Leyendo:
Once días de filtraciones sobre violencia sexual de la policía

Las filtraciones de información, datos personales y videos por parte de la procuraduría capitalina opacan la denuncia a cuatro elementos de la policía de la Ciudad de México por violación a una menor de edad, lo cual evidencia grandes fallas del sistema de justicia

Texto y fotos: María Ruiz

Ulises Lara López, vocero de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México, informó que “el momento, circunstancias, lugar y hechos, no coinciden con lo declarado” por la joven de 17 años que denunció a policías de Azcapozalco por agresiones sexuales.

Esto lo anunció en conferencia un día antes de la protesta nacional convocada por mujeres por la justicia con diamantina, y después de 11 días de constantes filtraciones que opacaron el caso.

La segunda semana de agosto comenzó todo. Una noticia desató la furia entre las mujeres de esta ciudad: una adolescente denunció haber sido violada por cuatro elementos de la policía en la delegación Azcapotzalco, según la nota del diario Excélsior.

Tres días después, se conoció otra violación: Publimetro publicó que un elemento de seguridad de la policía bancaria violó a una menor dentro de las instalaciones del Museo Archivo de Fotografía (MAF), en el mismo mes, dos adolescentes habían sido violadas por policías.

El policía acusado de abusar sexualmente de una becaria del MAF fue detenido; en cambio, la investigación de la violación en Azcapotzalco se tornó confusa por contradicciones resultado de filtraciones a medios de comunicación y declaraciones de la procuraduría.

Aquí realizamos una cronología de cómo han sido los hechos, las contradicciones de la Procuraduría y las filtraciones que opacan el caso:

Cronología

Comenzó con la publicación de Excélsior del 06 de agosto, que incluyó la declaración de la joven y datos de la investigación, ésta fue la primera filtración en medios. La nota incluyó los siguientes datos:

  • La víctima elaboró retratos hablados de dos agresores.
  • La Fiscalía de Delitos Sexuales proporcionó imágenes de los agentes que a la hora del delito patrullaron la zona.
  • Los cuatro elementos de la SSC fueron identificados
  • A la joven le practicaron exámenes médicos y sicológicos y confirmaron agresión sexual.
  • Un familiar denunció al 911 el delito

El 07 de agosto comenzó la presión social con la invitación a la manifestación contra la violencia sexual policíaca que se realizó el lunes 12 de agosto de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México a la PGJCDMX.

El 08 de agosto la procuraduría publicó un comunicado oficial sobre la situación donde mencionó estar investigando a elementos de la SSC.

Ese mismo día, Excélsior publicó que los policías denunciados podrían quedar libres a falta de imputación directa, según una declaración de la procuradora Ernestina Godoy después de la reunión de gabinete de seguridad. 

La citan así: “Seguramente si no hay una imputación directa y no tenemos la posibilidad de integrar la carpeta con lo que tenemos para poder hacer una imputación van a tener que regresar a su trabajo, no vamos a fabricar culpables”.

Al siguiente día se publicó en Publímetro la noticia de que otro policía, en este caso de la policía bancaria, abusó sexualmente de una adolescente, esta vez dentro de las instalaciones del Museo Archivo de Fotografía.  El elemento de seguridad fue detenido.

Durante el 09 de agosto, en distintos momentos, autoridades de la procuraduría y la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, compartieron información contradictoria respecto a la investigación de la violación en Azcapotzalco.

El primero fue el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta. El funcionario declaró que los sospechosos continuaban con sus labores; más tarde Sheinbaum lo contradijo diciendo que los policías estaban suspendidos.

Ulises Lara, vocero de la procuraduría, reconoció que la dependencia filtró la información del caso y que la familia de la adolescente perdió confianza por lo que detuvo su denuncia.

Foto: María Ruiz/ Manifestación en la PGJCDMX contra violencia sexual a las mujeres

Las protestas

Colectivas feministas de la Ciudad de México convocaron a una manifestación para exigir justicia contra la violencia sexual. La manifestación comenzó en la SSC donde Jesús Orta fue bañado en diamantina rosa y terminó en la procuraduría donde rompieron las puertas de vidrio y reclamaron a las autoridades debidas diligencias en las investigaciones y el cese de la revictimización.

“Es impresionante que digan que hay disposición para ser santuario de las mujeres pero siguen con las mismas prácticas, lo que están viendo hoy es el hartazgo porque en las noticias seguimos viendo que asesinan mujeres” declaró Araceli Osorio, madre de Lesvy Berlín, entre los vidrios rotos de la puerta del búnker.

La reacción inmediata a las acciones anarquistas de activistas, tanto de la Procuradora Ernestina Godoy, como de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, fue tacharlas de provocaciones.

Ernestina Godoy publicó en su cuenta de Twitter que se abriría carpeta de investigación. La respuesta de los grupos feministas de la Ciudad de México fue recordar que de nuevo, la autoridad antepuso a los edificios y monumentos antes que la vida de las mujeres.

La declaración de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum sobre la manifestación, a la que también definió como provocación, desató cientos de comentarios en su contra y otros tantos que explicaron la causa de las pintas y los vidrios rotos.

Estas reacciones hicieron que Sheinbaum publicara un video donde declaró que seis policías habían sido detenidos, que no habría impunidad pero tampoco fabricación de culpables y enumeró todas las acciones que su gobierno ha hecho para eliminar la violencia a las mujeres.

El 13 de agosto, en la columna Bajo Reserva del El Universal, trascendió que “perredistas y ex funcionarios de la anterior administración fueron identificados por las autoridades como organizadores de la protesta, incluyendo las agresiones contra las instalaciones”.

En conferencia de prensa, medios cuestionaron al vocero de la PGJCDMX sobre lo publicado en El Universal. El vocero de la dependencia, Ulises Lara dijo que sí habían identificado a militantes de otros partidos pero que esa no era razón suficiente para criminalizarles y que la carpeta de investigación se abrió sólo por daños a propiedad privada.

En cuanto al caso, Lara declaró que  se puso a disposición de la CNDHDF la investigación y que no había avances.

Ese mismo día, colectivas feministas convocaron a una manifestación el 16 de agosto en una en la Glorieta de Insurgentes, para de nuevo exigir justicia. Convocaron a llevar diamantina rosa, nuevo símbolo de protestas contra la violencia sexual, después de que se viralizara el video donde se ve como rocían de diamantina rosa al Secretario de la SSC, Jesús Orta.

El 14 de agosto el gobierno de la Ciudad de México convocó a un diálogo público sobre justicia para las mujeres donde estuvieron la académica Martha Lamas, la procuradora Ernestina Godoy, Nashieli Ramírez presidenta de la CNDH CDMX y las organizaciones Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, Elige, Católicas por el derecho a decidir, Justicia pro persona, la Red Nacional de Refugios para las Mujeres, entre otras.

Tanto funcionarias como activistas, se dedicaron a recordar las acciones que el Gobierno de la Ciudad de México realizó a favor de la protección de las mujeres en lo que va del año, la mayoría se declaró en contra de la violencia en manifestaciones.

María de la Luz Estrada del Observatorio Ciudadano de Feminicidios recordó:

“El año pasado según el secretariado del sistema de seguridad, en la Ciudad de México fueron asesinadas 167 mujeres, solo del 25 por ciento iniciaron investigaciones como feminicidio. Seguimos viendo grandes fallas en investigación criminal. En el tema de la violencia sexual, tenemos 369 casos. Si bien en los ocho meses de gobierno hemos visto que se han anunciado diversas iniciativas para la prevención, poco sabemos las organizaciones de cómo van los avances”

MAría de la Luz Estrada OCNF

La representante del OCNF pidió se haga una mesa de información para las organizaciones y se den datos sobre qué ha pasado con prometida Fiscalía Especializada en Feminicidio, de la cual hasta ahora se sabe poco. Para sobretodo dejar de actuar solo en coyunturas.

Anayeli Pérez de Justicia Pro Persona recordó la petición de activar la Alerta de Género en la Ciudad de México: “Necesitamos ese plan donde el gobierno tenga claridad sobre qué va a implementar, en cuánto tiempo y cuáles van a ser los indicadores para medir qué funciona y qué no”.

Al finalizar la mesa de diálogo convocada por Sheinbaum, Ernestina Godoy declaró que durante la administración actual fueron denunciados 11 policías, auxiliares y de la policía bancaria, por abuso sexual. La procuradora también informó que están revisando quién tuvo acceso a la carpeta de investigación de la denuncia en Azcapotzalco para poder reconocer al responsable o responsables de las filtraciones.

Durante el 14 de agosto Excélsior volvió a publicar una nota sobre otra denuncia a un mando de la SSC acusado de abusar sexualmente de una mujer policía.

La noche de ese miércoles Denisse Maerker publicó en su programa En Punto algunos videos de la denuncia, argumentan que los consiguieron de cámaras de seguridad particulares. Al final, la conductora dice:

“Nosotros no vamos a sacar conclusiones, además como usted ve ese poste en particular nos impide ver qué sucede en el zaguán, sin embargo, a partir de estas imágenes podríamos concluir, pero no lo vamos a hacer, que hay contradicciones entre los dichos de la joven y lo que se aprecia en los videos”.

Ante la publicación de Maerker que pone en duda la denuncia de la joven, feministas contestaron en Twitter con una oleada colectiva de tuits: “las protestas se tratan de todas las veces que la policía violentó mujeres en México, intentan deslegitimar un caso pero no pueden borrar todos”.

Por la mañana del jueves, el Universal publicó, sin especificar la fuente exacta de su información, que el médico legista que atendió a la adolescente no aplicó el protocolo hasta tres días después.

La última actualización de la procuraduría fue ese mismo día donde contradijo la publicación de El Universal: declararon que actuaron de manera inmediata y que hasta el momento, según sus investigaciones, la declaración de la joven no coincidía con las pruebas.

Foto: María Ruiz/ Manifestación en la PGJCDMX contra violencia sexual a las mujeres

El peso de las filtraciones

La abogada Sayuri Herrera explicó a Pie de Página por qué las filtraciones de la carpeta de investigación son dañinas a las víctimas y a la investigación:

“Primero porque no se ha establecido cuál es la verdad jurídica sobre los hechos que se denunciaron; segundo porque se puede, a partir de filtraciones sobre las diligencias que se harán, si se filtra su nombre o imagen, que la persona denunciada se evada o esconda y su captura se demore”.

Las filtraciones dificultan el acceso a la justicia para las víctimas. Sayuri Herrera menciona que además de poner en riesgo a las víctimas, las filtraciones pueden dar pie a que denunciados eliminen pruebas o se den a la fuga.

Para identificar cómo se dan las filtraciones hay que pensar en quiénes tienen acceso a las carpetas de investigación. La abogada explica cuántas personas tienen acceso a este documento:

“Muchas veces las filtraciones vienen del propio personal de la Procuraduría, a veces de los encargados de la carpeta, a veces peritos que tuvieron acceso o a veces policías de investigación que pueden acceder a ellas. A veces, se filtra la información a partir de contactos e incluso se vende”.

Ante esto la abogada feminista reflexiona sobre el reto como abogada de cuidar que no se den filtraciones y recuerda que la autoridad tiene una responsabilidad jurídica y los periodistas un deber ético:

“Entendemos que quienes trabajan en el periodismo buscan la información para dar la nota pero creo que hay que tener un cuidado y un conocimiento de que hay ciertas notas que es mejor no revelar, si bien tienes una primicia, no consideran que se puede perjudicar el acceso a la justicia y a la verdad de las víctimas” explica Herrera.

La protesta de la diamantina rosa

Este viernes Colectivas Feministas de la Ciudad de México convocaron a una manifestación con brillantina rosa en la Glorieta de Insurgentes para exigir el esclarecimiento de abusos por parte del Sistema Judicial.

En una carta dirigida a la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, a la Procuradora General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, al Secretario de la SSC, Jesús Orta Martínez y a la Fiscal Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales, María Concepción Prado, las feministas explicaron sus razones para manifestarse e incluyeron trece peticiones.

Ante la falta de respuesta del Estado a todas esas violencias sexuales ejercidas desde el poder judicial, las filtraciones de información desde la PGJCDMX y la criminalización de las protestas por autoridades y algunos medios de comunicación solicitan la sanción a quién filtre información de víctimas, la activación de la Alerta de Género en la CDMX y la retractación de la criminalización a la protesta social.

En la misma carta las organizadoras de la manifestación se deslindaron de pertenecer a partidos políticos o corrientes religiosas.

Consulta nuestra cobertura:

Mujeres exigen seguridad y Sheinbaum les llama provocadoras

Propone Sheinbaum diálogo a mujeres; le piden plan de acción

Segob niega alerta de género para CDMX

Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Escribe las palabras a buscar.