‘Quédate en México’ empeora situación de migrantes en la frontera, advierte organización jesuita

29 diciembre, 2021

Una organización que apoya a refugiados en Estados Unidos y México llama al gobierno de los EEUU a que ponga fin al programa ´Quédate en México’, el cual se reactivó a principios de noviembre

Texto: Redacción La Verdad de Juárez
Foto: Rey R. Jauregui

ClUDAD JUÁREZ.-El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos y en México alertó que la reactivación del programa de Protocolos de Protección al Migrante (MPP por sus siglas en inglés), ha empeorado la situación de las y los migrantes a lo largo de la frontera común entre ambos países.

A través de un comunicado, las oficinas de la organización católica que ayuda a refugiados en ambos lados de la frontera pidió a la administración del presidente Joe Biden poner fin al programa; el cual inició el pasado 9 de noviembre.

“Las acciones tomadas recientemente por la administración del presidente Biden para volver a implementar el programa de Protocolos de Protección al Migrante (MPP por sus siglas en inglés) – Quédate en México– ; y la decisión de un tribunal federal de apelaciones de restablecer el programa, son profundamente decepcionantes y desconcertantes”, se indica en un comunicado conjunto de Joan Rosenhauer, directora ejecutivo de JRS en EEUU, y su director en México, Conrado Zepeda.

Con la llegada del Presidente Biden a la Casa Blanca, muchos tenían grandes expectativas de que revocaría el MPP. Asimismo se esperaba la implementación de una política de inmigración más humanitaria.

“Nos ha decepcionado mucho que el nuevo presidente no ha puesto fin a la violación sistemática de los derechos humanos de los migrantes en ambos lados de la frontera», se indica en el comunicado.

Y agregan que incluso, con el programa MPP, éstas violaciones se hayan ampliado «con el apoyo del Gobierno de México».

Administración de Biden no cumple con sus promesas de campaña

El Departamento de Seguridad Nacional de la Administración Biden argumenta que ha habido mejoras legales y de seguridad con el MPP. Aseguran que hay una diferencia con la política migratoria de Donald Trump. Sin embargo, la organización jesuita advierte que, de ninguna manera o forma, se puede tener un “mejor” MPP. Aseguran que la sola idea de negar a las personas su derecho a buscar asilo de manera humana y segura viola el derecho internacional y los derechos humanos.

Las órdenes judiciales y las demoras de la administración han significado que el Presidente Biden y su administración se hayan alejado de su compromiso de proveer acceso seguro y equitativo al asilo de personas migrantes.

Agregan que el gobierno de Biden no está cumpliendo con una de sus promesas de campaña: poner fin a esta política de inmigración ilegal e inhumana de la era de Trump.

Desde que la administración de Trump comenzó a implementar la política de «Permanecer en México»; el Servicio Jesuita a Refugiados en Estados Unidos y en México se ha opuesto a ella. La considera violatoria al derecho internacional, los valores católicos, y los derechos humanos fundamentales.

Asimismo, aseguran que otro de los motivos de su oposición es porque expone a los solicitantes de asilo a situaciones extremadamente peligrosas dentro de México. De igual forma, advierten que esta política no aborda el problema históricamente complejo de la migración de una manera humana.

Y advierten que esta política no está tratando de manera efectiva el problema de la migración. Inclusive, añaden, ha empeorado la situación a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos.

Buscar mejores condiciones de vida: principal móvil de la migración

En este contexto, la organización religiosa hace referencia al empeoramiento de las condiciones de vida en Centroamérica en los últimos años. Advierten que esto es motivo del cambio climático que ha provocado períodos de fuertes lluvias o sequías severas. Huracanes cada vez más fuertes han devastado hogares y tierras que son la principal fuente de ingresos de millones de personas en Centroamérica.

La combinación de estos factores ha creado un caldo de cultivo de crisis social y política que está obligando a millones de personas a huir de sus países de origen.

Como resultado, miles de personas de la región, particularmente procedentes del “Triángulo Norte” (Guatemala, Honduras, y El Salvador), ingresan a México todos los días. Explican que estas personas buscan una nueva vida después de huir de la injusticia, la violencia o el clima extremo.

Añaden que, en el país también ha aumentado la llegada de personas de Venezuela, Cuba, Chile, Colombia y Haití; países que atraviesan situaciones socioeconómicas similares. Para muchos, su destino final son los Estados Unidos.

La Administración de Biden debe trabajar de manera eficaz y rápida para poner fin a esta política dañina. Asimismo deben de procesar rápidamente a las personas actualmente inscritas en el programa, transferirlas a otros expedientes dentro de los EEUU. En conclusión, permitirles esperar en condiciones seguras en su territorio.

Este trabajo fue publicado originalmente por LA VERDAD JUÁREZ, que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar el original

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado