“Sembrando Vida” queda en vilo unas horas tras renuncia de coordinador

3 marzo, 2020

La renuncia de Javier May como subsecretario de Bienestar dejó acéfala la coordinación de Sembrando Vida, uno de los programas estelares del gobierno federal; sin embargo, el presidente López Obrador rechazó la dimisión de uno de sus principales colaboradores

Texto: Redacción Pie de Página, con aportes de Arturo Contreras Camero

Fotos: Sembrando Vida

La secretaria de Bienestar, María Luisa Albores puso en jaque a su subsecretario de Planeación y Evaluación de Desarrollo Regional, Javier May Rodríguez, quien renunció al cargo, luego de que la funcionaria le canceló sus funciones en el programa Sembrando Vida.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó la renuncia del funcionario, según el mismo aclaró este martes su conferencia matutina.

” Presentó su renuncia, pero no se la acepté, fue por diferencias y eso existe mucho al interior del gobierno, como existe en las familias”, dijo el mandatario, tras considerar que son normales las diferencias dentro del gabinete y que parte de su trabajo también es conciliarlas.

“Necesitamos armonizar y ponernos de acuerdo, cerrar filas sin abyección. Manteniendo a cada quién su libertad y su criterio”, insistió. 

Javier May es uno de los colaboradores más cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador, desde que inició su activismo político en Tabasco, hace 25 años. Como tal, se perfila como de los aspirantes de Morena a la gubernatura de Tabasco.

La renuncia

“Una vez que la C. secretaria de Bienestar ha abrogado unilateralmente las facultades requeridas para operar dicho programa, no existen condiciones para seguir al frente de la coordinación”, asentó May en una carta que dirigió a los coordinadores regionales y estatales de Sembrando Vida. 

May divulgó la dimisión al cargo, la tarde del lunes, luego que el diario La Jornada publicó una nota en la que informa que por un acuerdo recién difundido en el Diario Oficial del jueves 28 de febrero, se retira la operación del programa Sembrando Vida a la Subsecretaría de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional.

Es decir, se le destituía a May del desempeño que venía realizando principalmente por ese programa. Sembrando Vida contó durante 2019 con un presupuesto de 13 mil 472 millones de pesos. Para el 2020 se le asignaron 28 mil millones.

En la conferencia de este martes, el presidente dijo que ese acuerdo no fue consultado con él y que se va a revocar. “Ese decreto no fue consultado, no se me presentó y se va a revertir. Como también no va a haber la renuncia”.

Javier May, quien tiene licencia en el Senado, exhibió sus diferencias con Albores. “De momento, las actividades programadas quedan suspendidas”, señaló.

De acuerdo con lo publicado en La Jornada, el viernes pasado Albores cuestionó los alcances infructuosos de May al frente de Sembrando Vida.

“Durante 2019 el programa tenía previsto sembrar 500 millones de plantas, pero contó con tan solo 36 millones de los viveros de la Sedena. En total se sembró apenas 14 por ciento de lo planeado. Para este año busca plantar mil millones, de las cuales prevé obtener 20 por ciento de los viveros de la Sedena, 20 por ciento de viveros comerciales y el resto se producirán en el programa”.

Segunda renuncia a Sembrando Vida

La renuncia de Javier May es la segunda a uno de los proyectos estrella de López Obrador. Antes que arrancara formalmente, renunció quien fuera nombrado coordinador del programa, Hugo Chávez Ayala.

Sembrando Vida fue anunciado por Andrés Manuel López Obrador, desde octubre del 2018. A sus inicios, Chávez Ayala, considerado uno de los estrategas principales de Sembrando Vida, era quien sobresalía en las giras de María Luisa Albores.

Semanas antes de la toma de protesta de AMLO como presidente, Albores recorrió los estados piloto del sureste que iniciarían con el programa. Desde entonces, Chávez presumió la meta ahora inalcanzada: 

“Se sembrarán mil 100 millones de árboles en dos años, 550 millones por año, pero sí tenemos que producirlos. Una parte se producirá en las comunidades, en lo que serán viveros comunitarios, otra parte la pueden hacer los soldados de la Secretaría de la Defensa Nacional y otra, los viveros comerciales que tienen experiencia y producen planta de calidad”, sostuvo en aquel entonces.

Hugo Chávez se habría separado del proyecto, al que lo había invitado López Obrador como “coordinador”, debido a las diferencias con Javier May. Este último lo concebía con un enfoque político. 

Difícil meta

En 2019, Pie de Página publicó un reportaje que, precisamente, advierte la dificultad de producir y sembrar mil millones de arbolitos, en dos años. Esto sería uno de los escollos principales de Sembrando Vida.

La advertencia la hizo Vicente Arriaga Martínez, coordinador de Conservación y Restauración de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en la administración de Felipe Calderón, cuando se impulsó el fallido Pro Árbol.

“No va a faltar quien diga: ‘Yo les produzco tantos millones’ (de arbolitos), pero que lo pueda hacer en tiempo y con la calidad obligada, a eso es a lo que le veo un gran problema. Ahí se haría un cuello de botella enorme, que es lo que le puede dar al traste al programa”, expuso.

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Contenido relacionado