Liberan a 3 asesinos de la hija de Miriam Rodríguez, buscadora asesinada en Tamaulipas

11 mayo, 2021

En 2014 la joven Karen Alejandra Salinas fue secuestrada y a pesar de que su madre Miriam Rodríguez Martínez pagó dos rescates la chica no volvió a casa. La señora Miriam dio con los responsables del secuestro y asesinato de su hija, que hoy están libres. A Miriam la mataron el 10 de mayo de 2017

Texto: Carlos Manuel Juárez / Elefante Blanco

Fotos: Elefante Blanco

TAMAULIPAS.- Jueces estatales liberaron a tres responsables del secuestro y asesinato de Karen Alejandra Salinas Rodríguez, hija de Miriam Rodríguez Martínez, buscadora asesinada el 10 de mayo de 2017 en San Fernando, Tamaulipas.

Elvia Yulossa Betancourt Castillo, Juan Carlos Flores Morales y Mario Alberto Díaz Esquivel fueron beneficiados por haber cometido los delitos cuando eran menores de edad, de acuerdo con información de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Tamaulipas.

En enero de 2014, integrantes del crimen organizado, presuntamente de Los Zetas, secuestraron a la menor de edad en San Fernando. Su madre Miriam Rodríguez pidió un préstamo al banco, vendió los productos de su negocio de ropa y pagó dos rescates, pero Karen no regresó a su casa. Ella comenzó la búsqueda de los responsables hasta que, tras reunirse con uno de ellos, dio con todos los secuestradores y asesinos. Fue asesinada un 10 de mayo, en 2017.

Los primeros en caer fueron Uriel Ulises Elizondo Soto, de 19 años, y Cristian Josué Zapata González, de 18 años. Ambos, detenidos en septiembre de 2014 en el centro de Victoria. Ellos reconocieron su participación en el plagio de Karen Alejandra, revelaron que ya había sido asesinada y los nombres de quiénes cometieron el crimen. 

En los años posteriores, producto de la investigación de Miriam Rodríguez, fueron detenidos Enrique Yoel Rubio Flores, Elvia Yulossa Betancourt Castillo, Juan Carlos Flores Morales, Mario Alberto Díaz Esquivel, Elba Soto Rodríguez, Alejandra “N”, entre otras personas presuntas responsables de los delitos contra la adolescente en territorio san fernandense.

En abril y agosto de 2016 se ejecutaron las órdenes de aprehensión contra Marco Alberto Díaz Esquivel y Elvia Yulossa Betancourt Castillo, respectivamente. De la fecha de captura de Juan Carlos Flores Morales no se encontró el dato preciso, pero sí la referencia de que era menor de 18 años. 

De acuerdo con la FGJ, Díaz Esquivel fue recluido en el penal de Santa Adelaida con una sentencia de 8 años. Al revisar su caso presentó dos actas de nacimiento y encontraron que era menor de edad cuando cometió los ilícitos. El inculpado llevada 5 años preso y un juez federal resolvió dictar auto de libertad.

El jueves 4 de agosto, agentes de la Coordinación Estatal Antisecuestros detuvieron a Elvia Yulossa Betancourt Castillo, de 17 años, por su presumible vinculación con los delitos de secuestro y homicidio en agravio de varios jóvenes. Ella cumplió cinco años presa en el penal de Güemes y quedó en libertad el año pasado. 

La familia Salinas Martínez lleva dos casos divididos en carpetas de investigación en la FGJ y FGR; el primero por el secuestro y homicidio de Karen Alejandra y un segundo por el asesinato de Miriam Rodríguez, radicado en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada.

Hasta ahora la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas no ha definido quiénes fueron los autores intelectuales del asesinato de la buscadora y activista. De acuerdo con la Fiscalía, cuatro hombres ejecutaron el homicidio: Alfredo Misael “N”, Edwin Alain “N”, Erick Leonel “N” y Juan Manuel Alvarado “N”. Dos de los cuatros son reos que se fugaron del Centro de Ejecución y Sanciones (Cedes) de Ciudad Victoria el 22 de marzo de 2017. Los dos últimos salieron del centro de reclusión con la consigna de asesinar a la activista de los derechos humanos.

En entrevista Luis Salinas, hijo de Miriam Rodríguez y quien ha llevado parte del trabajo del colectivo, reconoció las liberaciones de una parte de los responsables de asesinar a su hermana. 

“El detalle es que en el asunto de mi hermana Karen, que fue lo que originó todo hay muchas personas que están quedando en libertad porque la ley así lo marca, aunque uno como familia sienta la impotencia por las lagunas de la ley porque se supone que eran menores de edad cuando cometieron el hecho delictivo”, dijo el activista.

La familia Salinas Martínez no cuenta con protección de las autoridades estatales o federales.

Posterior al asesinato de Miriam el gobierno federal le asignó escoltas al esposo y dos hijos de Miriam Elizabeth.

“Estuvimos un tiempo en el Mecanismo de Protección, más de un año con el sistema de escoltas pero era algo muy desgastante porque el gobierno federal pedía la colaboración al gobierno estatal para la seguridad, pero era muy desgastante porque la Procuraduría brindaba el servicio a fuerza, entonces era desgastante porque había muchas fricciones”, contó Luis. 

Respecto a las liberaciones, Salinas Martínez aseguró que han hablado con el agente del Ministerio Público sobre las liberaciones. Luis aceptó el temor de encontrarse con alguna de las personas presuntas responsables o culpables que purgaron su sentencia.

Este 10 de mayo, la familia de la activista junto con autoridades colocaron una ofrenda floral en la plaza de San Fernando. “Quisiera a todas las madres que tienen a sus hijos desaparecidos que no dejen que esta pandemia, no los estoy invitando a que sean irresponsable, las haga desistir en la lucha. Hay muchas cosas por hacer, como cambiar las leyes para que juzguen a las personas que asesinan, secuestran y torturan”, refiere.

Este trabajo fue realizado por ELEFANTE BLANCO. Lo reproducimos con su autorización. Aquí puedes consultar la publicación original.

Relacionado