Abril negro para el empleo en México

13 mayo, 2020

Mientras las autoridades sanitarias advierten que “apenas vamos a la mitad de la epidemia”, las estimaciones de los impactos económicos para México son poco alentadores. Solo en abril se perdieron medio millón de empleos formales. Y las previsiones son duras: lo que viene, para muchos, es desempleo y pobreza 

Texto: Daniela Pastrana y Arturo Contreras

Foto: Martín Zetina / Cuartoscuro

México empezó el mes de mayo con medio millón de nuevos desempleados: según el informe mensual de desempleo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en abril se perdieron 555 mil 247 empleos formales debido a la crisis económica generada por la contingencia sanitaria de covid-19.

Los empleos perdidos en abril superan las plazas creadas en todo el 2019, que fueron 342 mil, de acuerdo con los datos oficiales.

En un balance general, en los primeros cuatro meses de 2020, se han perdido 493 mil 746 puestos de trabajo formales; 67 por ciento de ellos eran empleos permanentes, indicó el IMSS en un comunicado

“Esto refleja la tendencia a la baja que ya llevaba la economía mexicana desde 2019, y el golpe de covid-19, ante la ausencia de una política fiscal expansiva”, dijo a Expansión Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de Banco Base.

“Los empleos que se han perdido son los de menores salarios. Generalmente en las crisis se pierden primero los trabajos no calificados y, cuando se profundiza la crisis, son los calificados. Sin embargo, durante la recuperación son los no calificados los que primero recuperan el empleo y, los calificados no siempre recuperan la combinación de trabajo-sueldo que tenían antes”, agregó.

La analista estima que la cifra de desempleo en 2020 puede llegar al millón de personas.

La semana pasada, Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (Equide) de la Universidad Iberoamericana presentó un estudio demoledor: en 37.7 por ciento de los hogares mexicanos al menos un integrante ha perdido su empleo o fuente de ingreso, mientras que otro 30.1 por ciento ve muy probable que alguien de su hogar pierda su puesto de trabajo próximamente

Eso significa, explicaron los investigadores, que entre 5.2 y 8.1 millones de personas reportaron haber perdido su empleo, ser descansadas de manera obligatoria o no poder salir a buscar trabajo debido a la contingencia sanitaria en los primeros días de abril.

“Para ponerlo en contexto, con datos oficiales, en octubre y diciembre de 2019, sólo 1.9 millones de personas estaba desempleada”, dijo la economista Graciela Teruel, directora de Equide.

La encuesta de Equide busca medir el impacto de la contingencia sanitaria en el país; se realizó del 6 al 14 de abril, a través de encuestas telefónicas a 833 personas mayores de 18 años y con una muestra calibrada para que contará con representatividad de grupo de edad, sexo, área geográfica y nivel socioeconómico.

Quedarse en casa, imposible para un tercio de la población

De acuerdo con el estudio, 35.6 por ciento de la población mexicana está impedida para quedarse en casa.

En cambio, sólo 45 por ciento de los encuestados reportó tener recursos suficientes para cumplir con la Jornada de Sana Distancia, aunque los cálculos de la encuesta se hicieron hasta el 30 de abril, pues todavía no se ampliaba el plazo al 30 de mayo. 

En promedio, los encuestados reportaron necesitar 6 mil 558 pesos para poder mantenerse en sus hogares ese mes.

Los trabajadores informales y del sector con menores ingresos del país han sido los más golpeados durante esta contingencia sanitaria. Por eso, los académicos hicieron una serie de propuestas encaminadas a apoyar a todos los sectores de la población incluido el sector informal y a las personas desempleadas. 

«No estamos en el momento de preocuparnos por la generación de incentivos perversos, es decir, tenemos que atacar el problema de liquidez que es claro y eventualmente tenemos que resolver otro problema estructural que tiene que ver con la dualidad del mercado laboral», dijo Roberto Vélez Grajales, director ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY)

Las propuestas incluyen: hacer mayor gasto en salud de parte del gobierno; dar al sector informal el equivalente a un salario mínimo por tres meses; dar dos salarios mínimos por tres meses a personas que están registradas ante el IMSS; hacer transferencias a las empresas para que puedan dar un salario mínimo por tres meses a cada trabajador, y dar 10 mil pesos en una sola exhibición a personas que trabajan independiente a través de un reembolso extraordinario a través del SAT.

La pandemia dejará 44 millones de nuevos pobres en AL: CEPAL

Estados Unidos, principal socio comercial de México, perdió 20 millones de puestos de trabajo en el mes de abril. Eso tendrá un impacto directo en las remesas que envían los migrantes y que es la segunda fuente de divisas en México, solo por debajo de las exportaciones automotrices.

México es el cuarto país en el mundo con mayor recepción de remesas (detrás de India, China y Filipinas). La cifra en 2019 fue de 36 mil 48 millones de dólares, su mayor monto desde que se tiene registro, y superó los flujos de la Inversión Extranjera Directa estimada y las exportaciones petroleras y actividades turísticas, según el Banco de México.

A eso se suma el desplome de los precios petroleros. El Fondo Monetario Internacional ha advertido que México será una de las naciones más afectadas, pues el PIB sufrirá una caída de 6.6 por ciento en 2020, un nivel mayor al promedio estimado en América Latina, de 5.5 por ciento. 

Por su parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calcula que Honduras, Guatemala y México serán los países más afectados por la crisis económica. 

La Cepal ha emitido, en los últimos dos meses, tres análisis pronósticos sobre la situación económica en la región. Este 12 de mayo ajustó la cifra estimada de nuevos pobres y recomendó a todos los países incorporar un plan de renta mensual para todas estas personas.

En la conferencia presentada este martes, la directora general, Alicia Bárcena, explicó que después de la crisis económica provocada por la pandemia, en América Latina habrán 44 millones de nuevos pobres, 16 de ellos en pobreza extrema. Cepal calcula que  México tendrá 7 millones de esos nuevos pobres.

Pero las proyecciones del organismo internacional no son tan pesimistas como las que emitió un día antes el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, una de las instituciones encargado de medir la pobreza en el país y que ha calculado que en México habrán 9 millones de nuevos pobres.

Quería ser exploradora y conocer el mundo, pero conoció el periodismo y prefirió tratar de entender a las sociedades humanas. Dirigió seis años la Red de Periodistas de a Pie, y fundó Pie de Página, un medio digital que busca cambiar la narrativa del terror instalada en la prensa mexicana. Siempre tiene más dudas que respuestas.

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Relacionado