Precisiones a reportajes sobre Tren Maya

16 marzo, 2020

La antropóloga Paloma Escalante pidió hacer aclaraciones respecto a los reportajes “Tren Maya: investigación respalda a Fonatur pero pide no tocar Bacalar” y ““Le dijimos que no queremos el tren”. Denuncian sesgo en investigación sobre el Tren Maya. La reportera Daliri Oropeza  responde.

Redacción Pie de Pagina.- 

Quiero hacer algunas aclaraciones y puntuaciones sobre el artículo publicado por Daliri Oropeza el 28 de febrero de 2020, titulado “Tren Maya: investigación respalda a Fonatur pero pide no tocar Bacalar”

Aunque en general es una buena reseña de la conferencia hay algunos errores o imprecisiones, que considero que son importantes y una aclaración que es mi responsabilidad, pero no quiero dejar de señalar para enmendar el malentendido.

Por una parte, se dice que yo trabajo el estado en dos regiones, Norte y Sur y allí es muy importante que yo hablo de tres y la tercera es la central y es la Zona Maya, con características muy particulares que señalé en la conferencia y que se pierden en el texto, en el que también se confunde el tiempo histórico de la llegada de los pobladores a la región sur y las condiciones que entonces tenían, con la situación actual, además de decirse que se habla maya en los pueblos y eso no corresponde al sur, sino a la zona maya. 

Hablé bastante sobre la zona maya y mucho de lo que señalé sobre el sentimiento de discriminación y la identidad, de hecho partía de la reflexión generada por la entrevista realizada a Ängel Sulub, especialista del centro ceremonial maya “Áak Baáam Kée”  y en este punto hay un error mío en la forma de contestar la pregunta expresa de si no habíamos encontrado oposición al proyecto del tren en ninguno de los poblados visitados; yo afirmé que no, con la excepción de una persona e inmediatamente, tras la publicación, se inconformó Ángel Sulub, quien siempre ha estado en contra y nos lo dijo. 

Debí explicar mejor la respuesta, pero en mi cabeza estaba clara y no lo hice. Yo estaba hablando de todos los cuestionarios realizados, de todas las personas entrevistadas en todas las poblaciones, a pié de calle y carretera, en las casas en las plazas, la gente del pueblo y realmente allí encontramos una gran aceptación.

Además de esas entrevistas y cuestionarios realizamos entrevistas a especialistas, éstas no son la opinión del pueblo en general, sino del especialista, o sea una persona que tiene una posición distinta y que conoce de los temas, sea de la cultura maya, como es en este caso, o de la situación del medio ambiente en Bacalar como es el caso de Tania Casamadrid, o de la posible gentrificación en Carrillo Puerto, como es el caso de Darío Gutiérrez. Yo no estaba hablando de ellos, sino de la gente del pueblo, pero surgió la reacción muy molesta de Ängel Sulub y Wilma. Yo debí aclarar, no pensé en ello. 

La entrevista con Ángel Sulub fue muy importante y la tenemos subida completa en nuestro blog y canal de You tuve desde hace meses, porque precisamente es buenísima y muy importante, pero no correspondía al sentir manifiesto de las personas del pueblo en general a las que en ese momento me refería. Desde luego sólo yo sabía que me refería a ello y que no estaba hablando en ese momento de esa otra parte de la investigación, que será utilizada al analizar la cultura y el sentimiento del despojo, esta posición de las organizaciones que se oponen, etc.

En el trabajo completo está, junto con las otras dos y otro material, nunca fue la intención ignorarlo ni mucho menos, pero entiendo que así pareció y lo lamento.

La opinión y sentir del pueblo es como lo dije, algunos especialista y algunas organizaciones  se inconforman y lo manifiestan claramente.

Lo último es que se señaló que se había entregado la investigación a Fonatur, y eso no es así, yo no trabajo para Fonatur, sino para el INAH y comparto avances de investigación con los funcionarios de Fonatur que están en el proyecto para que la investigación sea útil, pero de ninguna manera es hacer entrega a Fonatur.

Muchas gracias por la atención que presten a la presente.

Incorporo en el correo los links a las entrevistas y sitios mencionados.

https://www.youtube.com/channel/UCS01JcOCS-688lmocKH3Xow/videos

https://trenmayaenquintanaroo.blogspot.com/

——

Respuesta de la periodista Daliri Oropeza a la aclaración de Paloma Escalante:

Yo realicé preguntas concretas y específicas para las publicaciones: 

Tren Maya: investigación respalda a Fonatur pero pide no tocar Bacalar

Y “Le dijimos que no queremos el tren”. Denuncian sesgo en investigación sobre el Tren Maya 

Las preguntas fueron realizadas durante la presentación que realizó Paloma Escalante en el Colegio Nacional de Antropología e Historia cuando ella terminó de exponer. Esta investigación está financiada por el INAH, Paloma la ha compartido con Fonatur y, la difunde la Secretaría de Cultura. Por esto adquiere relevancia pública. 

En la grabación, soy explícita con mis preguntas: ‘Para la investigación, ¿qué comunidades visitaste?’ a la cual secunda: ‘¿Y en todas estas no encontraste oposición [al tren maya]?’.

Sostengo que la doctora Escalante invisibiliza a los opositores con su respuesta. Ella advierte que visitó Felipe Carrillo Puerto, pero no mencionó a Ángel Sulub, quien hace la denuncia en el segundo reportaje. Al menos ante esta periodista que escribe. 

Transcribo la respuesta de Escalante como hice para el reportaje:

“La única [persona] que concretamente dijeron (sic) ‘no. A mí no me interesa’, fue uno de Juan Sarabia. En la Zona Maya hubo cuestionamientos. No de decir: ‘no queremos el tren’. Todos dijeron ‘queremos el tren’, pero tienen dudas, tienen preguntas: quieren sus términos. Hay mucha preocupación en la zona, que sea ‘como nosotros queremos, nosotros vamos a administrar nuestros recursos’. Eso fue, en la zona Maya, lo predominante”, aseguró a Pie de Página Escalante en aquella ocasión.

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Contenido relacionado