A punta de gritos, pobladores en Xochimilco rechazan proyecto de “despojo”de agua

1 julio, 2021

Al menos un centenar y medio de vecinos de San Mateo Xalpa se reunieron en el kiosco del pueblo para rechazar una supuesta reparación hídrica que quiere realizar la alcaldía de Xochimilco. Los pobladores acusan que quieren llevarse su agua

Texto y Fotos: Pie de Pagina 

CIUDAD DE MÉXICO.- “Ante usted, me permito informar la decisión tomada en asamblea, por las y los vecinos de San Mateo Xalpa, que por unanimidad de votos a mano alzada, acordamos que no se permitirá la reparación o de ninguna obra aledaña a la zona de Cola de Conejo”. La voz es de Eduardo Huerta, quien ante un centenar y medio de personas, y frente a funcionarios de la alcaldía Xochimilco lee un oficio dirigido a Ramón Carmona, titular del Sistema de Aguas de la Ciudad de México. “El agua es vida y la vida se defiende”, remata. 

Los habitantes salieron al centro del pueblo a decirles a los trabajadores de la alcaldía que no quieren dicho proyecto.

A finales de mayo, personal de la alcaldía empezó a realizar obras de mantenimiento a una tubería que va del pozo de Cola de Conejo, en San Mateo, a un tanque de un pueblo vecino; sin embargo, los vecinos aseguran que se trata de un invento de la alcaldía y que con las obras buscan llevarse el agua del pueblo a otras partes de la ciudad donde también hace falta el líquido. 

Ante la negativa de los pobladores, que en ocasiones anteriores ya habían rechazado el proyecto, las autoridades de la alcaldía decidieron llevar a cabo una reunión informativa en los tres pueblos que se verán afectados por las obras. Horas antes de llegar a San Mateo Xalpa, pasaron por San Francisco Tlalnepantla y San Andrés Ahuayucan. 

Los vecinos acusan que con la reunión, que dicen ser solo informativa, las autoridades del pueblo están buscando crear condiciones para negociar con los pobladores una manera de llevar a cabo las obras, sin embargo, en San Mateo Xalpa, los vecinos resisten. 

“Es que en San Francisco y San Andrés ya les fueron a decir, y al final salió la alcaldía con que habían logrado hacer una comisión de negociación, pero solo son trucos para aprobar su proyecto a la mala”, dice al respecto Evelyn, una de las pobladoras de San Mateo que ha estado al pendiente del proceso. 

Evelyn cuenta que al mediodía, trabajadores de la alcaldía empezaron a pegar carteles por los centros de cada uno de estos tres pueblos para realizar, horas después, una reunión informativa. “Con eso les basta para decir que se llevaron a cabo reuniones previas e informadas con la ciudadanía, y no se vale”. 

Ante la amenaza, Evelyn, Eduardo y otros vecinos llamaron a todos cuantos pudieron en el pueblo para alertar de que la alcaldía pretendía simular una asamblea, e incluso, lograr una consulta a modo. Los trabajadores de la alcaldía aseguraron, por su parte, que la reunión del día era meramente informativa. 

“Nosotros vamos a llevar a cabo las reuniones que sean necesarias, y se van a hacer para que esto quede claro y si el proyecto afecta sus derechos, los derechos humanos de los vecinos, pues no va a avanzar el proyecto, pero primero conozcanlo”, les dice Francisco Pastrana Basurto, director general de asuntos jurídicos y de gobierno. 

La respuesta es un “¡No!” al unísono que lanzan los asistentes. Entre rechiflas, mentadas de madre y gritos, interrumpen a Francisco Pastrana y no lo dejan terminar de decir su mensaje. Después de mucho batallar, el funcionario logra presentar a quienes vienen con él. 

Entre ellos presenta a un funcionario llamado Alan Valle, ingeniero del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, quien les explica que el ducto que va del tanque Cola de Conejo al tanque de El Calvario, en el vecino pueblo de San Andrés, es de asbesto, tiene más de 70 años y necesita cambiarse. Pero los vecinos no le creen y reclaman mientras habla”. 

“Es que pareciera que están haciendo el proyecto a la inversa, primero era la consulta, y después el proyecto, no nos vamos a negar a que está muy gastado el tubo, pero por qué hacen las cosas mal, primero hubieran informado y después consultado sobre la obra, pero no iniciar la obra y después preguntar”, le reclaman desde la muchedumbre. 

Después, otra persona duda del plan, pues el tanque de El Calvario tiene una fractura por donde se fuga el agua, por lo que desde hace mucho tiempo no está habilitado. Ante los reclamos, el ingeniero Alan Valle empieza a trastabillar, “Es que estas obras son para mejorar el servicio de agua para San Andrés”, asegura, pero los presentes dudan de sus palabras. 

Por más de dos horas, entre peleas y conatos de golpes entre los asistentes, la alcaldía no logra dejar claro un proyecto que tiene el rechazo decidido de la población, por lo que se limitan a firmar de recibido el documento de rechazo que les entregaron y, entre insultos, gritos y rechiflas, dejan la plaza del kiosco. Ahora, los habitantes de San Mateo Xalpa, esperan su respuesta. 

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado