Pemex suma un nuevo yacimiento “gigante” a sus reservas

19 marzo, 2021

En Tabasco se descubrió un nuevo campo de hidrocarburos que contiene un potencial importante en reservas de gas y crudo. El hallazgo refuerza la política energética del actual gobierno y reduce la caída de producción en Pemex

Texto: Alberto Nájar

Foto: Petróleos Mexicanos 

CIUDAD DE MÉXICO.- Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció el descubrimiento de un nuevo yacimiento de hidrocarburos en Tabasco, que contiene reservas potenciales de hasta 600 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Según el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, es el tercer campo “gigante” localizado en lo que va del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En este caso se trata, fundamentalmente, de un manto de gas lo cual permitirá reducir, al finalizar el sexenio, la dependencia de México a las importaciones de gas natural.

Las previsiones indican que el yacimiento producirá en dos años un promedio de mil 349 millones de pies cúbicos de gas por día.

“La producción futura de gas es muy alentadora debido a que los nuevos descubrimientos poseen abundante gas asociado al crudo”, señala el director de Pemex

“Se estima tener un incremento aproximado de cuatro mil 287 millones de pies cúbicos de gas por día a fines del 2023, lo que podría representar alrededor del 60% del gas que se consumirá en esas fechas en el país”.

El nuevo campo, llamado Dzimpona 1, se encuentra cerca de otros recientemente explorados y que podrían aportar, en conjunto, cerca de mil 800 millones de barriles de petróleo crudo asociado a las reservas nacionales de hidrocarburos.

De hecho, el descubrimiento puede dar paso a la creación de un nuevo complejo petrolero en el país que se llamaría General Francisco J. Múgica, un militar que tuvo un papel activo en el proceso de la expropiación petrolera al lado del presidente Lázaro Cárdenas.

La creación de un complejo similar no había ocurrido en décadas. De hecho, la última incorporación de un manto gigante ocurrió en 1990 con el campo Zaap.

Autosuficiencia, la meta

El nuevo yacimiento fue anunciado este jueves durante la conmemoración del aniversario 83 de la expropiación petrolera.

El presidente López Obrador recordó la estrategia de su gobierno en materia de hidrocarburos: reducir la exportación de crudo y destinar la extracción para su refinación en el país.

“Esta nueva política significa no extraer más petróleo que el indispensable para cubrir la demanda de combustibles del mercado interno”, insistió.

La meta es reponer las reservas probadas de hidrocarburos, que se redujeron dramáticamente en los últimos años.

“La reserva probada había tenido una declinación sostenida desde el año 2006, disminuyendo de 16 mil millones a siete mil millones de barriles en enero de 2019” explica Romero Oropeza.

La caída fue por la sobre explotación de los yacimientos, y la decisión de los últimos dos gobiernos de reducir al máximo la inversión pública en la exploración de nuevos campos.

De hecho, la apuesta de Felipe Calderón, y que se mantuvo en el período de Enrique Peña Nieto, fue privilegiar la exploración en aguas profundas.

Muchas de las concesiones de explotación que se entregaron desde entonces, especialmente tras la aprobación de la Reforma Energética en 2013 tuvieron ese propósito.

Los resultados fueron escasos. Durante 18 años se destinó “casi la mitad de la inversión de exploración a proyectos de aguas profundas sin que a la fecha se haya obtenido una gota de aceite”, recuerda el director de Pemex.

En cambio, la estrategia del actual gobierno aumentó los recursos públicos para la exploración en tierra y aguas someras donde Pemex tiene el mayor registro de reservas potenciales.

La exploración en estas zonas es por lo menos diez veces más barata que en aguas profundas, y el costo de explotar los campos encontrados en tierra o las costas es infinitamente menor al de los yacimientos en aguas profundas.

Por ejemplo, empresas estadounidenses como Jack/St Malo gastaron 12 mil millones de dólares para buscar yacimientos en el Golfo de México.

Tuvieron éxito… después de once años de explorar e invertir dinero.

No es el caso de Pemex. Desde 2018 la empresa productiva del Estado ha descubierto tres campos gigantes de petróleo:

El Ixachi en Tierra Blanca, Veracruz, con reservas probadas de un millón 300 mil barriles; el campo Quesqui con un volumen de por lo menos 920 millones y el actual, Dzimpona 1, anunciado este 8 de marzo.

Productor para México y Centroamérica de la cadena británica BBC World Service.
Periodista especializado en cobertura de temas sociales como narcotráfico, migración y trata de personas. Editor de En el Camino y presidente de la Red de Periodistas de a Pie.

Relacionado