AMLO se vacuna e invita a adultos mayores que aún no lo hacen: «No duele»

20 abril, 2021

El presidente Andrés Manuel López Obrador recibió la primera dosis de la vacuna AstraZeneca durante la conferencia matutina e invitó a las personas mayores que aún no lo hacen a que acudan a los centros

Texto: Reyna Haydeé Ramírez

Foto: Presidencia

CIUDAD DE MÉXICO.- Sonriente, tranquilo, sin hacer gestos de dolor, el presidente recibió este martes su primera dosis de vacuna contra la covid-19. La segunda será en un mes, mes y medio.

Una mesa y una silla fueron colocados unos cinco minutos antes de concluir la conferencia matutina, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador hablaba del caso del ministro de la Corte Arturo Zaldívar.

Insistía, a pregunta expresa, en su apoyo al transitorio que aprobó el Senado para ampliar por dos años el periodo del ministro Arturo Saldívar como presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El tema está en la Cámara de Diputados, reiteró, y ellos van a decidir.

“Respeto el punto de vista de todos, pero también yo siempre digo lo que pienso y en este caso, lo que creo, le conviene al pueblo y a la Nación”, enfatizó.

“Bueno ya, vamos a la vacuna, de una vez”.

Un médico y dos enfermeros de la Sedena fueron parte del equipo, y como testigo directo el secretario de Salud, Jorge Alcocer.

Melina Vega, teniente enfermera de la Sedena, se presentó ante un presidente muy sonriente, le informó que la vacuna que recibiría sería del laboratorio AstraZeneca, le mostró una jeringa totalmente sellada y le preguntó:

-¿Ha tenido fiebre las últimas 24 horas?

-No.

-¿Algún síntoma de covid en las últimas 24 horas?

-No.

-¿Alergias a algún medicamento?

-No.

¿Alguna transfusión sanguínea en los últimos tres meses?

-No.

-Vamos a levantar su camisa, vamos a descubrirlo, relaje su brazo, tranquilo, es muy rápido -le decía Melina.

”Muy tranquilo. Cabeza fría, corazón caliente», respondió López Obrador, más sonriente.

Melina explicó cada paso que daba, amable, así como los médicos y enfermeras le hablaban a los adultos mayores que fueron los primeros en vacunarse en la sierra mixteca de Oaxaca en la tercera semana de febrero que inició la vacunación para personas mayores de 60 años.

“Voy a proceder a la asepsia (desinfectar el área a pinchar), y la molestia (el pinchazo)”, le dijo, el presidente pareció que no sintió nada, y nada dijo, solo mantenía su sonrisa.

Y en cuestión de segundos ya estaba vacunado y recibía las indicaciones generales:

“Puede presentar alguna reacciones desde dolor en el sitio de la punción, inflamación, enrojecimiento, es importante no manipular el sitio de la punción, no rascar no dar masaje, ni aplicar compresas, calientes ni frías.

“Algunas otras reacciones que podría presentar: Dolor de cabeza, malestar general, cansancio, dolor articular, dolor muscular, incluso podría haber fiebre, vamos a pedirle que permanezca bajo vigilancia, aproximadamente 30 minutos para observar que no haya ninguna reacción importante”, le explicó Melina.

El presidente agradeció mientras ella le entregaba su cartilla Nacional de Salud, donde constaba la aplicación de la vacuna.

Ya luego el tropel de preguntas, si le dolió mucho, si se sentía bien, que si cuando la segunda dosis. No, no le dolió, no lo sintió.

“No, nooo, ¡Tiene unas manos!”, respondió el presidente.

De los 15 millones de adultos mayores de 60 años en México, al 18 de abril se han vacunado 10 millones 290 mil 867 y las autoridades de Salud proyectan terminar a fines de mes. Además se han vacunado cerca de un millón del personal de salud y casi 23 mil docentes.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Salud, al 19 de abril en México hay 2 mil 495 millones de personas infectadas con el virus SAR-COV-2, de las cuales se han recuperado un mil 833 y han fallecido 212 mil 466.

México tiene cerca de 127 mil millones de habitantes.

“No duele” dice para convencer a quienes no quieren vacunarse

“Y no duele, pero además ayuda a muchos, nos protege a todos, y hago de nuevo un llamado a los adultos mayores que todavía no se han vacunado”, externó.

El presidente se paró a escasos minutos de recibir la vacuna para hablar en el podium del salón Tesorería para enviar un mensaje a los adultos mayores que aún se resisten a vacunarse contra el covid19.

“No hay ningún riesgo, para empezar, no duele la vacuna, me la colocaron en el mismo brazo donde tengo todavía la marca de cuando estábamos niños, que nos vacunaban, no sé si era para sarampión, ahora viruela”, dijo y detrás de él, el secretario de Salud, Jorge Alcocer reía de la ocurrencia.

“No pasa nada absolutamente, que si no se aplicaron la primera dosis porque lo estaban pensando, cuando lleguen de nuevo al municipio para aplicar la segunda dosis pueden aprovechar para que se apliquen la vacuna y protegernos todos”, expresó López Obrador.

Antes de irse a reposar los 30 minutos que exigen los médicos después de ponerse la vacuna, informó que la segunda dosis será en un mes y medio, pero esa ya no se la aplicarán en la conferencia matutina.

“Voy a sentarme como lo recomiendan, nos vemos mañana».

Luego dijo que este mismo martes informará más tarde en la red de Twitter cómo sigo su reacción a la vacuna.

“Ahora estoy muy bien”, dijo sonriente.

Relacionado