Ser intérprete: deber ético con las lenguas indígenas

15 diciembre, 2019

En el segundo encuentro de intérpretes de lenguas indígenas convocado por la FIOB, participantes de México y latinoamérica reflexionan sobre la importancia de tender puentes y abonar desde la búsqueda de justicia y la necesidad de tener una capacitación adecuada para hacerlo

Texto: Kau Sirenio

Fotos: Jon Endow 

LOS ÁNGELES, CALIFORNIA.- A la sopa de lenguas indígenas la acompañaron tlayudas y café de olla. Es la segunda reunión de intérpretes de lenguajes originarios en la Universidad de California, la cual entró en catarsis con el reencuentro entre migrantes que radican en Estados Unidos.

Buscan ser puentes entre sus paisanos, motivo que guió este espacio para reflexionar desde la memoria y el conocimiento colectivo de las comunidades indígenas de México y Latinoamérica.

En el  encuentro participaron Yasnaya Aguilar, lingüista de la comunidad Ayuujk quien hace activismo para la revitalización de la lengua; Celerina Sánchez, poeta y escritora Ñuu Savi; la coordinadora de formación de intérpretes de la Universidad de Los Ángeles, California (UCLA), Elisa Cabal.

Los intérpretes indígenas se reunieron en el Centro Laboral de la UCLA para plantear el uso de la lengua materna desde el lenguaje jurídico, médico, académico y comercial fuera de sus comunidades. Coinciden que es su deber ético en la interpretación de la lengua materna.

En el encuentro participaron hablantes de las lenguas indígenas: Mam, Zapoteco, K’iche’, Q’anjob’al, Nahuatl, tu’un savi (Mixteco), Triqui, Quechua, Akateko, en su mayoría vinieron las ciudades de California, mientras que los demás se trasladaron desde Florida.

“Hablar nuestra lengua en cualquier espacio público en Estados Unidos es de resistencia y rebeldía de los pueblos indígenas. Por eso es muy importante que hablemos nuestra lengua sin temor porque es un derecho”, dice el catedrático mixteco de la UCLA, Gaspar Rivera.

Por su parte la coordinadora de Mujeres del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB), Janet Martínez dice que el 2019 fue decretado año internacional de las lenguas indígenas por la ONU. El FIOB y Comunidades Indígenas en Liderazgo (CIELO) organizaron la reunión de intérpretes para capacitarse en el uso adecuado de la lengua materna.

 El contingente de intérpretes lo componen migrantes de mexicanos y guatemaltecos que radican en Estados Unidos.

De acuerdo con las cifras de la ONU, actualmente hay 7 mil idiomas hablados en el mundo, de los cuales 2680 están en peligro de desaparecer. En México, todas las lenguas tienen riesgo de desplazamiento, sin embargo hay por lo menos 31 que están en alto riesgo de desaparecer.

La coordinadora de FIOB-Mujeres en Los Ángeles dice que aún falta conocimiento de la diversidad lingüística de México y Centroamérica. Falta conciencia por parte de proveedores de servicios comunitarios e instituciones gubernamentales, se han visto una ola de violaciones de derechos lingüísticos desde la frontera entre México y Estados Unidos.

“La migración de indígenas a diversas ciudades en los últimos años requiere que los intérpretes indígenas estén capacitados para que al momento de interpretar a los hablantes lo hagan responsabilidad, porque en cada proceso judicial o médico está en juego la libertad o la vida de los migrantes indígenas”, agrega. 

Una buena traducción

Treinta años de caminar en los pasillos de la Corte Federal de Estados Unidos como intérpretes de inglés a español le valieron a Elisa Cabal para que la UCLA la invitara como maestra formadora de intérpretes.

Cabal dice que la formación de intérpretes indígenas tiene que estar acompañado con los principios de los derechos humanos para el acceso a la justicia, médica y comercial.

“En 2008, la UCLA me invitó para formar a intérpretes, pero de inglés a español, no incluían a las lenguas indígenas, sin embargo, empezamos a plantear la necesidad de integrarlos porque Los Ángeles es una ciudad multilingüe. La universidad me entregó un plan de estudio que diseñaron, pero me dieron la oportunidad de agregarle o quitarle de acuerdo a las necesidades en la Corte Federal”,

De cabello blanco, menudita Elisa se da su tiempo para explicar al reportero su trabajo como formadora de intérpretes:

“La UCLA certifica a los intérpretes cuando logran pasar los exámenes que se le aplica, que son tres: Traducción a la vista de español a inglés, tienen que ver con la lectura de los documentos y redacción. Consecutiva en el caso de la Corte, tiene que ver cuando hay preguntas y respuestas, en México se conoce como careo. Y Simultaneo: cuando se el fiscal, el abogado presentan la acusación o defensa y el juez dicta la sentencia”.

Agrega: “Por eso es muy importante que los intérpretes estén bien formados, porque por una palabra que no interpreten bien, los acusados corren el riesgo de quedarse de por vida en la cárcel. Treinta años atrás esto era impensable, a muchos de los latinos o indígenas fueron condenados injustamente, no porque fue culpable, sino que la mala interpretación”.

Así en Los Ángeles donde el inglés es la lengua oficial de Estados Unidos, pero ha sido rebasada por el español y lenguas indígenas que se hablan en los barrios mexicanos. En esta ciudad habitan personas de 140 países, que hablan alrededor de 92 idiomas diferentes. 

Capacitacion necesaria

El frío en Los Ángeles no impide que los indígenas convivan en el segundo encuentro de traductores. Ellos hablan de su formación y la importancia del trabajo que realizan, saben que entre mejor uso le des a su lengua, mejor les va a los paisanos que recurren a ellos.

“Nuestra lucha no es solo hablar nuestra lengua, sino que tenemos que construir espacio de resistencia para su uso”, dice la coordinadora del FIOB en México y Estados Unidos, Odilia Romero Hernández.

Romero Hernández dice que en Los Ángeles los migrantes indígenas están construyendo su identidad lingüística y cultural con enfoque comunitario.

“Para reconstruir nuestra identidad cultural desde nuestra lengua materna ha sido muy difícil, pero no hemos abandonado el camino porque sabemos que solo así podemos fortalecer nuestra comunidad migrante en este país”.

No es la primera vez que Odilia organiza talleres de capacitación para hablantes de lenguas maternas. “La capacitación de intérpretes es necesaria para que a los paisanos no les violen los derechos humanos o los deporten por falta de una interpretación adecuada”.

Por su parte el catedrático de la UCLA, Gaspar Rivera dice que la realidad de los migrantes es muy diferente a lo que se cree en México:

“Se cree que aquí hay de todo, pero no es cierto. Lo único cierto es que aquí, por no hablar el inglés, te puedes morir en los hospitales o quedar en la cárcel de por vida por falta de intérprete. Por eso es muy importante que nos capacitemos para responder con seguridad a la necesidad de los paisanos.

El encuentro de intérpretes indígenas terminó con una cena de Tlayuda auspiciada por Poncho’s Tlayudas del chef oaxaqueño, Alfonso Martínez.

Consulta nuestra cobertura:

Palabras que sanan el espíritu: un recorrido por la poesía indígena

Educación comunitaria, único camino para rescatar una lengua materna: Enrique Servín

Los jornaleros que vencieron a las trasnacionales de la comida

Periodista ñuu savi originario de la Costa Chica de Guerrero. Fue reportero del periódico El Sur de Acapulco y La Jornada Guerrero, locutor de programa bilingüe Tatyi Savi (voz de la lluvia) en Radio y Televisión de Guerrero y Radio Universidad Autónoma de Guerrero XEUAG en lengua tu’un savi. Actualmente es reportero del semanario Trinchera.

Contenido relacionado