Ni revocación ni ratificación

11 abril, 2022

El 92% de quienes votaron decidieron que AMLO siga en la Presidencia, y sólo un millón votaron por que se le revoque el mandato. Pero… ¿el presidente es hoy más legítimo que antes del 10 de abril?

Twitter: @chamanesco

Concluidos los cómputos de la jornada de Revocación de Mandato, se ha confirmado que, pese a los empeños gubernamentales, la participación se quedó en 17.7 por ciento del Listado Nominal y que “sólo” 15 millones 159 mil 923 personas votaron para que Andrés Manuel López Obrador siga en el poder hasta 2024.

Desnaturalizado desde su origen -al ser promovido por el propio presidente que ponía en juego su Presidencia-, el proceso revocatorio se quedó muy lejos de la votación necesaria para que fuese vinculante en los términos establecidos por la Constitución: la participación de más del 40 por ciento del Listado Nominal y una votación de más de la mitad de los participantes exigiendo la conclusión del mandato.

Ni uno de los dos supuestos se cumplió y, en efecto, López Obrador y sus seguidores pueden proclamar a los cuatro vientos que una vez más “ganaron”, y que una mayoría abrumadora quiere que el tabasqueño siga gobernando a México.

Finalmente, casi el 92 por ciento de quienes votaron decidieron que siga en la Presidencia, y sólo un millón 63 mil personas votaron a favor de que se le revoque el mandato. 

Pero… ¿el presidente es hoy más legítimo que antes del 10 de abril?

Desde su inmovilismo, la oposición asegura que no, y vende la idea de que todo esto fue un fracaso del lopezobradorismo.

Voceros y dirigentes del PAN, PRI, PRD y MC han subrayado que los 15.1 millones de votos en favor de la opción “que siga” representan la mitad de los 30.1 millones de sufragios que llevaron a López Obrador a la Presidencia en 2018.

Y tampoco son los 16.7 millones de votos obtenidos por Morena en las elecciones legislativas intermedias de 2021, ni mucho menos los 21.2 millones alcanzados en ese proceso por la coalición MORENA-PT-PVEM.

Sí son más votos que los 6.6 millones alcanzados por los simpatizantes de la 4T en la Consulta Popular denominada “juicio a expresidentes” del 1 de agosto de 2021.

Y también son más de los casi 10 millones de firmas recabadas por los simpatizantes del presidente entre noviembre y diciembre de 2021 para hacer realidad su deseo de “someterse” a este proceso revocatorio.

No alcanzan para justificar el optimismo exacerbado del presidente y del oficialismo. No es una cifra que haga historia, ni que implique una ratificación de mandato, pero son 15.1 millones de votos que representan el voto duro de la “cuarta transformación” y no son despreciables de cara a los procesos electorales por venir.

Los votos del domingo miden la capacidad de movilización de Morena en cada una de las entidades del país, y un análisis de los niveles de participación permiten saber en dónde Morena tiene más implante y capacidad electoral.

Dado que el presidente encargó a los gobernadores y gobernadoras de su movimiento la votación de la Revocación de Mandato, bien vale la pena saber quiénes cumplieron y quiénes no.

De entrada, hay que decir que los 18 estados gobernados por la 4T aportaron 8 millones 439 mil votos a la causa de AMLO, pero sólo en tres se registraron más de un millón de votos: Veracruz (1,476,850); Ciudad de México (1,325,503) y Chiapas (1,144,196).

En 11 entidades se alcanzaron niveles de participación superiores al 17.7 por ciento del promedio nacional, destacando Tabasco (35.9%), Chiapas (32%), Campeche (27.8%), Veracruz (26.8%), Tlaxcala (24.9%) y Guerrero (24.4%).

En cambio, le entregarán malas cuentas al presidente las y los gobernadores de siete entidades lopezobradoristas: Baja California (13.2% de participación), Sonora (13.9%), Michoacán (13.9%), Zacatecas (14.2%), Colima (15.6%), Baja California Sur (15.7%) y San Luis Potosí (16.7%).

Los resultados también permiten analizar cómo está la 4T en los seis estados en los que se renovarán las gubernaturas el próximo 5 de junio.

En cuatro de ellos, Morena y sus aliados lograron movilizar a sus estructuras por encima del promedio nacional: Oaxaca, que aportó 710 mil votos y alcanzó una participación del 23.6%; Quintana Roo, con 272 mil votos y una participación del 21.4%; Hidalgo, 425 mil votos y 20.3% de participación, y Tamaulipas, con 459 mil votos y 17.9 por ciento. 

En contraste, en Aguascalientes sólo se sumaron 84 mil votos al “que siga”, con una participación del 9.2 por ciento, y en Durango se alcanzaron 133 mil votos con 10.8% de participación.

Además de esos dos estados hoy gobernados por el PAN, los niveles más bajos de participación en la Revocación de Mandato se registraron en los estados gobernados por Movimiento Ciudadano (Jalisco, 9% y Nuevo León, 10.7%) y por el PAN: Guanajuato, 9.4%, Querétaro, 10.7% y Chihuahua, 11.8%. 

La única excepción es Yucatán, donde gobierna el PAN, pero la participación alcanzó un 21.5 por ciento.

Finalmente, dos estados priistas que tendrán elecciones en 2023 tampoco registraron el promedio nacional de participación: Coahuila, con un 15.7% y el Estado de México, con 16%; aunque en este último la opción “que siga” sumó más de un millón 750 mil votos y es, de hecho, la entidad que más votos le dio a la “ratificación” del presidente.

Números aparte, la Revocación de Mandato deja otras lecciones: es un mecanismo que deberá perfeccionarse en futuras reformas legales; por ejemplo, para impedir efectivamente que gobiernos, gobernadores, funcionarios, legisladores y partidos políticos sean el motor del proceso.

Siendo un derecho ciudadano (el derecho de quitarse de encima a un mal gobernante) y no una prerrogativa del gobernante, la Revocación de Mandato debería blindarse, para convertirla en un efectivo mecanismo de democracia participativa.

Ya que está en la Constitución, y se ha puesto en práctica en un proceso que técnicamente fue impecable, valdría la pena pensar para qué la queremos en el futuro: como un dispositivo de emergencia en caso de que una amplia mayoría de la población le pierda la confianza a un futuro presidente, o como un espejo para que el gobernante en turno pueda presumir su popularidad.

Entidades que gobierna MORENA-PT-PVEM
EntidadVotos para “que siga”Participación 
BC35626813.22%
BCS8209015.7%
Campeche17486527.8%
CDMX132550319.7%
Chiapas114419632%
Colima8140715.6%
Guerrero59502824.41%
Michoacán49416913.9%
Morelos25760518.7%
Nayarit16321219.4%
Puebla84096419.6%
SLP31269116.7%
Sinaloa41036219.2%
Sonora28506013.9%
Tabasco6138535.9%
Tlaxcala22465624.9%
Veracruz147685026.8%
Zacatecas15288814.2%
TOTALES8439199

Entidades con elecciones el 5 de junio de 2022
EntidadVotos para “que siga”Participación
Aguascalientes (PAN)847319.2%
Durango (PAN)13325010.8%
Hidalgo (PRI)42542120.3%
Oaxaca (PRI)71070123.6%
Quintana Roo (PAN)27230221.4%
Tamaulipas (PAN)45987417.9%
Subtotal estados 20222086279

Entidades gobernadas por PRI, MC y PAN
EntidadVotos para “que siga”Participación
Coahuila33519215.7%
Edomex175062216%
Subtotal estados PRI2085814
Jalisco4862799%
Nuevo León37369310.7%
Subtotal estados MC858544
Chihuahua30837711.8%
Guanajuato3821289.4%
Querétaro16728810.7%
Yucatán33795921.5%
Subtotal estados PAN1195752

Fuente: Cómputos Distritales del Instituto Nacional Electoral

Periodista desde 1993. Estudió Comunicación en la UNAM y Periodismo en el Máster de El País. Trabajó en Reforma 25 años como reportero y editor de Enfoque y Revista R. Es maestro en la UNAM y la Ibero. Iba a fundar una banda de rock progresivo, pero el periodismo y la política se interpusieron en el camino. Analista político, actualmente es asesor en el Instituto Nacional Electoral.