Suspende clases FES Iztacala tras agresión a estudiantes

13 febrero, 2020

Estudiantes que protestaban contra la violencia y el acoso sexual dentro de los planteles de la UNAM, fueron agredidas este miércoles. Mientras,el Consejo Universitario modificó sus normas para penalizar la violencia de género

Por Vania Pigeonutt

Foto: Especial

TLANEPANTLA DE BÁEZ, EDOMEX.- En la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala no hubo paro. Mujeres organizadas de distintas carreras de la Universidad Nacional Autónoma de México decidieron hacer una protesta pacífica contra el acoso y las violencias contra mujeres universitarias, que se tornó violenta: les lanzaron “petardos” y retuvieron sus mochilas.

Sin embargo, a casi cuatro meses de paros y protestas contra la violencia y el acoso sexual dentro de los planteles de la máxima casa de estudios la directora, Patricia Dávila Aranda suspendió labores porque durante la protesta hubo estudiantes que se golpearon, insultaron y se dividieron en dos bloques: entre los que están a favor y en contra de que sigan las protestas.

La protesta

Las mujeres organizadas llegaron alrededor de las 6 y media de la mañana, según narran en forma grupal, porque habían acordado que tomarían el edificio de Gobierno, considerado el búnker, dentro de la FES Iztacala, para exigir atención a las más de 50 denuncias de acoso y violencia sexual que ellas tienen de profesores, estudiantes y administrativos.

“Empezó como una protesta pacífica. Veníamos encapuchadas, sólo era una toma del edificio de Gobierno. La protesta era simbólica, en todo momento se les comentó a los administrativos que estuvieron allí, pero empezaron a difundir información de que queríamos cerrar la escuela. Desde que llegamos se leyó el pronunciamiento, la lista de agresores que se tienen aquí en FES Iztacala”, cuenta una.

Pusieron música y convocaron a la comunidad de la FES. En el edificio no todos accedieron a salirse. Y alrededor ya de las 10 de la mañana comenzaron a llegar estudiantes de carreras como Medicina, Optometría, a quienes dejaron entrar, cuentan, por una puerta lateral.

“La misma administración los dejó entrar. Desde dentro tuvieron reunión o algo, empezaron a darnos portazo. Nosotros estábamos en la puerta principal del edificio de Gobierno, nos dieron el portazo, empezaron desde adentro, obviamente poniendo a las compañeras de carne de cañón y todos los administrativos atrás. De ahí se puso muy tenso, empezaron los empujones, nosotros en ningún momento golpeamos, contuvimos pero nunca violentamos, se empezaron a agitar y calentarse más la cosa”, cuenta otra estudiante.

Ya cuando se dieron cuenta había dos bloques: estudiantes o eso al menos creen que eran, porque había muchachos que no conocían, le lanzaron una mochila con un artefacto explosivo. “Desde que llegamos resistimos, estuvimos dialogando, pese a que había jaloneo también por parte de maestros. Nosotras tratamos de contener con los estudiantes de Medicina, mucha comunidad vio lo que estaban haciendo y nos respaldaron”.

Dice que: “fueron desde adentro los que empezaron a amedrentar. Desde allí estuvo el jaloneo, se llevaron nuestras mochilas, están perdidas, como unas cinco. Cuando estaba el forcejeo detonaron un petardo cerca del edificio de Gobierno diciendo que éramos nosotras, cuando estaba el forcejeo. No sabemos en qué momento la echaron. Todo esto difundiendo que éramos nosotras las que estábamos aventando petardos”.

Los administrativos se metieron, dejaron a sus compañeras discutiendo.

“Varias compañeras nos dijeron que fueron sus maestros lo que convocaron a que vinieran, los administrativos se metieron con cosas para un convivio, llegaron con un pastel y se empezaron a reír. Ellos se metieron, hasta que empezó a haber paso”.

El comunicado de la FES Iztacala se contrapone a las versiones que también externaron las estudiantes en una carta dirigida a la opinión pública.

La posición de Iztacala mencionó: ”Las mujeres que tomaron los accesos se comportaron de manera agresiva, atacando físicamente a algunos funcionarios, golpeándolos y arrojándoles objetos, causándoles daños físicos. También se escucharon tres detonaciones que acompañadas de un fuerte olor a pólvora, se identificaron como objetos explosivos ocultos en mochilas, dejados con premeditación”.

Después del incidente mediante el cual, al menos 10 jóvenes resultaron con rasguños y golpes, ellas decidieron convocar a otra reunión urgente y emitieron también un comunicado en el que precisaron que pertenecen a la FES y tienen derecho de ejercer su protesta sin intimidaciones ni represiones.

“Venimos a decir la verdad, a denunciar públicamente todos los casos de violencia de género que han ocurrido en el transcurso de los últimos años a través de víctimas y testimonios, casos que no se han visibilizado estadísticamente por muchas razones: en primer lugar ustedes al argumentar que ya existen los instrumentos para denunciar no se preocupan del por qué nosotras las mujeres no denunciamos, y hay razones que explican esto: implica el estar emocional y físicamente vulnerables en los salones, áreas de la escuela, transporte y la calle”.

Lamentaron que “la atención culpabilizadora, de solapamiento machista y de revictimación que sucede en las oficinas del jurídico, que desgraciadamente nos han hecho saber muchas compañeras, a quienes no se les explica la diferencia entre un acta de hechos y una denuncia formalizada, se les intimidó para que dudaran y desistieran en el proceso, se les obligó a soportar compartir espacios con sus agresores y en los casos donde se dieron resoluciones simplemente suspendieron por algunos días o por un semestre a los agresores”.

Varias de las estudiantes de esta FES dicen lo que otros planteles de la periferia: “Yo estuve en shock por lo de Ingrid Escamilla. Vivo muy cerca de la FES, pero está obscuro, toda esta parte del Estado de México es insegura y aquí sólo hay unos camiones que es transporte interno, pero en realidad no es seguro y se acaban antes de que yo salgo, a las 10”.

El jueves a las 13:00 horas, acordaron en su asamblea interna, que harán una marcha interna y una actividad de saloneo, conocida como saloneo, que es para comunicar los acuerdos a la comunidad universitaria.

Entre las 50 denuncias por acoso que recogieron en su actividad de tendero, donde exhibieron a estos universitarios, está Ángel del Moral, un profesor de Biología que incluso las acusó de difamación.

El sábado cambia la dirección de la FES Iztacala y para las estudiantes nunca hubo una intención de ser escuchadas, aunque se cansaron sus autoridades, dicen, de declarar en medios de comunicación que hubo disposición de diálogo. No esperan que quien llegue les resuelve, pero están convencidas en que seguirán con sus protestas.

Ángel del Moral, el profesor Ledesma. Él juntó firmas porque estaban violentado su persona y difamando, él es profesor de biología. Nos quiso desacreditar. Esta la problemática de que muchas veces vamos a campo con estos profesores. Jorge Jiménez de Biología.

Penaliza UNAM violencia de género

La UNAM modificó en la primera sesión del año del Consejo Universitario los artículos 95 y 96 de la legislación universitaria, reforma con la que se incluye “la violencia de género como causa grave de responsabilidad aplicable a todos los miembros de la Universidad”.

Esta decisión se da a casi cuatro meses de paros y protestas intermitentes y fijas, de al menos 16 escuelas, facultades y preparatorias contra el acoso y violencia sexual. Mediante un comunicado, la UNAM informó que la decisión de reforma fue unánime y se consideró también  que exista paridad de género en la integración del Tribunal Universitario.

Los consejeros universitarios agregaron la fracción VII al artículo 95 del Estatuto, referente a las causas especialmente graves de responsabilidad. “La comisión de cualquier acto de violencia y en particular de violencia de género que vulnere o limite los derechos humanos y la integridad de las personas que forman parte de la comunidad universitaria”.

Mientras que el artículo 99 del mismo ordenamiento, se amplió de uno a tres los vocales permanentes que integran el Tribunal Universitario, para que éste no estuviera integrado de manera centralista, con académicos que trabajan en Ciudad Universitaria.

“El investigador o investigadora de mayor antigüedad del Consejo Interno del Instituto de Investigaciones Jurídicas; una profesora o profesor de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán designado por el Consejo Técnico correspondiente; una profesora o profesor de la Facultad de Estudios Superiores Aragón, designado por el Consejo Técnico correspondiente”.

Al término de este miércoles 10 planteles en la UNAM siguieron en paro: las preparatorias 3, 6, 5 y 9: CCH sur y oriente; las facultades de Filosofía y Letras, Ciencias Políticas y Sociales, Artes y Diseño, así como Psicología.

Contenido relacionado