La lucha de las mujeres de Atenco: 15 años y 4 gobiernos, sin justicia

3 mayo, 2021

A más de dos años de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitiera una sentencia contra el Estado mexicano por la represión y tortura en Atenco, México sólo ha cumplido dos de las nueve medidas de reparación ordenadas. Pasa el tiempo, cambian los gobiernos, la justicia sigue pendiente y las mujeres continúan, firmes, por conseguirla

Texto y fotos: María Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO.- El 3 y 4 de mayo del 2006 Atenco se volvió territorio de represión y tortura. Dos jóvenes murieron (Javier Cortés,14 años; Ollin Alexis Benhumea, 20 años) y 207 siete personas fueron torturadas y detenidas arbitrariamente por policías estatales, municipales y federales. Entre los detenidos habían 47 mujeres, la mayoría fue víctima de tortura sexual.

Denuncias hubo. Veintiseis mujeres se encargaron de comunicar estos abusos al ingresar al Centro de Prevención y Readaptación Social (Cereso) “Santiaguito” de Almoloya de Juárez. Aún así, todos los policías fueron absueltos. Ante la deuda de justicia del Estado mexicano, 11 mujeres se acercaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La CIDH envió el caso a la Corte Interamericana el 17 de septiembre del 2016. Dos años después la corte declaró que el Estado mexicano era responsable por violación de derechos que incluyen tortura y falta de acceso a la justicia.

Los gobiernos cambian y la historia se repite: no hay avances en el cumplimiento de estas recomendaciones. No hay una investigación de la cadena de mando y los policías absueltos siguen en activo, siendo parte de un sistema de justicia que perpetua en impunidad actos de tortura y represión.

Con decepción pero con mucha fuerza y dignidad, Ana María Velasco, Angélica Torres, Claudia Hernández, Cristina Sánchez, Edith Rosales, Italia Méndez, Mariana Selvas, Norma Jiménez, Patricia Romero, Suhelen Cuevas y Yolanda Muñoz, acompañadas del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez ( Centro Prodh), siguen exigiendo, día con día, reparación del daño, justicia y no repetición.

El gobierno actual comenzó “muy comprometido” expresa el Centro Prodh, pero a dos años de recibir la sentencia de la Corte IDH, y a pesar de que en 2020 un juez de amparo ordenó una revisión, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) no ha remitido la investigación abierta contra policías estatales a la Fiscalía General de la República (FGR), quien atrajo el caso en 2019. Esto imposibilita la investigación de la cadena de mando de la represión de 2006.

Entre otras fallas tampoco existe una ruta de funcionamiento ni garantía de presupuesto para el Mecanismo de Seguimiento de Casos de Tortura Sexual a cargo de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), ni un diagnóstico nacional en la materia al respecto.

Además, en el último intercambio de comunicación entre el gobierno mexicano y la Corte, éste informó su decisión de no cumplir con la creación de un Observatorio independiente de monitoreo de uso de la fuerza y rendición de cuentas argumentando que “los órganos de control interno con los que cuentan cumplen con este propósito”, informa el Prodh.

Las mujeres de Atenco denuncian que en cuanto a lo relacionado con su atención de salud física y psicológica presentan “retrasos e incumplimientos graves por una falta de coordinación interinstitucional”.

Y respecto al incumplimiento de la sentencia el gobierno presenta una serie de pretextos:

“Las respuestas que nos daban en las reuniones eran ‘nosotros no fuimos, esperense, sabemos que están enojadas, que hay una prisa… pero nosotros no estábamos’. Nuestras frustraciones y dudas con el Estado mexicano de la actualidad tiene que ver con que en la vía de los hechos no han respondido a una sentencia que es obligatoria, sin saber, ni indagar quién era quién en 2006. Con esa claridad vemos las cosas y con esa claridad exigimos al Estado mexicano que cumpla”.

Italia Méndez fue detenida arbitrariamente el 4 de mayo del 2006 mientras tomaba fotografías para su tesis.

«Lo dijimos hace quince años y lo decimos actualmente, no vamos a dar un paso atrás»

“El día de hoy no tenemos buenas noticias para darles, tenemos las peores noticias, hemos recurrido a la exigencia de justicia, de verdad y no repetición con cuatro gobiernos distintos, esos cuatro gobiernos distintos son un solo Estado mexicano. Los cuatro gobiernos nos han llevado al límite de la injusticia.

“Quince años se dicen fácil pero ha implicado mucho esfuerzo, mucho sacrificio y postergar nuestra propia vida. Nosotras entendimos hace 15 años que esta lucha tenía sentido y tenia una razón de ser, siempre y cuando fuera una lucha colectiva, que el agravio no solo había sido contra nuestra individualidad y nuestro cuerpo, el ataque en Atenco fue un acto de guerra contra la sociedad mexicana, contra lo que somos y éramos.

“Lo dijimos hace quince años y lo decimos actualmente, no vamos a dar un paso atrás. Vamos a seguir trabajando. Queremos que lo que ocurrió en 2006 se esclarezca para que no vuelva a ocurrir nunca más, ese es el fondo de nuestra lucha, y es fuerte, es vigente y es digna porque no solamente somos once mujeres, somos miles de mujeres en el país que vivimos la misma situación. Vamos a seguir en pie de lucha”

-Italia Méndez

Yolanda Muñoz fue detenida arbitrariamente el 3 de mayo del 2006 durante su trayecto rumbo al mercado. Se dirigía a vender mezclilla junto a su hijo de 17 años.

“No es una lucha de once, es de miles de mujeres”

“Todo lo que se ha dado después solo han sido decepciones porque el gobierno simplemente está dando lapsos muy largos y no da ninguna resolución. Sabemos cuántos poderes ejecutaron, quiénes fueron, y a pesar de todo, se habla de presupuestos que no hay para seguir con una investigación. Por tal motivo no hay disposición para hacer cumplir la ley y esclarecer hechos porque no es una lucha de once, es de miles de mujeres y compañeros que están y seguirán apoyando para que esto no tenga una repetición. 

“No es justo que las personas que tienen tantos problemas médicos les den tantas vueltas para atender atención médica y hasta la fecha seguimos pagando médicos particulares porque no hay disposición para solucionar lo que es mínimo para ellos”.

-Yolanda Muñoz

Edith Rosales fue detenida el 4 de mayo del 2006 mientras brindaba atención médica a un hombre afectado por gases lacrimógenos.

«Ya sabemos que justicia tiene México»

“Nuestro país sigue siendo blanco de la injusticia, la represión, de los asesinatos, de las violaciones. Y como decía una de las compañeras, ningún gobierno ha puesto un alto. Cuando salió la sentencia en algunos medios decían ‘ya ganaron’, yo decía no, apenas es un pasito, viene la lucha realmente y ahora lo estamos viendo. Van dos años de esa sentencia y nada. Otro gobierno y tampoco, nada, y lo más chistoso es que este gobierno no tiene que negociar nada con nosotros, ya la sentencia está, lo único que tiene que hacer es ejecutar.

“Esto lo vivimos cuando estábamos en la cárcel. Hubo tres o cuatro amparos y los amparos salían positivos a nosotras, los ganábamos pero no eran de fondo. Y nada más decían que el juez tenía que volver a sustentar el porqué nos tenían presos y así nos la pasamos mucho tiempo. Y ahorita ni de los activos que estaban en el operativo, ni mandos ni funcionarios hay un solo preso ni sentenciado y (en cambio) a algunos compañeros los sentenciaron. Ya sabemos que justicia tiene México y que todos los gobiernos son la misma porquería. Se demuestra que no hay voluntad. Y no hay justificación, de que ‘no estaba’ porque en un momento te propusiste y llegaste, entonces tienes que cumplir. No hay justificación de que ‘no sabía’, hay documentos, leelos, cumple. Y no vamos a quitar el dedo del renglón, en un momento dado, no es nada más Atenco, somos toda la sociedad y no vamos a dejar de lado esta lucha”.

-Edith Rosales

Claudia Hernández fue detenida el 4 de mayo del 2006 mientras realizaba una investigación para su tesis en una carretera de San Salvador Atenco.

«No queremos que le ocurra  a nadie lo que nos ocurrió a nosotras«

“No solamente se traduce en 15 años de Atenco sino en 15 años de injusticia. Desde que en el primer momento que nos detuvieron fue de manera ilegal, en ese momento nos hicieron víctimas de trato inhumano, de tortura, violación e incluso hubo compañeros que perdieron la vida. Desde ese momento estuvimos obligadas a demostrar lo que nos habían hecho, tuvimos que ser revictimizadas para demostrar que nos habían torturado, que nos habían violado. Los médicos de la prisión nos ofrecían una aspirinas para ayudarnos, mientras varios compañeros tenían la cabeza abierta o nosotras habíamos denunciado ya la violación y estábamos golpeadas. Y a 15 años, a través de la ruta de salud, hoy no nos pueden ofrecer otra cosa que no sea la aspirina. Porque no tienen los medicamentos en el cuadro básico de salud, porque no tienen a los especialistas.

“Esto es solo una pequeña muestra de lo que están haciendo con las medidas estructurales que para nosotras son tan importantes. Cómo es que no haya ningún responsable de los altos mandos. Se han citado únicamente a los operativos cuando nosotras, desde el principio, hemos pedido que se castiguen a los altos funcionarios que estuvieron involucrados y resulta que algunos no se presentan en la cita porque están en activo y están desplegados por el país, lo cual para nosotras es muy preocupante porque si esos miembros activos nos hicieron eso a nosotras serán capaces de hacerlo a cualquier otra persona nuevamente, con la idea de ‘porque el jefe lo ordenó’. Por eso para nosotras es tan importante la creación del observatorio. Para nosotras es una aportación a la garantía de no repetición. No queremos que le ocurra  a nadie lo que nos ocurrió a nosotras. Y sí, 

estamos un poco cansadas, porque han sido 15 años de mucho trabajo y de mantenernos fuertes, pero vamos a seguir en pie de lucha y no vamos a dar marcha atrás hasta que el Estado cumpla la sentencia”. 

-Claudia Hernández

Las recomendaciones de la Sentencia Mujeres víctimas de tortura sexual en Atenco vs México son nueve. Solo dos se han cumplido: la publicación de la sentencia en medios y las indeminzaciones. 

Pendientes:

-Investigación de todos los responsables a nivel estatal como federal y la cadena de mando.

-Tratamiento médico y psicológico gratuito e inmediato a las víctimas que lo soliciten.

-Acto de reconocimiento de responsabilidad: un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional y disculpas públicas.

-Observatorio independiente: crear un plan de capacitación de oficiales de la Policía Federal y del estado de México, y establecer un mecanismo de monitoreo y fiscalización para medir y evaluar la efectividad de las políticas e instituciones existentes en materia de rendición de cuentas y monitoreo del uso de la fuerza de la Policía Federal y la policía del estado.

-Becas: El Estado debe otorgar una beca en una institución pública mexicana de educación superior a favor de Angélica Patricia Torres Linares, Claudia Hernández Martínez y Suhelen Gabriela Cuevas Jaramillo, para realizar estudios superiores técnicos o universitarios.

-Fortalecimiento al mecanismo: elaborar un plan de fortalecimiento calendarizado del Mecanismo de Seguimiento de Casos de Tortura Sexual cometida contra Mujeres.

-Gastos y costos a seguir: el Estado debe reintegrar al Fondo de Asistencia Legal de Víctimas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos la cantidad erogada durante la tramitación del caso.

.

Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Relacionado