‘No se olviden de mi hija’, justicia para Isabel Cabanillas

18 enero, 2021

El 18 de enero del 2020 Isabel Cabanillas fue asesinada. A un año de los hechos exigen a las autoridades justicia pues  no han informado de las indagatorias y no han realizado indagatorias

Texto: Karen Cano

Fotos: María Ruiz, Alicia Fernández y Karen Cano

CIUDAD JUÁREZ.– A Isabel Cabanillas De la Torre, defensora de derechos humanos, mamá y artista plástica juarense, la mataron hace un año. Su caso sigue sin justicia.

Reina De la Torre, la mamá de Isabel, teme que las autoridades se olviden de esclarecer el homicidio de su hija, quien recibió dos impactos de bala en la colonia Centro, donde su cuerpo se localizó la madrugada del 18 de enero de 2020.

“No tienen línea de investigación todavía, todavía siguen recabando datos”, lamenta la mujer, al comentar sobre los informes que recibió hace unos días de las autoridades.

El homicidio de Isabel, de 25 años, volvió a movilizar este domingo a sus compañeras y compañeros de lucha, quienes otra vez salieron a las calles de la zona centro para reclamar por su asesinato, exigir justicia y realizar pintas de cruces rosas –símbolo utilizado por familiares de las víctimas de feminicidio– en lugar donde se localizó su cuerpo.

Su mamá dice que esta agradecida de que no se han olvidado de Isabel y que mantengan la exigencia de justicia.

“En México, si se olvidan del caso, se olvidan de ella, se olvidan de investigar, el que estas muchachas estén ahí, yo no tengo más que agradecerles”, expresa Reina De la Torre, quien asegura que se sumará a las acciones de protesta que este día las colectivas llevarán a cabo en memoria de su hija.

“Ellas en su lucha de un modo y yo en la mía de otro modo, pero con el mismo fin de esclarecer el caso de Isabel”, añade.

Foto tomada del Facebook
Fotografía: Alicia Fernández.

Por una nota periodística Reina se enteró que las autoridades iban a preparar un informe del asesinato de su hija, pero asegura que cuando ella preguntó le respondieron que no hay nada, “no lo van a dar”.

Se refiere a declaraciones que el pasado 13 de enero realizó el fiscal del Distrito Zona Norte, Jorge Arnaldo Nava López, quien al ser cuestionado sobre este caso dijo en conferencia de prensa que la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Mujer (FEM) – quien investiga el asesinato– preparaba un reporte para dar a conocer avances del asesinato de Isabel.

Sin embargo, la FEM de Chihuahua aún no presenta avances del caso, ni siquiera a los familiares de la víctima.

Una cruz con su nombre y una veladora se encuentra en el lugar donde se localizó el cuerpo de Isabel, en la calle Inocente Ochoa, en la colonia Centro. Fotografías: Karen Cano.

Injusticia y simulación

El 18 de enero del año 2020, el cuerpo de Isabel, de 25 años, fue encontrado sobre la banqueta de la calle Inocente Ochoa, casi esquina con Francisco I. Madero, de la colonia Centro, a un lado de la bicicleta que ella utilizaba cotidianamente para trasportarse, similar a la que en su memoria fue colocada en un poste de ese lugar.

La activista contra los feminicidios dejó en la orfandad a un niño de 3 años, que actualmente se encuentra bajo la tutela de su papá.

Nueve días después del homicidio, el gobernador del estado, Javier Corral Jurado, aseguró que había líneas de investigación sólidas de este caso y habló sobre un video. Pero hasta la fecha no se han informado de las indagatorias ni tampoco se ha detenido a nadie.

“El proceso ha sido una simulación”, dice ‘Mercuria Pérez’, de Hijas de su Maquilera Madre, un colectivo de mujeres contra el feminicidio, la desaparición forzada y la trata de personas.

La mujer, que pide mantener en resguardo su identidad, menciona que a los días del asesinato las autoridades hicieron entrevistas y testificaciones que andaban rondando en un mismo círculo de personas, sin llegar más allá.

“Tenían una evidencia de un video de cámaras, que les enseñaron capturas a los padres de Isabel y les dicen que son de muy mala calidad y no se alcanza a distinguir nada, lo último que hemos sabido es que dicen que es un caso muy complicado que no saben por dónde comenzar a tirar una línea de investigación”, añade.

Fotografía: Karen Cano

Hasta diciembre de 2019 Cabanillas formó parte del Observatorio Ciudadano Especializado en Género de la Red Mesa de Mujeres, donde se lleva a cabo un monitoreo del desempeño de los jueces, fiscales y defensores de oficio a partir de delitos por razones de género. También se da seguimiento a los homicidios de mujeres.

El caso de Isabel fue uno de los 190 asesinatos de mujeres que se registraron en el 2020, de acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua. Una cantidad superior a la reportada en el 2019, cuando se registraron 180.

Imelda Marrufo Nava, abogada y activista de la Red Mesa de Mujeres, comenta que esos casos se encuentran acumulados y sin resolución.

“Vimos reflejado un incremento de violencia contra las mujeres desde el 2015, (…) Hay una debilidad institucional muy fuerte, las instituciones no están a la altura del fortalecimiento que se requiere para poder hacer un trabajo con mayor celeridad y al nivel de la demanda”, apunta.

Esto debido a que no existen la cantidad suficientes de agentes ministeriales y de investigación para la cantidad de delitos que se comenten en la ciudad, dice, haciendo que los casos se acumulen, incluso también hay rezagos en esta materia ya no sólo del 2020, sino del 2019 y hasta anteriores.

“Aunque hubo un incremento (de agentes) la cantidad sigue muy baja y el presupuesto se recortó para este 2021 a todas las áreas administrativas y esto pega duro a las áreas de justicia”, afirma.

A este panorama, se debe agregar la pandemia que atravesó el año 2020, el cual generó retrasos en todas las áreas de investigación, comenta.

“La gran parte de los agentes de investigación se contagió de manera escalonada, todos los agentes y ministeriales estuvieron contagiados y eso ocurrió, porque en varias reuniones que acompañamos tuvimos reuniones vía remota, y algunos ahí estuvieron bien comprometidos, pero eso nos retrasó en cuanto a investigaciones”, relata.

Además, apunta, mucho recurso que sería destinado en la adquisición de equipamiento no se concretó debido a que se tuvo que cumplir con otras necesidades presupuestales derivadas de la misma contingencia.

En medio del aumento de casos y su rezago, la pandemia, y la falta de personal, la fiscalía enfrenta una crisis, manifiesta.

“Estamos en una situación crítica, no como antes del 2010, pero sí la pandemia y la situación de insuficiencia presupuestaria es algo muy grave”, dice.

Fotografía: Karen Cano.

Una lucha contra el olvido

Lydia Graco, activista desde hace más de 10 años en la localidad, cuenta que para cuando le quitaron la vida a Isabel, ella contaba apenas con unos meses de haberla conocido.

“Fue en una manifestación que se hizo frente a El Diario, por como dieron a conocer el caso de la maestra que fue abusada sexualmente por sus compañeros en la UACJ”, relata.

Debido a la afinidad de intereses y el coincidir en actividades relacionadas a la demanda de justicia, se hicieron amigas y le tomó cariño.

“Por un lado la persecución y el hostigamiento a luchadores sociales está aumentando, hemos tenido que generar códigos para fortalecer la organización y seguir exigiendo a las autoridades, esto nos hizo darnos cuenta que estaba muy cerca (…) Debemos encontrar la manera de seguir, Isa ya no va a regresar, pero nos queda su recuerdo y tenemos que seguir luchando para mantenerla (en la memoria)”, dice.

Bicicleta rosa colocada en el sitio donde asesinaron a Isabel Cabanillas/ Foto: Karen Cano.

Aunque no le han presentado avances del asesinato de su hija, la mamá de Isabel asegura que las autoridades siempre le han demostrado disposición para atenderle, pero no para procurar justicia para su hija.

Cuando recién ocurrió el asesinato, le ofrecieron apoyo económico para su nieto, hijo de Isabel, y apoyo psicológico para ella. Asegura que lo primero lo rechazó, en tanto que lo segundo, si lo aceptó, aunque después tuvo que abandonarlo debido a la pandemia, pues ya no pudo hacer las citas presenciales.

“Sí he tenido la disposición de todo el mundo, del ministerio público, los investigadores, nada más que siento que todo ha sido muy lento, y más con la pandemia”, señala.

Lo primordial, dice, es la procuración de justicia y eso no se ha cumplido.

Este trabajo fue publicado originalmente en LA VERDAD JUÁREZ que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado