Migrantes en riesgo por pandemia dentro de centros de retención de EEUU

27 julio, 2020

Además de las condiciones económicas adversas para los migrantes en Estados Unidos en la pandemia, se suma el riesgo de contraer covid-19 en su reclusión dentro de los centros de detención

Texto y fotos: Kau Sirenio

Activistas migrantes en Estados Unidos advierten sobre los riesgos para los migrantes recluidos por autoridades de ese país durante la pandemia.

Aunque Seattle es considerada ciudad santuario para los migrantes indocumentados, a 40 minutos al sur está el centro de detención de Tacoma, epicentro del activismo de Mora Villalpando que lleva años organizando protestas en contra de detención y deportación de los migrantes indocumentados. 

La activista denuncia la situación que enfrentan los migrantes detenidos en el centro de detención de Tacoma, Washington: “La gente empezó a quejarse hace meses de irritación en los ojos, en la vías respiratorias, en la piel, además de sangrado de nariz y tos. Literalmente están envenenando a nuestra gente con pesticidas ahí adentro, aparte de traer más gente por todo el país exponerla al covid-19 y distribuir el covid19 ahora nos están exponiendo a pesticidas en el centro de detención. Sabíamos que se iban a empeorar, pero no creíamos que iban a llegar a este nivel”. 

En febrero de 2014, Maru y otros activistas cerraron las calles alrededor del centro de detención de Tacoma, al sur de Seattle. El lugar suele albergar a unas mil 500 personas, pues recibe detenidos de Alaska, Montana, Oregon, Idaho y California.

En tanto, Ted Lewis, Global Exchange en California, advierte que además de ser el sector más vulnerable ante la pandemia, los migrantes tienen encima la posibilidad de estar detenidos bajo condiciones sanitarias peligrosas.

Ambos activistas coinciden en que las condiciones económicas de los migrantes, sobre todo indocumentados están cuesta arriba, ya que los hoteles, restaurantes y otras fuentes de empleo están suspendidos.

En el estado de Washington, en la ciudad de Seattle, cuando empezó la pandemia de la covid-19, cientos de migrantes se quedaron sin trabajo y sin apoyo gubernamental, ahora esperan que los caseros los echen a la calle porque no tienen forma de pagar la renta.

“Pasan los días y el número de enfermos por la covid 19 va en aumento, esto impide que la gente trabaje más horas, además, no pueden salir a buscar otro empleo que le permita pagar la renta. Aunque hay una moratoria para que los caseros no saque a los morosos por no pagar la renta, de todos modos, los sacan, esto es muy triste” dice la activista Maru Mora Villalpando. 

“Tremendamente difícil para los migrantes primero –agrega–, porque las industrias en que trabajan están expuestas y se contagian a niveles muy superiores a población promedio», explica por su parte Ted Lewis.

Organización, el camino

Para el activista Ted Lewis la lucha de las organizaciones sociales abrió camino para que el gobernador de California entregara apoyos a migrantes indocumentados durante la pandemia de la covid-19, convirtiendo así en el primer estado en los Estados Unidos que voltea a ver a los latinos, después de que el gobierno federal le negara asistencia social. 

“En California reconocemos el valor y humanidad de los migrantes. No siempre ha sido así esto, es el resultado de una larga lucha. Pero ahora California como sociedad hemos ganado una posición sensata y humanitaria.

A la conversación Lewis se suma el tema de la contingencia, lo complicado que ha sido para los migrantes y la solidaridad que los californianos han mostrado: “Puede ser que en California haya más solidaridad a diferencia de Nueva York, aquí honestamente no sé nada de ello. La solidaridad de aquí ha sido un poquito mejor y más a tiempo. Ahora estamos experimentando nuestros peores días. Mil nuevos casos sólo el día de hoy en California, pero saldremos bien de todo”.  

Para la organización en la que trabaja Ted Lewis, Global Exchange no ha parado sus actividades, por un lado, dejó de hacer activismo presencial, pero retomó el uso de herramienta como las redes sociales para debatir sobre política migratoria y derechos humanos. 

Dice que en una ocasión utilizaron proyecciones para condenar una empresa: “Pronto vamos a contratar una cartelera móvil para protestar contra Facebook frente a sus oficinas y casas de dueños y consejo de directores. En el caso de la proyección la empresa fue Facebook y eso tenía que ver con las mentiras políticas que permitan permear su sitio”. 

Trum perderá la elección, advierten

Ted Lewis, director de la organización no gubernamental Global Exchange, ubicada en San Francisco, una de las ciudades santuario para migrantes desde la década de los 80, destaca que Donald Trump mantiene una posición represiva y antinmigrante, con una posición irracional, racista y económicamente contraproducente.

Por esas razones, Lewis descarta que Donald Trump logre retener la presidencia en los comicios de noviembre. 

Con más de treinta años en el activismo por los derechos humanos Estados Unidos y México, Lewis presagio que Donald Trump está a meses del fin de su mandato: “Trump ha escogido un camino hacia la perdición. Ahora estoy más convencido que nunca, que va a perder y va a perder por mucho. Muchos sectores ya están enojados con él. Su actuar ya tiene olores desesperación. El despliegue de fuerzas ah ciudades como Portland y Chicago están utilizando las mismas fuerzas que él utilizó en la frontera hace dos años para entrecomillas confrontar la caravana de Centroamérica. Pero las fuerzas federales ya no importan porque están arrinconados por madres de la caravana”. 

–¿Qué ganó México con la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la Casa Blanca? –lanzo la pregunta.  

–No veo consecuencia de la visita en el ámbito electoral en EEUU, a diferencia de la visita Trump con EPN. Pero la posibilidad de reorientar una relación binacional perdió México.

Luego agrega: “Mi tesis es que AMLO y su círculo honestamente piensan que Trump se va a reelegir, por eso están dispuestos humillarse un poquito para ganarle, el precio de hacerle frente es alto. Pero lo que pasa es que Trump está por perder y por margines históricas y AMLO está apostando mal.  Pero ni modo. Le deseo suerte a AMLO, para que en México no haya paso atrás.  Porque las chachalacas de la derecha no van a controlar las mafias del poder, no van a reformar las fuerzas armadas. Tal vez México necesita una nueva tendencia política en México. Mientras tanto nosotros tenemos la gran tarea de revocar la estancia de Trump en la casa blanca”.

En tanto, Maru Mora no ha cesado su denuncia en contra de las deportaciones: “La migra trae a Tacoma a gente detenida y los transfiere a través a otro Centro de Detención del país, la gran mayoría es mexicana, además siguen las deportaciones a México. Por eso, para nosotros fue una bofetada que el presidente por quien voté en 2018, se haya parado a un lado de Donald Trump, para agradecerle que ha respetado a los migrantes. Andrés Manuel López Obrador no sabe las terribles condiciones en que viven los indocumentados detenidos en Centro de Detenciones”. 

–¿Crees que Donald Trump, cambie su discurso xenofóbico en este proceso electoral que se avecina? –lanzo mi pregunta. 

–No. De hecho, creemos que ese lenguaje mantiene su popularidad. Él es racista y no va a cambiar. 

Mora Villalpando matiza: “Los republicanos planean quedarse en el poder, pase lo que pase en este proceso electoral. Se están quejando de los estados donde hay votación por correo como es el caso del estado de Washington, aquí se puede votar por correo, eso es un alivio para muchos, pero hay otro problema. Sistema electoral es arcaico, y como tal solo beneficia a las corporaciones de la oligarquía”. 

Entre carcajada, la activista mexicana presagia la derrota del presidente de Donald Trump en las urnas en noviembre: “Lo único que pude asegurar la permanencia de Donald Trump es el colegio electoral, pero fuera de eso, en el voto popular no va a ganar nunca. De hecho, él perdió ante Hillary Clinton, pero ganó con los votos de los consejeros, que por cierto hasta ahora sigo sin entender ese método tan atrasado. Los blancos hablan de democracia, pero su sistema es de lo más atrasado en el mundo”.  

–¿Quién ganará? –cuestiono a la activista. 

–Desde luego que Joe Biden. 

“Antes que nada quiero justicia”

Por su activismo en favor de los migrantes indocumentados, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (por su sigla en inglés ICE) del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos le inició el proceso de deportación en diciembre de 2017. 

–¿Cómo va tu caso en el tribunal de Migración? –quiero saber. 

–Mi caso va muy bien, porque mi hija es ciudadana y ella reclamó mi residencia como familiar directo, petición que fue aceptada, esto significa que el gobierno de Estados Unidos acepta que ella es mi hija. 

Agrega: “Espero poder ir con el juez para decirle, ya ven como si es mi hija, ven que es ciudadana no me reporten entonces, pero prefería que fuera una resolución rápida. No me urge porque estoy acostumbrada a vivir sin papeles por muchos años. Sin embargo, si me pidieran mi libertad a cambio del cierre del centro de detención, la verdad prefiero mil veces que cierren el Centro de Detención, aunque no me den la libertad: antes que nada quiero justicia en lugar de libertad”.

La próxima audiencia de Mora Villalpando en el tribunal de migración es el 10 de febrero de 2021: “Mi cita en febrero 10 del próximo año, no sé si se va a hacer porque a veces cierran las puertas y a veces las abren o las vuelven a cerrar, hay jueces que se han enfermado, entonces tienen que salir a buscar a otros jueces que los reemplacen”.

La activista acepta que desde que organismos internacionales como la Organización Internacional para los migrantes (OIM), el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Naciones Unidas (ONU) se pronunciaron a su favor no fue retenida y pudo hacer trabajo político en favor de los migrantes indocumentados. 

“Por lo menos no estoy detenida y es lo que siempre les decimos a la gente que está en proceso de deportación, que no esté detenida es mucho a nuestro favor para seguir luchando por la liberación de la gente que está la expuesta a químicos y a la covid 19”.

Periodista ñuu savi originario de la Costa Chica de Guerrero. Fue reportero del periódico El Sur de Acapulco y La Jornada Guerrero, locutor de programa bilingüe Tatyi Savi (voz de la lluvia) en Radio y Televisión de Guerrero y Radio Universidad Autónoma de Guerrero XEUAG en lengua tu’un savi. Actualmente es reportero del semanario Trinchera.

Relacionado