Liberan a defensor del agua en Santiago Mexquititlán detenido de forma arbitraria

3 septiembre, 2021

La policía estatal de Querétaro detuvo dentro de su domicilio a Venancio Ramírez López, activista defensor del agua de su comunidad Santiago Mexquititlán Querétaro. El joven fue trasladado al penal de San Juan del Río acusado de transportar sustancias ilícitas pese a su detención dentro de su vivienda; tras la movilización de pobladoras fue puesto en libertad

Texto: Alejandro Ruiz

Foto: Especial

Actualización 19:00 horas.

QUERÉTARO.- Este miércoles patrullas de la Guardia Nacional, de la policía de Querétaro y del municipio de Amealco estuvieron dando rondines constantes al interior de Santiago Mexquititlán, Amealco.

Así lo reportaron habitantes de la comunidad a través de redes sociales, quienes comenzaron a preguntar a sus conocidos y familiares qué es lo que pasaba.

Por la tarde, relatan testimonios que por seguridad pidieron ser anónimos, una patrulla de la Policía Estatal de Querétaro arribó al domicilio de Venancio Ramírez López, y sin ninguna orden de aprehensión o de cateo los agentes ingresaron a su domicilio y lo arrestaron.

Casi a la medianoche los mensajes con la fotografía de Venancio comenzaron a circular en redes, y debido a que nadie sabía el motivo de su arresto, ni el lugar a donde lo habían trasladado, lo reportaron como desaparecido.

Horas después las autoridades estatales confirmaron a través de un tuit que Venancio había sido detenido a raíz de un reporte anónimo debido a la presunta posesión de “plantas y hierba verde con características similares a la marihuana”.

La mañana de este jueves familiares de Venancio informaron que fue trasladado a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado del municipio de San Juan del Río y se abrió una carpeta de investigación en su contra.

La mañana de este jueves familiares de Venancio informaron que fue trasladado a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado del municipio de San Juan del Río y se abrió una carpeta de investigación en su contra; sin embargo, la Fiscalía no pudo encontrar pruebas para demostrar su culpabilidad y fue puesto en libertad casi 24 horas después de su detención y la movilización de pobladores que denunciaron la detención arbitraria.

Venancio Ramírez, al igual que cientos de habitantes de su comunidad, participa activamente en la defensa del agua de Santiago Mexquititlán.

Testigos denuncian irregularidades y fabricación de pruebas

De acuerdo con la versión oficial, la detención de Venancio se hizo a raíz de un reporte ciudadano que la Policía del Estado recibió el día miércoles, por lo que supuestamente atendieron el llamado con un operativo en Santiago Mexquititlán.

Empero, Venancio no fue detenido en flagrancia o en la vía pública, pues testigos al momento de los hechos informan que Venancio se encontraba en su casa cuando la Policía estatal de Querétaro, acompañada de elementos municipales de Amealco y de la Guardia Nacional, arribaron a su domicilio alrededor de las 8 de la noche para detenerlo.

Esto contradice una de las hipótesis que la FGE argumenta a los familiares de Venancio, pues las autoridades estatales aseguran haberlo detenido en flagrancia mientras transportaba presuntas sustancias ilícitas, cuando Venancio estaba en su casa y fue detenido sin ninguna orden de aprehensión en su contra.

Asimismo, la presencia de la Guardia Nacional al momento de la detención, de la cual hay testigos y registros en video, es otra de las irregularidades.

A pregunta expresa de Pie de Página, el delegado de la Secretaría de Gobernación en Querétaro, Joaquín de La Lama Corres, asegura que la Guardia Nacional no tuvo nada que ver con la detención de Venancio, sin embargo, sí participa en operativos en conjunto con la Policía Estatal en Amealco y otros municipios de la entidad.

“Es posible que la detención se hubiere realizado dentro de un operativo. Me parece que no es posible que haya sido con motivo de una orden de presentación o detención, porque no creo que represente un peligro en el que el estado de fuerza local, pudiera verse rebasado. Si hubo detención, está (sic) debió darse por un hecho cometido en flagrancia, detectado en el operativo en que ya participaba la GN. Eso es lo que creo yo”, señaló el funcionario en mensajes de texto.

De acuerdo con los testigos, los elementos policiales no mostraron ninguna orden de aprehensión o de cateo, sin embargo ingresaron al domicilio de Venancio para buscar pruebas que le incriminaran.

“Le querían sembrar pruebas”, relata uno de los testigos, “pues hasta arrancaron un durazno de que buscaban plantas.”

Una de las personas que atestiguaron los hechos comenzó a grabar con su celular el momento de la detención, sin embargo, un policía se le acercó para arrebatarle su teléfono, argumentando que era ilegal tomar un registro de servidores públicos.

El oficial, denuncia la testigo, tomó el celular y comenzó a borrar los videos que se habían tomado.

Aunado a esto, y pese a que familiares del detenido solicitaron que se les informara a dónde trasladaban a su pariente, los cuerpos policiales se negaron a brindarles información hasta la mañana del día de hoy, donde después de una serie de llamadas telefónicas se confirmó que Venancio Ramírez había sido trasladado, en calidad de detenido, a las instalaciones de la FGE ubicadas en San Juan del Río.

A Venancio se le abrió una carpeta de investigación al momento de la detención, la cual no fue en flagrancia, y no antes, por lo que sus familiares y vecinos denuncian que esto es parte de una estrategia de criminalización y represión en contra de las y los habitantes de Santiago Mexquititlán que han denunciado la falta de agua en su comunidad y demandado el respeto a su autonomía y la restitución del pozo de agua administrado por la CEA para que el pueblo lo administre.

“Quieren que dejemos de defender nuestro territorio”

No es la primera vez que la Policía del Estado fabrica delitos a personas que están vinculadas a la lucha que la comunidad ha entablado para defender sus recursos naturales y su autonomía.

El 13 de mayo tres pobladores fueron detenidos en Santiago Mexquititlán después de una persecución en la que los cuerpos policiales detonaron armas de fuego e hirieran a dos personas.

Aquella vez, acusaron a los pobladores de homicidio en grado de tentativa, sin embargo la Fiscalía del Estado no pudo probar ninguna acusación tras una amplia jornada de movilización, fueron puestos en libertad al día siguiente.

Para las y los habitantes de Mexquititlán en la detención de Venancio se repite el mismo patrón que la Policía Estatal y la Fiscalía han usado para incriminarles: fabricación de pruebas y detenciones arbitrarias e irregulares sin órdenes de aprehensión.

Asimismo aseguran que fue un acto de revanchismo por parte de las autoridades, pues unas horas antes la comunidad sostenía una Asamblea en el campamento del pozo para acordar acciones de denuncia ante el incumplimiento de los acuerdos de la CEA y la escasez de agua en la comunidad.

En esa Asamblea participaba la madre de Venancio, Paula López, quien es una de las figuras más activas en la defensa de los recursos naturales del pueblo hñöhñö, integrante del Concejo Autónomo de Gobierno de la comunidad, e impulsora del reconocimiento jurídico de la autonomía y las estructuras de autogobierno en Santiago Mexquititlán.

“En la asamblea estaba Paula, y nos habíamos reunido porque un señor supuestamente vino a reclamar la pipa que contrató la CEA, pero no traía ningún papel u orden, entonces nos negamos a eso, yo creo por eso el mal gobierno quiere revancha”, añade una de las integrantes del Concejo Autónomo.

Para las integrantes del Concejo Autónomo, así como para quienes participan activamente en las asambleas comunitarias, el gobierno del estado ha hecho de las detenciones arbitrarias un modus operandi para desinhibir la protesta social y desestructurar la organización del pueblo.

“Han comprado compañeros, han detenido a varios, no solo aquí en Santiago, veamos lo que pasó con el maestro Jero y con Rogelio allá en la capital, a la detención de Jacinta, Teresa y Alberta. El gobierno lo que quiere es que nos dejemos de organizar, pero no vamos a parar: la lucha es por la autonomía” declaran.

El testimonio hace referencia a las detenciones ocurridas el pasado 14 de julio en la capital del estado, y también al caso de las tres mujeres hñöhñös que fueron injustamente encarceladas por más de 3 años tras supuestamente secuestrar a agentes de la extinta Agencia Federal de Investigación en 2006.

Hasta el momento la comunidad se está manifestando en la FGE de San Juan del Río en exigencia de la libertad de su compañero, a lo que funcionarios de esta dependencia han respondido con empujones y hostigamiento en contra de las y los manifestantes.

Después de que la comunidad se manifestara en la FGE de San Juan del Río, y tras una serie de agresiones por parte de funcionarios a familiares del detenido, que culminaron en la detención de cuatro personas más, Venancio y su familia fueron puestos en libertad.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Fiscalía del Estado minutos después de la liberación de Venancio, el proceso en su contra sigue abierto; sin embargo, no detalla más información respecto a las irregularidades procesales al momento de la detención y la represión hacia sus familiares.

Periodista independiente radicado en la ciudad de Querétaro. Creo en las historias que permiten abrir espacios de reflexión, discusión y construcción colectiva, con la convicción de que otros mundos son posibles si los construimos desde abajo.

Relacionado