Una huelga de hambre para tener la protección que otorga la ley

16 febrero, 2021

Yoltzin inició una huelga de hambre frente a la Secretaría de Gobernación en exigencia del cumplimiento en la atención a buscadoras de personas desaparecidas. Después de 8 días, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas le dio una respuesta

Texto y fotos: Eduardo Velasco Vázquez

CIUDAD DE MÉXICO.- Yoltzin Martínez Corrales, de 39 años, es originaria de Guerrero y busca a su hermana Yatzil Martinez Corrales, desaparecida el 27 de abril del 2010 en Acapulco.

«A mi hermana se la llevaron un grupo de hombres armados mientras trabajaba, frente a su hija y su esposo. La Fiscalía del Estado de Guerrero tardó 10 años en abrir una carpeta de investigación», dice Yoltzin.

Ella forma parte del colectivo “Raul Trujillo Herrera por lo desaparecidos de Guerrero”, que congrega a 35 familias con personas desaparecidas, secuestradas y asesinadas de distintas partes de ese estado. El colectivo nació a partir de la Cuarta Brigada Nacional de Búsqueda en febrero de 2020, con el objetivo de acompañarse en la búsqueda de nuestros familiares.

En noviembre del 2020 se instalaron en un plantón afuera de la Secretaría de Gobernación para exigir la búsqueda de sus desaparecidos, un mes después, en diciembre del 2020, Alejandro Encinas se comprometió a liquidar todos los adeudos con las víctimas.

Por esta falta de cumplimiento, el 4 de febrero, después de 40 días sin resultados y por la desesperación, Yoltzin y dos compañeras se brincaron la rejas del inmueble, elementos de la policía federal intentaron contenerlas.

“Yo les gritaba que no podían tocarnos por ser varones, entonces llegaron mujeres y se llevaron a mis compañeras a un cuarto de seguridad donde las comenzaron a golpear. Dado que mi pierna se atoró en uno de los barandales tuvieron que traer un gato hidráulico para desatorarla, para entonces ya estaba la Comisión Nacional de Derechos Humanos aquí y ya no me pudieron sacar”, relata Yoltzin. 

A partir del 8 de febrero, comezaron una huelga de hambre para ser atendidas. Los representantes de Gobernación le habían pedido que terminen la huelga y revisaran sus casos. Las autoridades y Yoltzin Martínez Corrales llegaron a un acurdo.

«El día 15 de febrero, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) ha hecho caso a mi exigencia por lo que el día de hoy estaré en el mecanismo de atención a víctimas».

“Mi mensaje a Olga Sanchez Cordero es que nos deben atender a todas las víctimas sin prejuicio alguno. Tenemos derecho a ser escuchadas y a ser atendidas, tenemos derecho a ser tratadas con respeto y dignidad. Nadie ha decidido ser víctima, las circunstancia de un estado fallido en seguridad pública y en el ejercicio de la ley es lo que lo provocaron. Pedimos respeto a la Ley General de Víctimas ya que esto lo lograron otras compañeras a costa de su vida”. 

Yoltzin solicitó a la sociedad no ser indiferentes a su dolor y exigió refugio para su compañera Flor Marcelo Rojas, madre que busca justicia por el feminicidio de su hija en Tixtla, Guerrero.

“Tanto a ella como a mí, la Fiscalía del Estado de Guerrero nos ha amenazado de muerte y ha atentado contra nuestras vidas, ya no podemos regresar a Guerrero”.

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado