Pie de Página cosecha dos Premios Nacionales de Periodismo 2019

29 noviembre, 2020

Con la serie de Yumanos, Pie de Página obtuvo el Premio Nacional de Periodismo en investigación, que dedicaron a los pueblos originarios de Baja California. Además, Daniela Pastrana obtuvo el premio de opinión, que dedicó a las jóvenes que luchan por sus derechos

Por Periodistas de a Pie

Yumanos, los indios más olvidados de México obtuvo el premio a mejor cobertura multiformato y #MeToo y el feminismo antes de Twitter, escrito por Daniela Pastrana, fue reconocido como la mejor columna de opinión.

Dentro de la categoría de periodismo de investigación,  Diana Manzo, quien colabora con la Red de Periodistas de a Pie, recibió una mención honorífica por “Energía limpia, contratos sucios” trabajo que realizó en equipo con Connectas.

Este es parte del discurso con el que Ignacio de Alba recibió el primer galardón: 

«Lo primero que tengo que decir es que este trabajo no sería posible sin la colaboración de muchísimas personas.  Tengo que agradecer especialmente a mis compañeros Ximena Natera, Celia Guerrero, Antonio Aguilar, María Fernanda Ruíz, Duilio Rodríguez, Mónica González, Akire Huauhtli, Fernando Santillán y Adriana Tienda. Y desde luego a Daniela Pastrana, que tuvo el amor y la paciencia para coordinar y llevar a buen puerto la investigación. Este trabajo también pudo realizarse gracias a todas las personas que hacen posible Pie de Página».

«El premio lo dedicamos todos los pueblos originarios de la Baja California, quienes viven y luchan para que su identidad, sus formas de organización y sus aspiraciones sean reconocidas por el Estado, O sea, no solo por el gobierno si no por todos nosotros, ciudadanos y las autoridades.

Debemos entender que la construcción de la identidad mexicana tiene una deuda con ellos. Y en general con los pueblos originarios. Hoy solo quedan unos 2 mil indios yumanos, todos ellos en grave peligro de desaparecer. Cuando viajamos por la Baja California los Cucapá, Kumiai, Kiliwa, Pai ipai, Ku ´ahl y cochimí nos aseguraron que fueron borrados de la historia oficial de forma intensional. Fue unánime el reclamo que hicieron, al mismo tiempo que no son reconocidos, sus recursos son amenazados por proyectos extractivos. No es fortuito que los hombres más ricos del país (Carlos Slim, Germán Larrea, Ricardo Salinas Pliego y Alberto Baillères) tienen intereses mineros o energéticos en toda la península de Baja California.

Solo por dar un ejemplo todo el Ejido Kiliwa, ha sido concesionado a empresas de Slim. Igual sucede con empresas de energía como la española Iberdrola, que tiene como asesor al expresidente Felipe Calderón. A eso se agregan los proyectos, como parques eólicos. En el algún momento, cuando le preguntamos a la líder Kumiai, Norma Meza, qué cree que amenaza a su pueblo, respondió llanamente: Lo mexicano. Así que este trabajo es también una autoreflexion y una oportunidad de replantearnos qué queremos ser los mexicanos. Hay que dejar de ver a los pueblos originarios en el pasado, sólo si los pensamos en el futuro les damos la posibilidad de sobrevivir».

Por su parte Daniela Pastrana resaltó que su columna intenta exponer que el movimiento #Metoo no es un pleito entre mujeres ni exclusivamente contra los hombres, es en contra de un sistema patriarcal que «aún en el Siglo XXI mantiene las condiciones de vulnerabilidad y desigualdad, principalmente para las mujeres». 

“Dedico este premio a mi hija adolescente y todas las mujeres de su generación, quienes nos están dando grandes lecciones. A pesar del contexto adverso, no se cansan, a pesar de tanto, ellas están intentando encontrar su propio camino», dijo.

Destacó que recibía el premio en compañia de su madre y de sus hijos: «que son el mejor regalo que me he dado en la vida. Y digo que me he dado porque yo elegí tenerlos. Y eso, la maternidad elegida, es un derecho de las mujeres por el que tenemos que pelear todas las mujeres y todos los hombres del mundo».

Diana Manzo también dedicó su mención honorífica a sus hijas y a la colega fotoperiodista María del Sol Cruz,  asesinada en Oaxaca en 2018 y a todas y todos los periodistas que han sido asesinados por realizar su labor. Incluyó también a defensoras y defensores ambientales y a su tierra, Oaxaca. 

Por su parte, Paula Mónaco y Wendy Selene, también colaboradoras y aliadas de Pie de Página, recibieron el Premio en la categoría crónica por su trabajo de los jornaleros forenses y apelan a que siga la apertura de espacios en medios para hablar sobre buscadores de personas.

El premio a la trayectoria Periodística fue para Alma Guillermoprieto, maestra de la Red de Periodistas de a Pie.

La presidenta del jurado, Soledad Jarquín Edgar, destacó que es la primera vez que en este premio hay un mayor número de mujeres ganadoras, al tiempo que explicó que cada uno de los 17 integrantes del jurado leyó aproximadamente entre 400 y 450 trabajos en una primera etapa de tres categorías diferentes

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado