Rechazan propuesta de Black Rock para el Tren Maya

9 septiembre, 2020

La licitación del tramo 5, de Cancún a Tulum, fue declarada desierta, ante la participación de un solo consorcio

Texto: Daniela Pastrana

Foto: Archivo

El Fondo Nacional de Fomento Turístico (Fonatur) declaró desierto desierto el concurso público de la Asociación Pública Privada del tramo 5 del Tren Maya, de Cancún a Tulum, por considerar “no solvente” la única oferta económica presentada por el consorcio liderado por la administradora de fondos BlackRock.

En un boletín de dos párrafos, difundido la noche de este martes, Fonatur indicó que “próximamente se dará a conocer el calendario de las siguientes licitaciones del proyecto” y que “se licitará el mismo tramo 5 bajo otra modalidad por determinar”.

El consorcio integraba también a las constructoras mexicanas Prodemex y Pinfra, propiedad de los magnates Olegario Vázquez Aldir y David Peñaloza Alanís. 

En el fallo de la licitación, Fonatur indicó que la propuesta resultó “solvente técnicamente”, pero no pasó la prueba del análisis económico, pues no contemplaba una inversión propia suficiente.

La obra se desarrollaría como una Asociación Pública-Privada. El esquema financiero de la propuesta consideraba una inversión total de 14 mil 965 millones de pesos, sin IVA, y 2 mil 275 mil millones de pago por servicio anual por los 18 años que implicaba el contrato; también se comprometía a aportar 3 mil 314 millones de pesos como Capital de Riesgo y conseguir los 11 mil 650 millones restantes mediante financiamiento, lo que implicaba que el consorcio aportaría 22.15 por ciento del monto total de inversión, cuando la licitación exigía que el capital de riesgo fuera de “por lo menos 25 por ciento”.

El lunes pasado, cuestionado por Pie de Página sobre la propuesta del gigante estadounidense, el presidente Andrés Manuel López Obrador habló de su amistad con Larry Fink (presidente del fondo de inversiones) y recordó que cuando intervino en la renegociación de la deuda Argentina el fondo de inversiones hizo una reducción muy importante. Sin embargo, aclaró que la definición dependería de la propuesta económica.

“Conozco a Larry Fink, que es el presidente de Black Rock, del Consejo de Administración, lo conocí hace un tiempo y llevamos buena relación (…) Y en efecto, BlackRock, que tiene, por un lado, fama de abusar, es el fondo de inversiones más grande del mundo; y por otro lado, en mi experiencia han llegado a tener acuerdos”, dijo López Obrador.

“Ahora estamos viendo lo del tramo de Cancún-Tulum, pero no vamos a pagar más que el financiamiento que requiere el gobierno cuando solicita deuda, es más, ni queríamos aceptar las condiciones de las famosas APP, lo haríamos si nos sale igual que la deuda soberana, es decir, que el interés de deuda soberana que paga Hacienda; si es mayor, no”.

El presidente dijo que ese mismo lunes tendría una reunión para analizar la oferta de BlackRock, y que si la tasa de interés para el financiamiento del tren era más alta de lo que el país paga por su deuda soberana, el tramo 5 tendría que hacerse con fondos públicos.

Descarta Fideicomisos

López Obrador también sostuvo que no se van a crear fideicomisos relacionados con el Tren Maya.

Esto, como respuesta a una pregunta expresa sobre los fideicomisos para la inversión Inmobiliaria (conocidos como FIBRAS) que, de acuerdo con lo que ha dicho el director general de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, sumarían a las comunidades indígenas como socios de proyectos turísticos. 

“No, no vamos a usar fideicomisos” aseguró el mandatario.

También aclaró que en cuanto se terminen las obras del aeropuerto de Santa Lucía, lo que está previsto para marzo de 2022, ingenieros militares se avocarán a la construcción de los tramos 6 y 7.

“No tengo la menor duda de que vamos a concluir en tiempo. Tenemos que tener completo el tren en el 23, ya operando, a más tardar a finales del 23”, aseguró.

El Tren Maya es uno de los proyectos estelares del presidente López Obrador. A pesar de la reducción presupuestaria derivada de la crisis económica, en la propuesta presupuestal para 2021, entregada este martes por el secretario de Hacienda a la Cámara de Diputados, el proyecto encabezado por Fonatur tiene un aumento del 48 por ciento en comparación con lo designado para 2020.

En la propuesta se contemplan recursos por 36 mil 288 millones de pesos para continuar con la construcción del ferrocarril que atravesará cinco entidades y tiene como objetivo incentivar el turismo de alto poder adquisitivo, así como el transporte de carga y de pasajeros de esa región.

Los recursos son para la compra de 30 locomotoras, 180 carros de pasajeros, construcción de estaciones y talleres, así como la compra del ancho de la franja de 40 metros de derecho de vía para el quinto y sexto tramo del Tren Maya, pues en esa zona hay asentamientos irregulares.

Quería ser exploradora y conocer el mundo, pero conoció el periodismo y prefirió tratar de entender a las sociedades humanas. Dirigió seis años la Red de Periodistas de a Pie, y fundó Pie de Página, un medio digital que busca cambiar la narrativa del terror instalada en la prensa mexicana. Siempre tiene más dudas que respuestas.

Relacionado