Zona Divas en Pornhub

3 marzo, 2021

El video de una joven argentina que aparecía en Zona Divas y luego fue asesinada podría ser el vínculo entre la trata mexicana y la investigación contra la plataforma Pornhub y sus filiales en Canadá. Es el caso de una joven explotada antes de su asesinato por el crimen organizado de Ciudad de México, y explotada después por el más grande emporio de pornografía del mundo

Texto: Lydiette Carrión

Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO.- Éste es un video porno como muchos de los que pululan en la página de Xvideo. Una joven realizando sexo oral a un pene anónimo. Sumisa frente a la cámara que la graba, complaciente. Un video que parece de aficionado, pero quizá no lo es. La escena dura 18 segundos, y en al menos tres años ha sido vista más de 212 mil veces. “Escort de zona divas mamando verga” se titula.  

Los comentarios van dando una idea de quién es la joven: “puro morbo”, escribe un usuario. “Está guapísima”, otro. Y otro más: “descansa en paz, tuve la oportunidad de culearte un par de veces, espero atrapen al cobarde que te asesinó”.

La mujer del video era una joven proveniente del Chaco argentino, una de las zonas más pobres de aquel país. Llegó a Ciudad de México y fue víctima de feminicidio tres años atrás, durante la ola de asesinatos de mujeres en condición de prostitución vinculadas al portal Zona Divas. Aunque ella fue asesinada de manera muy violenta y su caso se difundió en los medios el video sigue en línea.

El perfil que subió el video se describe así: “Soy un hombre de Calexico al ke le encanta cojer putas!! Ya sean del Hong Kong Adelitas, Amnesia o de paginas de escorts como Solo Divas, Zona Divas, Musas […] y también de en vez en cuando grabarlas en secreto mientras me las cojo”. 

Hasta la fecha, este perfil ha subido más de 70 videos, muchos de ellos parecen haber sido grabados sin que las mujeres supieran. Videos con las etiquetas de Zona Divas, nombres de escorts, de antros.

Cada “click” al video de Karen genera ganancias: dinero a la plataforma de Xvideo, dinero a la persona o grupo que lo puso en línea, dinero a los que se anuncian en la página. Todos ganan, por supuesto, menos Karen. Así se configuraría la trata de personas; explotada antes de su asesinato por el crimen organizado de Ciudad de México; y explotada después por el más grande emporio de pornografía del mundo.

El eje internacional de la trata

Xvideos forma parte de Mindgeek, que también opera PornHub, YouPorn, Brazzers y una treintena de plataformas. Mindgeek prácticamente ostenta el monopolio de la pornografía en la red. Genera ganancias incalculables; cantidades que mujeres que aparecen en el sitio, como Karen, jamás vieron. 

PornHub ocupa el lugar número 35 en cuanto a sitios más visitados del mundo. Apenas tres lugares por detrás aparece XVideos, donde la etiqueta “zona divas” cuenta con varios videos grabados a escondidas en hoteles, entre ellos, el de Karen.

PornHub y Xvideos “son sólo las dos propiedades más destacadas de un enorme abanico de webs para adultos que prácticamente dan a MindGeek una posición cercana al monopolio sobre el negocio”, explicó en 2018 José Manuel Rodríguez, un periodista especializado en asuntos digitales.

Esto no es sobre pornografía, es sobre explotación

Serena cuenta su historia al Comité de Ética del parlamento canadiense: creció en un pueblo pequeño, después se mudó a una ciudad de 35 mil habitantes. Una vez, en secundaria, el chico con el que salía le pidió un video. Ella aceptó. Lo siguiente es que todos los niños de su escuela comenzaron a verla “raro”. El video enviado estaba en Porn Hub. Pidió a la plataforma bajarlo. Y sí, lo hizo, pero poco después estaba arriba de nuevo. Como Porn Hub daba a los usuarios la opción de descargar un video, cualquiera podía subirlo de nuevo. 

Así que la gente seguía identificándola, acosándola, por las imágenes que había de ella; jamás logró tener control sobre su información en internet.

Los testimonios se repiten: niñas, adolescentes que dan un paso en falso, y su vida queda destruida. La iniciativa Trafficking Hub los recopila: 

Kate: “Tenía 15 años, estaba haciendo videos caseros, y en una ocasión una persona me enseñó en su celular que mis videos estaban en Porhub. Contacté a PornHub y pedí que quitaran el video, pero jamás me respondieron”. 

Beth: “Tenía 16 años y estaba borracha en una fiesta, me desnudaron y me grabaron; subieron el video a Pornhub, con mi dirección y mi teléfono. Recibí mensajes y llamadas hasta que cambié mi número”. 

“Cuando tenía 14 años tomé la decisión que cambió mi vida. Tenía una llamada de video con una persona, le enseñé partes de mi cuerpo, yo no sabía que me estaba grabando. Subió las fotos a Pornhub, con el tag ‘adolescente’.

Se unieron poco a poco, consultaron a un abogado. Fue así que decidieron movilizarse contra la plataforma. Y han tenido éxitos: por ejemplo, eliminar el “infame” botón que permite a cualquiera descargar un video; ese que permite que cualquiera vuelva a subir y subir un video denunciado. 

También consiguieron que Visa y Mastercard detuvieran sus operaciones con PornHub, y también que éste eliminara unos 10 millones de videos que infligen las reglas: algo así como el 80 por ciento de su colección total. 

Finalmente, está la investigación realizada por el parlamento canadiense. Las agraviadas exigen algo sencillo: que los usuarios que suban material se identifiquen plenamente, así como las personas que aparecen los videos; esto para detectar posibles casos de explotación sexual y abuso sexual infantil.

El rostro visible es Laila, una joven de 21 años que fue explotada en PornHub cuando tenía 16; ella lidera la iniciativa TraffikingHub  (El eje de la trata, en inglés). Mickelwait testificó recientemente para el comité de ética del Parlamento canadiense. Ella enfatizó lo esencial que es que cada persona tenga su edad y consentimiento completamente verificado antes de que se pueda subir cualquier video pornográfico.

El sur global en la pornografía trasnacional

En el sitio Xvideos también hay algunos videos bajo las búsquedas: “morrita de secundaria puta Tlalpan”, “morrita de secundaria”, “chavita de tlalpan”, “sexoservicio alumna por 200 pesos Tlalpan”. Al igual que los casos documentados por Hub Trafficking, pueden tratarse, sí, de adolescentes de secundaria; pero en este caso además son racializadas, precarizadas y doblemente explotadas. ¿Cuántos millones de dólares obtendrá Geek Mind de los videos de las niñas y adolescentes latinoamericanas?

Una treintena de organizaciones de lo que se conoce como el Sur Global (Latinoamérica, Asia, África) preparan un documento para el parlamento canadiense.  Piden que no sea sólo una investigación de ética, sino que se judicialicen los casos en los que se identifiquen delitos.

Estas organizaciones y activistas llevarán los casos de explotación de África, Latinoamérica y Asia que han identificado en estas plataformas –como podría ser el de Karen– y exigirán que se contemple la vulnerabilidad de las mujeres de países que no tienen una legislación sólida al respecto. Concretamente piden que se presuma el delito de trata en los videos provenientes de países que no cuenten con leyes al nivel de las que existen en Canadá; y que se sancione a las plataformas que suban estos materiales.

También exigirán que Mind Geek repare los casos de todas las víctimas canadienses y del resto del mundo que demanden.

Para mayor información, puedes consultar ZonaDivas.info

Lydiette Carrión Soy periodista. Si no lo fuera,me gustaría recorrer bosques reales e imaginarios. Me interesan las historias que cambian a quien las vive y a quien las lee. Autora de “La fosa de agua” (debate 2018).

Relacionado