Pueblos y barrios originarios rechazan “nuevas centralidades” del gobierno de Sheinbaum

6 agosto, 2021

Miembros de la comunidad otomí en la Ciudad de México y ciudadanos originarios de barrios y pueblos demandan al Instituto de Planeación que sean tomados en la creación del plan de ordenamiento territorial a 20 años

El Frente por la defensa de los derechos de los pueblos y barrios originarios de la cuenca del Anáhuac rechaza la propuesta de crear nuevas centralidades urbanas en barrios y pueblos de la ciudad, como estipula el proyecto de Programa de ordenamiento territorial 2020-2035 de la jefatura de Gobierno

Texto y Fotos: Arturo Contreras Camero

CIUDAD DE MÉXICO.- “¡La ciudad está siendo construida sobre los pueblos y barrios!”, alerta con un micrófono desde la banqueta Alejandro Velázquez, miembro de la organización de pueblos y barrios de Xochimilco, que es parte del Frente de pueblos y barrios del Anáhuac. Frente a él una veintena de personas, todas de diferentes barrios y colonias de la ciudad, detrás, una línea de mujeres otomíes sostienen banderas y mantas. Todos se oponen a la propuesta de nuevas centralidades y desarrollo urbano del Programa de ordenamiento territorial 2020- 2035.

Dicho Programa junto con el Plan General de Desarrollo de la Ciudad son una propuesta de la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México sobre cómo debería planearse y desarrollarse la ciudad de aquí a 15 y 20 años. Su creación fue un mandato de la Constitución de la ciudad, promulgada en 2018. Y su elaboración suponía una participación social amplia, sin embargo, la oficina de la jefa de Gobierno, Claudia Shienbuam, se adelantó y desarrolló un proyecto que apenas se está empezando a dar a conocer entre la ciudadanía.

La decisión levantó críticas entre diversos grupos vecinales, lo que llevó a que el gobierno pospusiera el plazo de consulta sobre ambas propuestas desde este mes hasta el próximo año. Por eso, el Frente de pueblos y barrios del Anáhuac levanta su protesta en la banqueta de las oficinas del Instituto de Planeación de la Ciudad (el encargado de elaborar las propuestas y el que las deberá llevar a cabo), para que el gobierno escuche otras propuestas. 

Durante el mitin, Alejandró Velázquez explicó que el proyecto de programa de ordenamiento territorial, el documento que determina qué y dónde se construye en la ciudad, establece la creación de nuevas centralidades, o polos de desarrollo en la ciudad. 

Según el proyecto en la ciudad existen 12 centralidades urbanas y se planea sumar siete más, tres de ellas se pretenden hacer en pueblos originarios o con suelo de conservación como Topilejo en Tlalpan, San Antonio Tecómitl en Milpa Alta y Santa María Tepepan en Xochimilco. La propuesta completa, de 546 páginas, se puede consultar en este enlace

“Hacemos un llamado, una exigencia, a no pasar por encima de los pueblos. Estamos cansados de que se pase por encima de los pueblos. Antes fue un proceso de conquista, ahora con estos polos empieza una nueva colonización”, asegura Alejandro.

Alejandro Velázquez, miembro de la organización de pueblos y barrios de Xochimilco, que es parte del Frente de pueblos y barrios del Anáhuac, sostiene la propuesta de usos de suelo presentada en el Plan de Ordenamiento Territorial en la Ciudad de México.

Hablando del rey de Roma

Durante la protesta del Frente, personal de la oficina del director del Instituto de Planeación de la Ciudad salió del edificio a escuchar las demandas. El Frente le entregó una carta con los motivos por los que se oponen a su proyecto y por los que consideran, se debería elaborar uno nuevo. 

El Frente planteó una reunión con el Instituto para el próximo jueves. Pablo Benlliure, director del Instituto, ha sostenido diversas reuniones con grupos vecinales de la ciudad durante las últimas semanas. 

“Nos vamos a preparar, estamos por invitar a académicos, para que si quieren hablar de temas especializados, pues tengamos asesoría para poder responder, que sea algo muy incluyente”, comentó Alejandro. “La difusión del Plan y del Programa no puede ser únicamente a través de la descarga por internet de documentos de más de mil páginas (en conjunto ambos suman 822 hojas). Los documentos contienen información especializada, lo que impide igualdad de condiciones o un piso común para debatir ampliamente sobre sus contenidos”.

El Frente por la defensa de los derechos de los pueblos y barrios originarios de la cuenca del Anáhuac se formó recientemente y coordina a una red de divcersos colectivos vecinales y barriales de la ciudad. 

El desarrollo en las «nuevas centralidades «

El núcleo que se propone en Topilejo y en Tecómitl, Milpa Alta, necesitará pasar por encima de las leyes que rigen la propiedad agraria, ejidal, de las tierras, mientras que Santa María Tepepan es una zona altamente afectada por la construcción de condominios residenciales de lujo. 

Alejandro teme que en estas zonas se pretenda hacer un desarrollo inmobiliario como el que se está realizando en el Pueblo de Xoco, cerca de Coyoacán, donde la construcción del megaproyecto urbano Mítikah amenaza la permanencia del barrio y del pueblo de Xoco.

La propuesta de Programa abiertamente establece la posibilidad de urbanizar el suelo de conservación con industria o comercio, según alerta el Frente en el comunicado que entregaron al Instituto, sin tener claro el impacto negativo que esto podría tener en esas comunidades.

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Relacionado