Nueva filmación en área natural protegida divide a pobladores de Xochimilco

6 enero, 2020

Activistas y vecinos de Xochimilco intentaron clausurar simbólicamente el set de grabaciones de la serie Mexica, producida por Steven Spielberg y que se realiza en un área natural protegida de San Gregorio Atlapulco. Los ejidatarios que aprobaron la grabación -con la anuencia del gobierno de la ciudad- aseguran que el dinero ayuda a promover la zona

Texto y Fotos: Arturo Contreras Camero

En la pluma de de la entrada de Puente de Urrutia al ejido de San Gregorio, en Xochimilco, dos grupos se insultan, se lanzan piedras, algunos empujones. De un lado están los ejidatarios, que no quieren dejar pasar a los activistas, que se amontonan del otro lado.

Los activistas habían convocado a otros colectivos y grupos ciudadanos de la demarcación a hacer un cierre simbólico del set de grabación de la serie Mexica. Su principal queja es que la grabación “arrasará” el lugar, catalogado como Área Natural Protegida.

“¡Vendetierras!”, grita alguien del lado de los activistas, entre los que hay media centena de ciclistas, otros tantos a pie y hasta un grupo de jaraneros. La idea, según dijo después del borlote Hortensia Telésforo, una de las convocantes a la clausura, era hacer un paseo pacífico, para que la gente pudiera ver. Era una marcha pacífica. 

Los ejidatarios, un grupo de menos de 30 personas, entre su mayoría hombres que trabajan los campos, reclaman que tanta gente solo pudo haber venido acarreada, que no son vecinos de Xochimilco. 

Hortensia lanzó la convocatoria en redes sociales, y otros grupos acudieron al llamado. Entre ellos un grupo de ciclistas que suele hacer recorridos por estas zonas de la ciudad. “Muchos no nos conocíamos, y nos venimos a encontrar aquí, ninguno esperábamos nada de esto”. 

Ante la negativa de los ejidatarios de dar el paso, la escena se empezó a tensar. “Son unos traidores, esto es por sus hijos y sus tierras. ¡Somos xochimilcas, y también tenemos derecho!”, decían de un lado. “Si tanto interés, dónde estuvieron cuando vino el Cártel de Tláhuac, o cuando nos vinieron a tirar todo el cascajo de los sismos, eso también daño al medio ambiente!”, responden desde el otro lado.

La entrada al ejido es un polvorín. Por todos lados se disparan insultos, los nervios traicionan y los empujones se sueltan como ladridos. Los domingos por la mañana aquí suelen pasar grupos de ciclistas, corredores y paseantes a recorrer los senderos de lo que queda de la zona chinampera, algunos humedales y muchas hectáreas de terreno olvidado y sin mucha conservación. 

Ejidatarios de San Gregorio Atlapulco reunidos, después del encuentro con activistas explican porn qué dieron periso de hacer otra producción televisiva, pese a los daños ambientales que representa / Foto: Arturo Contreras

El proyecto

El 14 de diciembre, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, CLaudia Sheinbaum, anunció en su cuenta de Twitter que Xochimilco sería la locación para filmar una nueva serie sobre Hernán Cortés, que se llamará Mexica y que será coproducida por Steven Spielberg, Diego Luna y Gael García.

La trama de la miniserie, de cuatro horas, está centrada en el encuentro entre el conquistador español, que será interpretado por Javier Bardem, y el emperador azteca Moctezuma a propósito de la conmemoración de los 500 años de este hecho histórico.

La miniserie se transmitirá a nivel mundial por la plataforma de streaming Amazon. Su producción está planeada para durar 8 meses y el proyecto se realizará en 84 hectáreas del ejido donde ya se instala una estructura metálica que simulará al templo mayor de ­Tenochtitlan.

El temor de los opositores al proyecto está fundado en lo que ocurrió a menos de un kilómetro hace unos meses: la compañía Dopamine, de Grupo Salinas, instaló un set para grabar la serie Hernán y ocasionó daños ambientales por los que recibió una multa de 14 millones de pesos, los cuales no ha pagado, según un reportaje de la revista Proceso.

El permiso de los ejidatarios

Los ejidatarios aseguran que la filmación de la serie fue aprobada en asamblea ejidal, la máxima autoridad del lugar. Según ellos, van a usar el dinero que la empresa productora les dio como contraprestación por el uso de los terrenos para mejorar la productividad del ejido. 

Según Proceso, los ejidatarios recibieron entre 50 y 35 mil pesos por permitir que la serie se grabe en sus terrenos, sin embargo, cuando se les preguntó cuánto dinero recibieron, ninguno quiso responder cuánto habían recibido. “Son cosas que cada quien sabe”, se apresuró a decir uno de los ejidatarios.

Pese a la multa ambiental por los daños causados por Hernán, los ejidatarios dieron el permiso para una nueva producción llevada a cabo por la empresa Redrum, que también ya tuvo que pagar 4.7 millones de pesos para indemnizar a 723 comerciantes formales del Centro Histórico afectados por el cierre de calles durante los cuatro días de filmación de la película Godzilla.

“Les dijimos que ellos podían grabar, pero que ellos se responsabilizaban de los permisos ambientales, y quedamos de acuerdo en unas medidas de remediación”, dice Roberto de la Cruz Flores, el comisario ejidal, un señor canoso, peinado para atrás, de piel morena muy tostada y arrugas profundas. 

“Lo que sí no creo que esté bien es que esos 14 millones de la multa los reciban las autoridades, sino los ejidatarios, para componer sus tierras y poderlas reparar”, dice hinchando el pecho. 

 Después de un encuentro ríspido, los activistas hicieron la clausura simbólica del set de grabación afuera del ejido. Foto: Arturo Contreras.

Una protesta que se salió de control

Hortensia Telésforo es originaria de San Gregorio, pero no del ejido. Sino de otra de las tres zonas que lo componen: la zona urbana, la cerril y chinampera. Ella fue de las que inició la convocatoria para la clausura simbólica.

Hortensia recuerda que la gente de San Gregorio Atlapulco, desde hace mucho tiempo, arraiga una división profunda. La última herida de una larga historia, como ella le dice, fue la disputa por unos terrenos que actualmente son un deportivo público y una escuela secundaria. Esa pelea fue en 1963. 

Hortensia teme que la grabación de estas megaproducciones televisivas puedan abrir la parte a la urbanización de estos terrenos, una de las pocas reservas de humedales que quedan en la Ciudad de México. 

“Lo que me tiene más asombrada es que es Claudia (Sheinbaum, la jefa de Gobierno), porque ella es de medio ambiente ¿cómo es que está de acuerdo con algo así?”. 

El visto bueno del gobierno central

El ejido de San Gregorio Atlapulco fue declarado Área Natural Protegida en 1992, con categoría de “Zona Sujeta a Conservación Ecológica”. El área de conservación integra un polígono declarado en 1987 Patrimonio Mundial, Cultural y Natural por la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Ttambién es parte de la Zona de Valor Histórico Cultural y Ambiental para preservar técnicas de agricultura ancestral –las chinampas–, declarada así en 2012 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y por una zona que desde 2004 está enlistada como un área de relevancia mundial de la Convención de RAMSAR, cuya misión es “la conservación y el uso racional de los humedales” del mundo.

Según el Gobierno de la Ciudad de México, la producción tiene todos los permisos necesarios.  Sin embargo, de acuerdo con el programa de manejo de las Áreas Naturales Protegidas, está prohibido instalar sets de filmación. Ahí se permiten actividades ecoturísticas como el senderismo y las caminatas, el cultivo de huertas también, pero no otras como la pesca o la ganadería, ni tampoco acampar o construir cabañas. 

Contenido relacionado:

TV Azteca reconstruye Tenochtitlán en área protegida

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Contenido relacionado