Policía de Vallarta desacata orden de restricción

16 abril, 2021

En junio del 2020 un funcionario de Puerto Vallarta abusó sexualmente a una niña en su vehÍculo y fue detenido. Un policía relacionado con el funcionario agredió a la familia de la víctima por lo que se le giró una orden de restricción para que no se les acerque, lo cual no respetó

Texto: Kaomi Gutiérrez / Perimetral

Fotos: Perimetral

JALISCO.- El 26 de julio de 2020 en Puerto Vallarta Luis Alonso “N”, funcionario de la Comisaría de Seguridad, agredió sexualmente a una niña de 10 años dentro de su vehículo. Fue detenido en flagrancia.

En la primera audiencia, un policía amigo del abusador,amenazó a la familia de la menor por lo que se le giró una Orden de Restricción para no acercarse ni al padre ni al resto de la familia. No la respetó.

El 14 abril el papá de la menor agredida, con excesivo uso de la fuerza, fue detenido al salir de su lugar de trabajo tras decirle al policía que tenía prohibido acercarse, que no podía estar ahí.

En colaboración de otras patrullas y policías lo llevaron detenido y no lo presentaron ante el Ministerio Público sino varias horas después.

Sobre esta acción que pretende azuzar a la familia de la menor agredida, días antes de una audiencia intermedia, en entrevista con Perimetral, Sandra Quiñones, integrante de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México, comentó:

“Uno de los policías tiene una orden de restricción, no se puede acercar al papá de la menor, porque desde el día de la detención de Recursos Humanos empezó con amenazas, abuso de autoridad, acoso. Se abrió una carpeta de investigación y una queja en Derechos Humanos, la queja se resolvió en la recomendación. Estamos esperando un par de cosas más para mandarlo a anticorrupción, porque son funcionarios en ejercicio”.

Sandra Quiñones integrante de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México.

Lo detienen sin delito de por medio

Es decir, el policía Guillermo “N” tenía una orden de restricción por las amenazas y acoso a la familia de la víctima, no podía acercarse y rompió la regla. El video que circula en redes sociales fue grabado justo en la detención por uno de los compañeros de trabajo. 

Al pedirle a Sandra Quiñones el relato de los hechos, lo que destaca es el abuso de la autoridad:

“Él llegó con su compañero de patrulla, pero viendo toda la información que tenemos y todo lo que hay, a mí me queda claro que es una emboscada por parte del policía al papá, porque curiosos que cuando él va y le dice que no puede estar ahí, el policía le contesta y le dice que él puede hacer lo que quiera porque es autoridad”. 

En el video se puede percatar que el padre de la menor está en el suelo y esto se debe a que un policía llega por la parte de atrás y con el brazo lo jala del cuello, pero nadie llamó al 911 por lo que la presencia de tantos policías de Vallarta respondió a que así lo organizó el policía violentador.

Inicia carpeta contra las víctimas e ignora el contexto

A pesar de haber transcurrido aproximadamente 9 meses del caso, la abogada comenta que este viernes se tendrá una audiencia intermedia de este caso sobre abuso y corrupción de menores.

En la audiencia se analizarán todos los datos de prueba y la menor acudirá a declarar nuevamente pero no frente a su agresor, quien se encuentra en prisión preventiva. 

Leer más: Indaga defensa si agresión sexual en Puerto Vallarta es serial

La detención de la policía hacia el padre de la menor se debió a que los policías hablaron al ministerio público y comunicaron que una persona agredió a dos policías y los lesionó. 

Es ahí en inicio de las omisiones de las autoridades que resultan de gravedad, ya que Ministerio Público nunca se presentó en el lugar de los hechos. 

Sandra Quiñones al percatarse de que el padre de la menor había sido detenido cuenta:

“Me voy primero a la comandancia de la policía, a ver si estaba ahí, y me dice, no, no lo puede ver aquí. No sabemos en qué momento lo vamos a poner a disposición del Ministerio Público. Me lancé a Fiscalía esperando encontrar al Ministerio Público, y el Ministerio Público no estaba en la Fiscalía”. 

El Ministerio Público no tenía idea de lo que estaba pasando, no escuchó la versión de Isaí el papá de la menor vulnerada y se quedaron con la versión que la Comisaría de Vallarta; hasta que la abogada mencionó la orden de protección vigente, se percató del error la fiscalía pero estaba a minutos de ser llevado a prisión preventiva.

La niña de 10 años que fue atacada sexualmente por el funcionario de la Comisaría de Vallarta se encuentra fuera del puerto bajo resguardo seguro, pero el resto de la familia ha tenido que sobrellevar la situación con el miedo constante a ser violentados por represalia de la policía. Lo que ya ocurrió.

Isaí el padre de la menor, tiene 40 años y aunque ya fue liberado sufrió presión psicológica que puede considerar como tortura por los policías y terminó golpeado: esguinces en el brazo derecho y el hombro y  debe tener 15 días de reposo obligatorio, según lo recomendado por el traumatólogo. 

Omisa la Fiscalía Anticorrupción; Comisión de Derechos Humanos inicia queja

Ante este suceso La Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco inició el acta de investigación 144/2021/III y se emitieron medidas cautelares. 

Estas van dirigidas al presidente municipal de Puerto Vallarta y al director de Seguridad Ciudadana de ese municipio y se les pide llevar a cabo lo necesario para garantizar el derecho a la reparación integral del daño y a la seguridad personal de la víctima directa e indirectas. 

Además, que se inicie el procedimiento de responsabilidad administrativa contra los servidores públicos involucrados, y de resultar procedente, se impongan las sanciones correspondientes. De igual manera que se evite todo acto de amenaza o acoso en contra de las víctimas, es lo que menciona la CEDHJ.

Cabe destacar que en marzo de este año, la CEDHJ emitió la Recomendación 2/21, por la agresión física, psicológica y sexual en contra de la hija de la persona agredida y se les solicitó se abstuvieran de cualquier acto de molestia, lo cual no se respetó. 

Aun con flagrancia autoridades apuestan por cansar a la defensa, la víctima y la familia

El acompañamiento integral y legal no ha sido fácil para Sandra Quiñones, sobre todo en términos emocionales pues además de prepararse para las audiencias, este tipo de actos de agresión desvían la tensión y complejizan el acceso a la justicia.

“Tu das por sentado que la autoridad tiene que hacer ciertas cosas y luego te das cuenta que hacen otras, que son todo lo contrario y lo que no debería hacer”. 

La abogada plantea una reunión con el alcalde interino, ya que una situación como la que se está viviendo no se puede volver a repetir. 

Leer más: Vallarta, un destino para la trata y la explotación sexual

Apunta la también profesora de la Universidad de Guadalajara que aunque este caso exhibe la desprotección de la niñez en el destino turístico de explotación sexual y pornografía infantil, día a día no se combate la problemática ni el delito, por lo que más niñas y niños, menores y adultas, sigue siendo “cazadas” por depredadores sexuales pues la red de pornografía ni siquiera está medianamente golpeada.

-¿Y el programa de atención integral de la Secretaría de Igualdad Sustantiva?

 -Dímelo tú… este policía recibió capacitación de Igualdad Sustantiva y aún así organizó una emboscada de represalia contra las víctimas.

Este trabajo fue realizado por PERIMETRAL, que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar el original.

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado