“Paola, aún nos faltan batallas que ganar, pero hoy celebramos”

1 octubre, 2021

Una placa con el nombre de Paola Buenrostro desafía al olvido en Puente de Alvarado.

La activista Kenya Cuevas logró que la Fiscalía de la Ciudad de México se disculpara este jueves por violentar los derechos de Paola Buenrostro y no investigar su transfeminicidio con perspectiva de género y la debida diligencia. Este viernes se inauguró la primera clínica especializada para personas trans

Texto: Daliri Oropeza y María Ruiz

Fotos: María Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO.- Paola Buenrostro fue asesinada en la calle Puente de Alvarado mientras trabajaba. Su compañera y mejor amiga Kenya Cuevas la vio morir. Desde entonces Kenya lucha para que el transfeminicidio de Paola no quede impune. Cinco años después el transfeminicida sigue prófugo. 

En respuesta a la recomendación 2/2019 emitida por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) este jueves la Fiscalía de la Ciudad de México realizó una disculpa pública a Paola Buenrostro y Kenya Cuevas por las violaciones de derechos humanos que funcionarios de esta instancia ejercieron contra ambas.

Bajo una carpa blanca, en el lugar donde asesinaron a Paola y que Kenya ha resignificado, volviéndolo un punto de encuentro y de memoria, la fiscal Ernestina Godoy se disculpó reconociendo los errores, los actos discriminatorios y la ausencia de perspectiva de género en la investigación del transfeminicidio de Paola.

Trabajadoras sexuales trans, integrantes de organizaciones, habitantes de la Casa de las Muñecas Tiresias y del Albergue Paola Buenrostro asistieron a la disculpa pública portando orgullosas y orgulloses la bandera trans*.

“¡Se ve, se siente, Paola está presente!, ¡Se ve, se siente, Paola está presente!”, gritaban las trabajadoras sexuales al momento en el que a la fiscal Godoy le tocó subir al púlpito: 

“Saludo con mucho respeto a todo el presidium pero sobre todo a Kenya. Agradezco la presencia de todas, todos, todes. […] Hoy honramos la memoria de Paola Buenrostro, mujer transgénero de 24 años de edad, originaria de Chiapas. Quienes conocieron a Paola la recuerdan como una persona sensible, sincera, generosa, llena de vida y de sueños. A ella nuestro más respetuoso recuerdo. El día de hoy la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México reconoce públicamente los actos de agravio cometidos en contra de Paola Buenrostro y Kenya Cuevas”, exclamó la Fiscal.

Seguido nombró las razones de la disculpa:

-Se violentó el derecho a la identidad de género, a la igualdad y no discriminación. A la vida privada, personalidad jurídica y al libre desarrollo de la personalidad consistente en la negativa de reconocer la identidad de género de Paola Buenrostro y Kenya Cuevas.

-Se incumplió con la responsabilidad de investigar con perspectiva de género y debida diligencia reforzada en transfeminicidio.

-Existió negligencia para formular la imputación dentro de la audiencia inicial, en el levantamiento de indicios, en la cadena de custodia y en la negativa de reconocer a Kenya Cuevas como víctima indirecta del delito para brindar medidas de protección para Kenya.

-Se realizaron actos de violencia institucional en contra de Kenya, lo que derivó en afectaciones psicológicas por el trato indigno de la entrega del cuerpo de Paola.

-Obstaculización para ofrecer pruebas.

-Paola fue revictimizada por una actuación negligente, discriminatoria y carente de empatía del personal que era responsable de procurar justicia. Los encargados de investigar el transfeminicidio incurrieron en omisiones, errores y negligencias que permitieron que el homicida quedara en libertad. Y se pusiera en riesgo la vida de la única testigo.

-Se negaron a reconocer a las víctimas como mujeres trans.

-Falta de reconocimiento de los nombres e identidades de Paola Buenrostro y Kenya Cuevas, violentando su derecho a ser reconocidas como mujeres trans. 

Y finalizó con una promesa:

“Les debemos justicia y la detención y presentación del homicida ante la autoridad judicial es nuestra responsabilidad y no descansaremos hasta el fin de la impunidad de este crimen de odio».

El camino que abrió Paola Buenrostro

En los últimos cinco años, 257 mujeres trans han sido asesinadas en México, y al menos 18 en la capital del país, de acuerdo con un conteo de la publicación especializada Letra S. El de Paola Buenrostro es primer transfeminicidio que reconocen las autoridades en Ciudad de México.

El asesinato de Paola también abrió el camino para la visibilización de las mujeres trans en la capital y la lucha por sus derechos. 

El Congreso de la Ciudad de México prepara un paquete de reformas enfocadas en el reconocimiento y tipificación del transfeminicidio. Es resultado del trabajo de organizaciones que coescribieron la iniciativa, que presentaran el 5 de octubre.

Se pretende que la reforma sea conocida como la “Ley Paola Buenrostro”.

Asimismo, este viernes, será inaugurada la primera clínica integral especializada en atención a personas trans en Ciudad de México.

Kenya agradece el amor que sus amigas y compañeras trabajadoras sexuales le expresan durante el evento. Develación de la placa en memoria de Paola Buenrostro. Ésta será colocada en Puente de Alvarado.

“El parteaguas de la lucha trans es Paola”

La esperanza que tiene Kenya para luchar por la justicia de su amiga Paola Buenrostro es un mundo mejor, “un mundo donde todas podamos ser parte de esta sociedad. Ha sido con mucho trabajo. Tú me estás viendo en esta entrevista. Porque ves a las chicas que viven en calle y llegan sucias, sin ilusiones, devastadas por las drogas y que llegan a un proceso de casa-hogar Paola Buenrostro, pues sus cambios, su manera de autogestionarse, de cuidarse, de ir volviendo a tener estas herramientas y estos hábitos y cuando te dan un gracias pues se van llenando mi corazón”.

Kenya Citlali Cuevas destaca el peso histórico del perdón de las autoridades hacia ella y a su amiga Paola Buenrostro. 

“Es un gran paso que hemos marcado muy claro la historia en la lucha desde el momento que mataron a Paola, desde ahí salimos las mujeres trans de todos lados, de ahí creo que nos empezamos a visibilizar porque vivíamos invisibles dentro de un colectivo. El parteaguas de toda la historia y de la lucha ha sido Paola: para que ahora las mujeres trans estemos en la política, estemos en las agendas políticas, económicas, empresariales y académicas”.

Desde la perspectiva de Kenya Cuevas, titular de Casa de las Muñecas Tiresias, si ellas desde la amistad y desde el activismo no hubiesen impulsado la búsqueda de justicia, la petición de perdón y la primera Unidad de Transfeminicidio del país.

Durante la disculpa pública les y las asistentes ondearon banderines de papel de china hechos con los colores de la bandera trans*.

Son  50 mujeres que colaboran en la estructura de la organización La Casa de las Muñecas Tiresias. “Estamos en chinga todo el tiempo”., describe Kenya.

En entrevista con Pie de Página, Kenya relata: “Al principio fue muy frustrante, porque tuve negativa por todas las autoridades, como lo hacen en todos los casos. No hubo un acompañamiento por parte de la fiscalía, ni un reconocimiento de Paola Buenrostro como víctima, ni reconocimiento de la identidad”. 

Cuando presentaron la carpeta de investigación al juez de control, no tenía ningún requerimiento por parte del Ministerio, ninguna investigación, ni de balística ni de necropsia, “no tenía absolutamente nada”, dice la activista. El juez no encontró argumentos para procesar. 

Así fue como quedó en libertad el presunto responsable del asesinato de Paola Bunrostro, por las fallas en la investigación.

“Cuando lo dejan en libertad decidimos pedir el cuerpo. También fue una negativa muy tajante. Me decían: ‘no te la vamos a dar, porque no eres familiar’. Entonces todo eso me dio mucho enojo, mucha contención, mucha frustración. Lo único que hicimos fue gritar en las calles con el cuerpo de Paola”.

Kenya Cuevas durante su participación en la disculpa pública. Retrato de Paola Buenrostro

Este proceso, sin embargo, llevó a Kenya a luchar desde cero por visibilizar los derechos de las trabajadoras sexuales, y a combatir las violencias que enfrentan las mujeres trans al ejercer el trabajo sexual.
Desde su perspectiva, eso ha provocado cierta visibilidad importante dentro de las instituciones sobre las trabajadoras sexuales trans.

De hecho, La Casa de las Muñecas Tiresias se constituye un 2 de Abril de 2018 con la denuncia a la Comisión de Derechos Humanos por las violaciones a derechos que vivieron como grupo organizado  por parte del Ministerio Público, por impulsar la justicia en el caso de Paola como víctima directa y Kenya como víctima indirecta. 

Y esa denuncia quedó parada más de tres años. Hasta que Kenya habló personalmente con la titular de la CNDH. Kenya lo describe:

“Llegué directamente con la presidenta. Logré que esa queja saliera de la congeladora y la coloco en la Cuarta Visitaduría donde ya se hace una investigación y se llega a una recomendación. En esta recomendación implican seis puntos recomendatorios muy claros, uno de ellos, en el segundo, indica que hay una reparación, una disculpa pública por la violación a derechos humanos”. 

Y así, en un proceso de reflexión, Kenya asegura: “En México, a las víctimas no se les acompaña, se les victimiza y se les abandona en el  proceso”. 

Asegura que con el 60% de todos los puntos recomendatorios llegaron a la disculpa pública.

“Es un acto solemne muy muy importante para la comunidad trans y que ejercen trabajo sexual. Es reconocimiento a una violación a derechos que tiene la Fiscalía sistemáticamente, pero que también está haciendo acciones que a través de lucha la Casa de las Muñecas pues hemos logrado estos cambios estructurales dentro de la Fiscalía, que realmente seamos escuchadas como cualquier otro ciudadano que paga impuestos”.

Las amigas y compañeras trabajadoras sexuales de Paola y Kenya presentaron diversos performances como homenaje a su amiga.

Kenya denuncia en entrevista que la Fiscalía, una institución que debería otorgar justicia, ha sido “homofóbica, transfóbica y lesbofóbico históricamente”; pero gracias al acompañamiento que han dado desde la Casa de Muñecas Tiresias y otras, han logrado que se reconozca a la familias alternas y elegidas por ellas mismas, otro de los problemas que tuvieron con Paola Buenrostro.

Además de las disculpas, este viernes develaron en la calle Juan Aldama una placa en memoria de Paola Buenrostro.

“La revelación de la placa de Paola es de suma importancia histórica, pues es transformar un cuadrante con tan mala reputación, ¿no? Que históricamente sabemos que uno de los primeros agresores es la Secretaría de Atención Ciudadana”.

Para Kenya como titular de  de las Muñecas Tiresias, esto es un paso histórico en la lucha por los derechos de las trabajadoras sexuales trans, que a su parecer, han sido las más abandonadas.

“Es histórico. Es un momento clave de la lucha. Hemos demostrado que en tan poco tiempo las mujeres trans nos hemos colocado en donde siempre han estado las personas de la diversidad sexual y que nosotras siempre quedamos abandonadas”.

«Nuestra venganza es que seamos felices»

Durante la disculpa Kenya leyó una carta que escribió para Paola: 

“Lo que parecía un hecho incuestionable dio un revés en la historia. Tu agresor fue liberado por falta de pruebas. Nuestros testimonios, desestimados; así como nuestra identidad, cuestionada. En aquel recinto de gobierno llamado ministerio público, donde nos condenaron a luchar y a resistir. Porque en estos cinco años tu memoria ha resistido conmigo. El día de hoy deposito parte de esa memoria en este lugar donde perdiste la vida. Aconteció que en este lugar, donde hay una placa con tu nombre esperando ser colocada; desafiando al olvido que encontró un límite con tu muerte, motor de indignación que nos llevó a cerrar una avenida con tu cuerpo en un ataúd; porque en medio de esa incertidumbre llegaron tus hermanas, te abrazamos. Llegó esa comunidad que te cargó en medio de la avenida de los Insurgentes, para protestar por la liberación de tu agresor, que dijo que tú sola te habías disparado… 

“Los crímenes de odio en contra de las mujeres trans son una realidad que ya no podrá ser negada porque tu muerte ha sombreado esperanza a nosotras las mujeres trans. Con ella nos hemos vuelto visibles ante la sociedad, ante el gobierno. Poco a poco hemos sido reconocidas y abrazadas, todo aquello gracias a la historia de lucha que comenzó con tu muerte y que ha tomado dimensión con aquel refugio que lleva tu nombre: Casa Hogar Paola Buenrostro. Paola, aún nos faltan batallas que ganar pero el día de hoy nos encontramos aquí celebrando y haciendo historia. Con toda seguridad te digo que nuestra venganza es… que seamos felices”.

Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Botas llenas de Tierra. Tejedora de relatos. Narro sublevaciones, grietas, sanaciones, Pueblos. #CaminamosPreguntando De oficio, periodista. Maestra en Comunicación y cambio social. #Edición #Crónica #Foto #Investigación

Relacionado