Haremos Historia, donde Morena, Partido Verde Ecologista de México y Partido del Trabajo irán juntos en 150 distritos.

El PRI actualmente gobierna 12 entidades, en 8 de ellas se juega la gubernatura. Cabe la posibilidad de que Revolucionario Institucional pierda todas las entidades en juego.

El PAN busca retener los gobiernos de Querétaro y Chihuahua, donde su candidata Maru Campos enfrenta un proceso judicial por el presunto delito de cohecho, al haber recibido 9 millones de pesos por parte del exgobernador priista César Duarte.

El PRD se juega su último bastión bastión en Michoacán. 

El partido Movimiento Ciudadano compite sin alianza en toda la elección. 

En los últimos sexenios ha sucedido que en las elecciones intermedias el partido en el poder, pierde la mayoría en las cámaras; lo que complica sus maniobras para llevar a cabo modificaciones importantes para sus respectivos proyectos. Se considera, por ejemplo, que 1997 fue el punto de quiebre para el régimen priísta que fue derrotado por primera vez en la historia en las elecciones del año 2000. En el sexenio de Vicente Fox -el primer gobierno de alternancia- sucedió algo similar, lo que obligó a Acción Nacional a negociar con el PRI; lo que le dio poca gobernabilidad.

El presidente Andrés Manuel López Obrador sabe que están en juego sus posibles reformas en la segunda parte de su sexenio. 

Estas elecciones también son históricas porque habrá elecciones concurrentes en 30 entidades federativas, además de la elección para cargos federales. 

En esta elección participarán 10 partidos: Partido Acción Nacional, Partido de la Revolución Institucional, Partido de la Revolución Democrática, Partido del Trabajo, Partido Verde Ecologista de México, Morena, Movimiento Ciudadano, Partido Encuentro Solidario, Fuerza por México y Redes Sociales Progresistas. 

Hay tres nuevos partidos para estas elecciones: Fuerza Social por México, vinculado al líder sindical Pedro Haces; el evangélico Partido Encuentro Solidario (antes Partido Encuentro Social); y Redes Sociales Progresistas, dirigido por un yerno de Elba Ester Gordillo. Estas organizaciones se juegan su registro y deben obtener, al menos, el 3 por ciento de los votos para seguir con sus registros.

Según el INE, 92 millones de mexicanos están en la lista nominal, para asistir a las urnas para votar. Son tres millones más que los registros de las elecciones de 2018. 

Se estima que en el país se instalen 164 mil casillas, para cubrir todo el territorio nacional. Está reglamentado que a cada casilla acudan 750 ciudadanos y en algunos casos habrá casillas contiguas. Cada boleta está foliada para evitar triquiñuelas. 

En Nayarit se dio una situación nunca vista, el INE tuvo que organizar una elección extraordinaria porque el senador Miguel Ángel Navarro Quintero está buscando la gubernatura y quien era su suplente, Daniel Sepulveda Árcega, es inelegible, debido a que es un ministro de culto, de acuerdo con lo determinado por el Tribunal Electoral.

Hasta el momento se tienen registrado el asesinato de 15 candidatos, en diferentes estados del país. La mayoría de la violencia política se concentra en Guerrero, Guanajuato, Oaxaca, Veracruz, Jalisco, Quintana Roo, Chihuahua y Chiapas. 

El 2018 fue la elección más violenta de la historia, hubo 150 personas asesinadas supuestamente relacionadas con la política. 

Elecciones en medio de la pandemia

El Instituto Nacional Electoral contempla medidas sanitarias para todas las personas que acudan a las urnas: 

Los resultados

El PREP (el sistema que da resultados preliminares de las elecciones) se publicará el mismo día de la elección o en el caso de que los resultados sean cerrados, al día siguiente, el 7 de junio.

Los Conteos Rápidos (que dan los resultados estadísticos sobre la tendencia de las elecciones) se darán a conocer el 7 de junio. 

El 23 de agosto de se publica el cómputo final y se asignan las curules a los partidos. Este es el caso de las elecciones federales, pero en el caso de las elecciones estatales, cada entidad define sus tiempos. 

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado