Soldados disparan y matan a guatemalteco; Fiscalía investiga homicidio

30 marzo, 2021

Elvin Mazariegos cruzó a México a comprar mercancía, soldados mexicanos piden su identificación y le disparan a bordo del automóvil en el que viajaba. Habitantes de La Esperanza acudieron al lugar y retuvieron a militares, que fueron liberados la madrugada de este miércoles. El soldado que disparó fue dispuesto al ministerio público federal para las investigaciones

Texto: Ángeles Mariscal / Chiapas Paralelo

CHIAPAS.- Elementos del l XV Regimiento de Caballería Motorizada de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dispararon contra el guatemalteco Elvin Mazariegos Pérez, quien había cruzado la frontera con México para comprar mercancía, según narraron sus familiares y habitantes de la localidad. Los militares le dispararon cuando regresaba a su país. Los hechos ocurrieron a la altura de la comunidad Bacantón, municipio de Mazapa de Madero.

Elvin Mazariegos habitaba en el poblado La Esperanza, Departamento de San Marcos, colindante con México.

Alrededor de las 13 horas, cuando regresaba a bordo de una camioneta color gris, fue interceptado por soldados del XV Regimiento de Caballería Motorizada, quienes le exigieron se identificara y presentara su Tarjeta de Visitante Regional.

Familiares de Elvin Mazariegos explicaron que ellos no portan ese documento, porque entre habitantes de La Esperanza, Guatemala, y el municipio chiapaneco Mazapa de Madero, existe un intercambio comercial, de trabajo y familiar, que no requiere de documentos para llevarse a cabo.

“Nuestros padres, abuelos, los padres de nuestros abuelos, y nosotros, hemos intercambiado productos, hemos emparentado, y tenemos una vida en común con los mexicanos. Mi hermano le dijo eso a los soldados, y en respuesta ellos dispararon”, explicó Guadalupe, quien se identificó como hermano del guatemalteco asesinado.

El cuerpo de Elvin Mazariegos quedó en el asiento del copiloto. Recibió dos disparos que entraron por la parte frontal de la camioneta en la que viajaba en compañía de otra persona.

De acuerdo a los militares que dispararon, Elvin y su acompañante se negaron a identificarse, manifestaron una actitud amenazante, y arrancaron el vehículo en el que viajaban.

Al escuchar los disparos, habitantes de La Esperanza acudieron al lugar, cuando vieron a su connacional muerto, reclamaron a los militares. Los habitantes de La Esperanza detuvieron a ocho militares, a quienes llevaron a su poblado, en Guatemala.

Sobre el camino quedó la camioneta de  Elvin Mazariegos, el vehículo en el que viajaban los militares, así como sus armas y pertrechos.

La presencia de militares en la frontera sur de México se incrementó en días recientes, ante los acuerdos con Estados Unidos para limitar la migración centroamericana. Elementos de la SEDENA, Guardia Nacional, Marina, y del Instituto Nacional de Migración (INM), han hecho despliegues en al menos cuatro ciudades fronterizas.

La participación de las fuerzas armadas en acciones de contención migratoria y seguridad interior ha sido cuestionada por organizaciones no gubernamentales de México y otros países, quienes han señalado que la formación de esas instituciones hacen que su personal haga uso desproporcionado de la fuerza, «están entrenadas para situaciones de combate para abatir a un enemigo armado, y no para labores de seguridad con la población civil», han señalado en diversas ocasiones.

La Fiscalía General del Estado, a través de la Fiscalía de Inmigrantes, informó que inició la carpeta de investigación «por el delito de homicidio calificado en agravio del migrante Elvis “N”, de nacionalidad guatemalteca, perpetrado en el municipio de Mazapa de Madero», quien recibió dos disparos, uno en el pecho y otra en el cuello.

Sedena reconoce error

La mañana de este martes, durante la conferencia matutina, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crecencio Sandoval, reconoció que el soldado que disparó reaccionó mal ya que los elementos nunca fueron amenazados.

«Llega un vehículo con tres personas, no llega hasta el punto donde está el personal militar, se detiene antes, se echa de reversa tratando de huir y no pasar por donde estaba el personal. Ahí hay una reacción errónea por parte del personal militar, porque no hubo ninguna agresión con arma de fuego o una agresión de alguna otra manera, pero uno de nuestros elementos hace algunos disparos donde hiere a uno de los civiles que iban en el vehículo».

El secretario negó que los elementos retenidos hayan cruzado a territorio guatemalteco e informó que el elemento que disparó está a disposición de ministerio público federal.

Este trabajo fue publicado originalmente en CHIAPAS PARALELO Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Periodista independiente, fundadora del portal Chiapas Paralelo[www.chiapasparalelo.com] y colaboradora de CNN México y El Financiero. Tener en nuestro lugar de origen las condiciones para forjarnos una vida digna es un derecho, y migrar cuando esto no sucede, también lo es. Desde esta perspectiva cubro el tema migratorio.

Relacionado