Pueblos y barrios originarios de CDMX luchan por reconocimiento oficial

5 octubre, 2021

El Frente por la defensa de los derechos de los pueblos y barrios originarios de la cuenca del Anáhuac está integrado por diversos pueblos originarios de distintas partes de la Ciudad de México.

El Frente de los Pueblos y Barrios del Anáhuac logró abrir una mesa de negociación para que la Secretaría de Pueblos y Barrios de la Ciudad de México los registre y reconozca, lo que les permitiría opinar sobre los proyectos planeados en sus territorios

Texto y fotos: Arturo Contreras Camero

CIUDAD DE MÉXICO.- En la Ciudad de México el reconocimiento de algunos pueblos y barrios originarios está en vilo, para reclamar al gobierno local que se tome en cuenta su voz y se les reconozca, un grupo de ciudadanos se manifestó en las puertas de la Secretaría de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes, la Sepi.

El año pasado, la nueva Ley de participación ciudadana en la capital del país borró de la esfera pública reconocida por el gobierno a casi todos los pueblos y barrios de la ciudad, excepto a 48, para establecer a las Comisiones de Participación Comunitaria, las Copacos, como única forma legal de participación ciudadana.  

Se ordenó un registro de todos los pueblos y barrios originarios de la ciudad, pero la encargada de hacerlo, la Sepi, lo ha omitido. Como resultado, quienes se manifiestan acusan que no se han respetado derechos de consulta y representación política.

“Todo esto lo hacen para poder hacer las obras que quieran sin que nadie les diga nada”, acusa tajante Israel Herrera, del pueblo de San Jerónimo, en la Magdalena Contreras. A pesar de que los pueblos de San Jerónimo Lídice y Aculco sí están reconocidos como pueblos originarios, Israel expone el caso de sus vecinos, de La Magdalena Atlitic, donde empiezan los dinamos.

Victor Manuel Segura Gómez del pueblo Tlacoquemécatl en la colonia Del Valle ya se cansó de mandar escritos pidiendo el reconocimiento de un concejo de gobierno en ese barrio, pero ninguna autoridad le responde.


Maria del Carmen Olalde y Julia Esther, de Santa María Tetelpan han intentado registrar su concejo del barrio en el que han vivido toda su vida, pero la Secretaría de Pueblos Indígenas se niega a concedérselos.

“Hay una persona que se quiere apropiar de los terrenos donde está la entrada a los Dinamos (una zona boscosa y recreativa al sur-poniente de la ciudad), y como los de Atlitic no tienen reconocimiento de Pueblo Originario, pues no les están respetando sus derechos”. 

Un caso parecido sucede en Santa María Tetelpan, en Álvaro Obregón, según cuenta María del Carmen Olalde, que junto con un grupo de vecinos buscan proteger un terreno que solía ser el atrio de la iglesia de su pueblo y que ahora está en camino de convertirse en un conjunto residencial de lujo. 

En 2017 la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México emitió un listado de 195 pueblos indígenas reconocidos en la Ciudad, sin embargo, con la llegada de la nueva ley de participación, este registro se ignoró y dejó a muchos pueblos en vilo.

Estos cerca de 200 pueblos se derivaron de un Atlas de Pueblos y Barrios que hizo el Instituto de Antropología e Historia hace unos 20 años, según recuerda Alejandro Velázquez, de la coordinadora de pueblos de Xochimilco. Sin embargo, ese reconocimiento nunca se hizo formal y tambaleó con la aprobación de la Ley de Participación de la Ciudad de México, que según dice Alejandro, los dejó fuera del mapa político. 

Una protesta que truena

Una de las personas del Frente de Pueblos y Barrios del Anáhuac reclama que el gobierno reconozca a varios Pueblos y Barrios originarios a Donaji Olivera, directora de Derechos Indígenas de la Secretaría de Pueblos y Barrios de la Ciudad de México.

Este martes 5 de octubre el Frente de Pueblos y Barrios del Anáhuac convocó a varios pueblos y barrios de la ciudad a demandar su registro ante las puertas de la Secretaría de Pueblos y Barrios de la Ciudad, pero cuando llegaron al lugar, alrededor de las once de la mañana, otra protesta les había robado el foco. 

Cuando los manifestantes se acercaron, alcanzaron a reconocer a personas cercanas a la Alcaldía Xochimilco que, bajo el título de productores de esa demarcación exigían la atención de la Secretaría. Miembros del Frente de Pueblos, incluso, anticiparon algún tipo de enfrentamiento, pues esas mismas personas los han confrontado agresivamente en otras protestas. 

Los ánimos en el lugar se calmaron con la llegada de Donaji Olivera, directora general de Derechos Indígenas y exdiputada local por Morena, quien aseguró que atendería al Frente de pueblos, pero en otro día, pues antes tenía que atender a los supuestos productores.

Ante la presión ejercida por el Frente de Pueblos y Barrios, la directora aceptó hacer una mesa de reunión. En esa reunión los miembros del Frente esperan ser inscritos en algún tipo de directorio de pueblos y barrios. 

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Relacionado