Leyendo:
“Nos pidió tiempo”, familiares de la Guardería ABC sobre diálogo con AMLO

Después de la reunión a la que convocó el presidente el mismo día del 10 aniversario del incendio de la Guardería ABC, hay compromisos adquiridos pero los padres y madres siguen escépticos

Fotos y texto por Ximena Natera

Con una representación de 50 familias relacionadas con la tragedia en la Guardería ABC en Hermosillo Sonora, padres y madres se reunieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador la tarde del jueves 6 de junio para discutir el estado del caso.

 Han pasado 10 años del incendio donde murieron 49 niños y 80 más fueron heridos, la reunión no tiene precedente alguno pues las víctimas han tenido que sortear la indiferencia de las administraciones pasadas. Aunque el acercamiento desde el ejecutivo es vista como una buena señal, para muchas familias la duda es inevitable.

“Podría decir que bien (la reunión con AMLO) pero todo este tiempo me ha enseñado que no puedo confiar en la palabra de nadie, fue una reunión de compromisos y compromisos y lo que sigue es ver que se cumple”, dice en entrevista Fabián Goyzueta, papá de Daniel Alberto que fallecido en el incendio.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró en su conferencia matutina que se comprometió a solicitar a la Fiscalía General de la República y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación atiendan lo relacionado al caso para que no haya impunidad. Anunció que viajará la siguiente semana a Hermosillo, por lo acordado.

En la reunión estuvieron presentes tambien el Director General del IMSS, Zoé Robledo y el Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas además de los funcionarios locales Jorge Taddei Bringas, delegado de programas de bienestar en Sonora y Guillermo Noriega Esparza director regional del IMSS en Sonora.

Según un comunicado oficial, el Presidente “instruyó al Director General y al Subsecretario de Gobernación a dar seguimiento a los compromisos adquiridos esta noche”.

Goyzueta detalla los compromisos acordados en la reunión, empezando por resolver la implementación de fideicomisos para los niños afectados por el fuego, un proyecto que los familiares han intentado impulsar por años sin atención o resultados y ayudaría a proteger a largo plazo a los sobrevivientes del fuego que sufrieron heridas graves en caso de que sus cuidadores mueran o enfermen.

También pidieron al gobierno mexicano que se les reconozca como víctimas directas a los niños que sufren de problemas de salud relacionados a la exposición del humo y no solo a los que sufrieron quemaduras o murieron a causa del incendio.

—¿Y sobre el proceso de justicia?

—Dijo que eso no estaba en sus manos, es raro porque uno cree que el presidente tiene palabra en todo pero parece que no, nos dijo que va a exhortar a quien se tenga que exhortar para que se avance.

Por lo pronto, López Obrador prometió visitar la ciudad de Hermosillo, donde ocurrió el desastre, para reunirse con todos los familiares y afectados del ABC, pues a la reunión de ayer asistieron poco menos de la mitad.

“Habíamos 50 familias, faltan otras 100”, dice Goyzueta y explica que no fue fácil movilizar a los padres de familia desde el norte del país, pues la convocatoria fue de imprevisto y a muchos de los padres cuyos hijos sobrevivieron pero sufren lesiones graves, se les dificulta viajar.

La invitación a la reunión fue extendida por la oficina de presidencia el miércoles cinco por la tarde, la fecha del aniversario de la tragedia y tomó a los familiares por sorpresa. Una docena de ellos se encontraba en la capital para realizar actividades conmemorativas de memoria pero la gran mayoría estaba fuera.

Martha Lemas, mamá de Santiago, otro de los 49 niños fallecidos, decidió abandonar la reunión a la mitad. Dejó Palacio Nacional decepcionada e indignada.

“Llegué algo contenta porque pudimos tener la reunión que hemos buscado y las cuatro horas que pasamos el miércoles afuera (de Palacio Nacional), sirvieron de algo”, cuenta Martha en llamada telefónica.

Sin embargo el buen humor cayó pronto. Ese día fue particularmente difícil,  la reunión coincidió con el aniversario de la muerte de su hijo Santiago, quien falleció un día después del incendio.

“Todos los días son luctuosos pero escuchar falsos tal vez, las promesas, lo hace peor”, explica y dice que decidió dejar la reunión cuando los organizadores les informaron que sólo algunos padres podrían intervenir.

“Sentí que estaban las cosas bastantes armadas y que no nos dejaran hablar se me hizo muy injusto, es asfixiante cuando hasta eso nos quitan”, dice Martha.

“Me contaron mis compañeros que se comprometió y espero que lo haga, pero yo no le voy a aplaudir, es su trabajo (…) hemos visto pasar presidentes y todos los que llegan heredan la deuda que tienen con nosotros, es el precio”.

Otro par de familiares abandonaron la reunión que duró casi tres horas y el diálogo resonó más con algunas familias que con otras. Para Fabián Goyzueta, el beneficio de la reunión no es tangible todavía.  

“Nos pidió tiempo. Pues está bien, para saber cómo estuvo la reunión, vuélveme a preguntar en tres meses.”, dice Fabián Goyzueta.

Periodista visual especializada en temas de violaciones a derechos humanos, migración y procesos de memoria histórica en la región. Es parte del equipo de Pie de Página desde 2015 y fue editora del periódico gratuito En el Camino hasta 2016. Becaria de la International Women’s Media Foundation, Fundación Gabo y la Universidad Iberoamericana en su programa Prensa y Democracia.

Escribe las palabras a buscar.