La pandemia aumentó entre 40 a 120% las muertes Europa y América

25 julio, 2020

Foto: María Fernanda Ruiz.

La Secretaría de Salud y OMS presentaron una herramienta que mide cuánta gente ha fallecido este 2020, y el exceso de muertes en comparación con años anteriores; en algunos países de Europa este exceso rebasa 200 %. En México, resultados preliminares arrojan que las muertes en la capital son 2.4 veces mayores a la tendencia previa a la pandemia

Texto: Arturo Contreras Camero

La Secretaría de Salud federal presentó este sábado los primeros resultados sobre el análisis que, asesorada por la la Organización Mundial de la Salud, realizó al exceso de mortalidad que la pandemia de covid-19 provocó en México.

Este análisis, expuso Ruy López Ridaura, director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), permitirá mejorar y complementar los sistemas de registro de defunciones. Además ayudará a contar y clasificar otras muertes asociadas a la pandemia, pero que no fueron causadas por el virus SARS- CoV-2, sino que son enfermedades y desenlaces asociados, , directa o indirectamente, a la situación de contingencia que provoca el virus. 

“El exceso de mortalidad permite caracterizar mejor la dinámica, el conocimiento sobre la enfermedad, sus efectos y también tratar de mitigar algunos elementos colaterales que podrían actuar en sinergias con el virus”, explicó durante la conferencia de prensa vespertina Jean-Marc Gabastou, asesor internacional de la OMS, que ayudó a desarrollar el estudio.

“Este es un instrumento complementario a las herramientas vigentes de vigilancia; no únicamente de las defunciones, pero también de la vigilancia epidemiológica que acompaña la gestión de la emergencia por covid”, añadió.

El uso de esta herramienta está relacionado con la detección de cambios de tendencias de la pandemia y tiene como objetivo alertar tempranamente sobre las emergencias del caso o su relación con otras enfermedades.

Los resultados en Europa

El cálculo de cuántas muertes más se registran es un ejercicio que otros países ya realizaron, como Estados Unidos y algunos de Europa. Y ha permitido identificar que una buena parte del exceso de muertes provocadas por la pandemia no están asociadas directamente al contagio de covid-19, sino que son derivadas o secundarias de la situación.

Básicamente el exceso de muertes se calcula haciendo un promedio de las muertes registradas por cada semana durante los últimos 5 años en una región determinada. Ese promedio son las muertes esperadas. Entonces, se toman todas las defunciones registradas en el país o la entidad en cuestión y se restan a las muertes esperadas.

“Vemos que la mediana de este país [Inglaterra] oscila entre 10 mil casos; cuando ocurre la epidemia de covid, estamos subiendo a 22 mil casos, o sea, un incremento de 120 por ciento, en un país como Inglaterra. En otros países llegan al 200 por ciento del incremento”, ejemplificó Gabastou.

Por la naturaleza de la enfermedad, el mayor incremento en la mortalidad en exceso se da entre adultos de 45 a 65 años, mientras que en el caso de infantes y jóvenes de hasta 14 años, el incremento es casi imperceptible. 

Estados Unidos

En el caso de Estados Unidos, esta herramienta les permitió determinar que en 14 estados de ese país cerca de la mitad de las muertes excedentes observadas estaban asociadas a covid, pero no eran causadas por el virus.

“Ya encontramos un aumento del 96 por ciento para diabetes. ¿A qué se debe eso? Al mal comer, a la falta de acceso a los medicamentos, al monitoreo correspondiente, al aislamiento”, señaló el  asesor internacional.

Lo mismo sucedía con otras patologías, Por ejemplo, las muertes provocadas por enfermedades del corazón aumentaron en 89 por ciento; por Alzheimer en 64 por ciento, mientras que las muertes causadas por enfermedades cerebrovasculares aumentaron en 35 por ciento. 

Jean-Marc Gabastou, asesor internacional de Emergencias de Salud, OPS/OMS, durante la conferencia de salud en Palacio nacional de la Ciudad de México Foto: Presidencia.

Un estudio preliminar

El cálculo de las muertes excedentes en México empezó como una iniciativa del gobierno de la Ciudad de México, que convocó a un grupo técnico independiente. Posteriormente el esfuerzo se llevó al resto del país, con la ayuda de la OMS. 

Hasta el momento no se tiene una cifra de muertes excedentes nacional, pues en todo el país se tuvo que hacer una revisión de la forma en la que se registraban las defunciones, pues algunas no seguían el mismo procedimiento.

“En este resultado solo se incluyeron 20 entidades federativas, porque en las 12 restantes, por alguna razón, hay un subregistro de las defunciones. No es de ahora, sino algo que se ha venido trabajando desde 2019; cuando Renapo (el Registro Nacional de Población) implementó un nuevo sistema”, dijo el director del Cenaprece. 

El estudio aplicado en estos 20 estados, prospectaba 130 mil 763 muertes entre la semana 12 y 26 de este año, de acuerdo con los promedios de muertes por semana de los últimos años. Sin embargo, según todas las actas de defunción registradas en estas entidades en ese periodo, la cifra es de 202 mil 77. 

“Para esto hubo que hacer un esfuerzo interinstitucional”, dijo López Ridaura al respecto. “Se echó mano de Renapo, de los datos del INEGI y de Salud, del Cenaprece de la dirección de epidemiología y de la dirección de información de Salud”.

El estudio fue coordinado por el instituto nacional de Salud Pública y contó con la asesoría de la Organización Mundial de la Salud. 

En la ciudad de México, científicos del Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán, estimaron un exceso de mortalidad de 22 mil 366 personas por sobre los 17 mil 826 fallecimientos esperados, informó el doctor Arturo Galindo de dicho Instituto. 

La OMS está apoyando la organización de un taller de capacitación dirigida a los médicos de las 32 entidades federativas del país para un mejor llenado de los certificados de defunción, y evitar problemas de subregistro en el deceso; no solo de personas por la pandemia, sino en general.

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Relacionado