“Resistiremos”, dicen estudiantes de preparatorias de la UNAM

5 febrero, 2020

Estudiantes de la UNAM, principalmente de preparatorias, acudieron a entregar un pliego petitorio a Rectoría, algunos hicieron destrozos. El paro se extendió a nueve escuelas. Tras cuatro meses de protestas, las principales demandas por la violencia contra las mujeres continúan sin resolverse

Texto: María Ruíz y Vania Pigeonutt

Fotos: María Ruiz

En el cuarto mes de exigencias a la UNAM para que acabe el acoso y la violencia sexual, estudiantes marcharon hacia Rectoría y entregaron un pliego petitorio que, de cumplirse, acabaría con los paros escolares.

Vestidos de negro, provenían de las preparatorias 5, 6, 7, y 9; algunos, de facultades como Filosofía y Letras, y Ciencias Políticas y Sociales.

Por segunda vez en estos más de 100 días, jóvenes con el rostro cubierto realizaron algunos destrozos en el edificio. Exigieron cese a profesores acosadores y castigo a los administrativos y estudiantes que han violentado a mujeres de las escuelas. 

¡Silencio nunca más!, ¡Graue porro!, ¡Huelga!, ¡UNAM feminicida!, junto a letras A de anarquía, quedaron pintadas con aerosol en los vidrios y paredes de Rectoría, después de la marcha y quema del edificio principal. Una comisión jurídica de la UNAM, encabezada por la abogada general Mónica González Contró, recibió el pliego petitorio de la prepa 9. Después, las pintas y bombas caseras se escucharon constantemente por varios minutos.

La abogada prometió un diálogo en el cual las estudiantes pondrían las condiciones. Todo ocurrió a metros de la protesta. González dijo que era inseguro dialogar o intentar una charla cerca de jóvenes embozados, que venían realizando pintas, golpeando con palos y martillos durante la marcha y que traían consigo bombas molotov.

La funcionaria precisó que desde que iniciaron los paros –23– contra la violencia feminicida dentro de la UNAM en octubre, ha habido 17 denuncias en contra de profesores y trabajadores por parte de estudiantes. Entre las acusaciones mencionan abuso y acoso sexual.

«Se han instalado mesas de la Unidad de Atención a Denuncias y en el momento que fueron formuladas las quejas formales, que es lo que requerimos para iniciar el procedimiento legal», dijo», «se han iniciado procedimientos contra las personas señaladas como agresoras; se tomaron medidas urgentes de protección, sobre todo en los casos donde se señaló a personal académico».

Las goyas continuaban lejos de González. Algunos estudiantes llamaron a un paro general de labores en la UNAM, mismo que varias colectivas han desmentido impulsar, como es el caso de las preparatorias 9 y 7.

Al menos nueve planteles en paro

Desde que iniciaron las acciones de protesta contra el acoso y la violencia sexual en la UNAM, el pasado 23 de octubre, en la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, los paros han sido escalonados en varios planteles, pero algunos permanentes como en las preparatorias 9 y 7.

En el contexto de la marcha hacia Rectoría, la Facultad de Artes y Diseño (FAD) de la UNAM se unió a los ocho planteles universitarios que se encuentran en paro.

“Hoy 4 de febrero de 2020 decidimos solidarizarnos con nuestras compañeras universitarias en lucha contra la violencia de género, sumándonos a sus demandas y peticiones, pues las consideramos puntuales y necesarias”, anunció en solidaridad a través de sus redes sociales.

Exigieron represalias contra los responsables de la violencia contra las mujeres en cualquier modalidad y responsabilizaron a las autoridades universitarias por dejar pasar cuatro meses sin una resolución.

Las preparatorias 3, 5, 7 8 y 9 permanecen en paro, junto a las facultades de Filosofía y Letras, Artes y Diseño, Arquitectura y Ciencias Políticas; y los CCH Azcapotzalco y Naucalpan.

En el caso de la preparatoria 8 “Miguel E. Schulz”, las instalaciones fueron tomadas desde el lunes por jóvenes encapuchados.

En la Facultad de Derecho, también personas encapuchadas intentaron tomar el plantel minutos antes de las 6:00 horas de este martes, aunque las clases comenzaron de forma normal, a las 7:00 horas, según informó el director de la facultad, Raúl Contreras Bustamante. Los desconocidos, dijo, no lograron tomar las instalaciones. 

La Preparatoria 2 “Erasmo Castellanos Quinto” estuvo en paro, pero a mediodía la UNAM informó que las instalaciones fueron entregadas.

Diversos planteles anunciaron que tendrían asambleas para determinar las siguientes acciones y posiciones ante la exigencia de parar el acoso y la violencia sexual en la UNAM. Algunas escuelas como la prepa 9 iniciaron clases extramuros a partir de esta semana, en sedes alternas, ante la falta de avance en las peticiones a la UNAM.

Marcha de La Bombilla a Rectoría

Unos 100 estudiantes vestidos de negro, con lentes, capuchas, cadenas y otros accesorios para esconder su identidad marcharon de La Bombilla a Rectoría con la intención de entregar sus pliegos petitorios.

Durante la manifestación se escucharon consignas contra el machismo y el acoso sexual; contra el porrismo, las agresiones, la corrupción y la falta de voluntad para responder sus demandas contra la violencia. A diferencia de otras manifestaciones estudiantiles, cuando a uno de los manifestantes se le ocurrió gritar “¡Goya!” fue abucheado por el resto. 

Los estudiantes se encontraron con una Rectoría cerrada: “Venimos, por ahora, de forma pacífica a entregar nuestros documentos”, ante la ausencia de personal que recibiera sus pliegos y de megáfono para proyectar a todos los presentes sus demandas, se vivió un momento de pausa y desconcierto. Unos cuántos hacían pintas, otros esperaban, otros buscaban la forma de que escucharan sus demandas, otros platicaban entre ellos y otros incluso cantaron “¡Ooos pidoooo posadaaaa!…” ante las puertas cerradas de la máxima dirección.

Entonces, a lo lejos, una voz inentendible se escuchó desde un megáfono. Era una comisión de rectoría que llegó a recibir los pliegos pero ante la combinación del bloque negro, bats, pintura en aerosol y cohetes, la comisión decidió no acercarse al inmueble. Un grupo de mujeres encapuchadas se agarraron de las manos y encapsularon a la comitiva.

“Recuerden a nuestros compañeros, a todos los compañeros que han asesinado por su culpa”, “A los que han dejado morir a sus planteles, menores de edad, porque no hay servicios médicos de calidad entre sus planteles”, “Son de adorno”, “Así se siente estudiar en su institución”.

La petición era: “Les estamos diciendo que pasen a recoger el pliego petitorio. Si no quieren hacerlo es porque no hay una voluntad, porque aquí no se recoge un pliego, se recogen en las instalaciones, así como nosotras, nosotros, fuimos a entregarlas a este lado”.

Pero la comitiva no llegó al edificio de Rectoría. Una estudiante de la prepa 9 tomó un megáfono y leyó su pliego petitorio. No todos los estudiantes la atendieron. Las mujeres de la preparatoria 9 tuvieron que pedir que se callaran en repetidas ocasiones.  

Al final de su pliego petitorio, continuaron estudiantes de la preparatoria 1 sin megáfono. La representante leyó su pliego a gritos, entre la dispersión de sus compañeros. En ese momento un grupo se concentró al lado del asta bandera donde la abogada general de la universidad, Mónica González, recibió de algunos estudiantes pliegos petitorios. Prometieron responder a la brevedad posible. 

El colectivo estudiantil Mercedes Sosa de la preparatoria 1 publicó en sus redes sociales que las autoridades se negaron a recibir los pliegos:

A las jóvenes que leyeron sus pliegos frente a Rectoría se les preguntó: ¿por qué creen que a cuatro meses no han cumplido con sus demandas?

La chica de Prepa 9 contestó:

“Obviamente es porque como tenemos entendido se viene la decisión de quiénes van a estar al frente de cada plantel, por lo menos en preparatorias. Lo que están haciendo es tratar de invisibilizar la problemática. Como a nosotros nos pasó en la prepa 9 con las clases extramuros, que fue la verdad una burla para el movimiento, porque fue como ‘ustedes sigan haciendo su huelga ahí adentro y nosotros vamos a seguir las clases a otro lado’. Principalmente creemos que es porque quieren invisibilizar nuestra lucha, quieren invisibilizar la problemática en toda la UNAM. Lo hemos visto porque las movilizaciones empiezan en cada facultad, en cada preparatoria, en cada CCH y la organización de los estudiantes también está presente. Es principalmente eso: invisibilizar la lucha y cansarnos y desgastarnos.”

Su plan es resistir.

“Resistir porque ya nos cansamos mucho tiempo como estudiantes, bien dicen los profesores y los directivos, los únicos que salen perjudicados son los estudiantes. Entonces, en todo el tiempo, todo el año, todo el curso, nosotras las mujeres por lo menos, yo creo que los hombres también, se han sentido inseguros o afectados. Es tonto que nos digan que ‘los únicos afectados son ustedes’ porque afectados ya estamos. Lo que lograron fue fracturarla y realmente desmadrar o romper nuestra organización, con eso de las clases extramuros, con eso de no responder y con mandarnos a los porros”, contestó la manifestante.

La estudiante de la preparatoria 1 dijo que la falta de respuesta a sus demandas significa que las autoridades de la UNAM son incompetentes: 

“Si realmente las autoridades no se han puesto a responder nuestras peticiones pues es porque por feo que suene las autoridades son incompetentes. Es lo único que han demostrado en las mesas de diálogo que han hecho con la comunidad de prepa 7 y prepa 9. Han sido demasiado omisas de diálogo y se le ha dado mucho seguimiento como para que digan que no pueden resolver las problemáticas. Simplemente es eso, incompetencia.”

Su plan, la solidaridad.

“Nuestro plan como Prepa 1 ahorita es ponernos en solidaridad con los demás planteles que tienen peticiones. Decirles también a las autoridades que resuelvan las problemáticas dentro de nuestro plantel y de todos los planteles”.

¿Falta coordinación entre escuelas?

“De lo que me he dado cuenta últimamente es que lo único que necesitamos como prepas es hablar entre nosotros. Creo que ya nos dimos cuenta que como comunidad sí nos apoyamos entre diferentes planteles. Solamente nos hace falta hablar entre nosotros y mucha comunicación, es lo único que necesitamos, comunicación. Lo que necesitamos es solidaridad. Eso es lo que necesitamos, compañerismo, que todas las escuelas se unan a nosotros”, contestó la estudiante encapuchada. 

Un grupo de los estudiantes intentó quemar Rectoría. Lanzaron cohetes, prendieron fuego, rompieron vidrios, pintaron: “Graue es porro” y “Huelga”. Luego se dispersaron. Cuando los estudiantes se agruparon por prepas algunos comenzaron a gritar: “No se dispersen, no se dispersen”. Consiguieron salir juntas de Rectoría hasta llegar a las islas. Ahí cada contingente tomó su camino. Los otros estudiantes, como cualquier día, actuaron como si nadie hubiera quemado la Rectoría; caminaban tranquilos e inmutables en Ciudad Universitaria. 

Entre los objetos que traían había bats, martillos, aerosoles y cadenas. Las pintas que dejaron denunciaban violencia de género, porrismo y falta de voluntad política de las autoridades de la UNAM. / Foto: María Ruiz.

Postura Prepa 9

Las autoridades universitarias de la Prepa 9 “Pedro de Alba”, donde inició la convocatoria de esta marcha, fijaron posición.

“Hoy una vez más la Rectoría fue vandalizada por personas cubiertas del rostro que, amparadas en la legitimidad de la exigencia del cese de la violencia de género, intentan a toda costa paralizar las actividades académicas”.

Señalaron que: “Se trata de grupos violentos que se presentan en los planteles escolares, armados con mazos, picos, varillas y artefactos explosivos como petardos, para intentar amedrentar a las comunidades. Buscan la confrontación directa. Insultan, jalonean e incluso vejan a aquellos que intentan persuadirlos. La provocación es abierta”.

Además, aseguró que: “la Universidad no puede aceptar, en modo alguno, el maltrato y la agresión contra sus profesores y profesoras ni contra las alumnas y los alumnos que no comparten los métodos de las personas embozadas. En las escuelas existen amplias mayorías que quieren continuar con sus clases, que desean mantener las aulas y los planteles abiertos”.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, dispuso un operativo de seguridad para esta marcha, según informaron mediante un boletín. Las y los estudiantes regresaron después de las 17:00 horas de la Rectoría con una respuesta incierta.

Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Relacionado