Leyendo:
Karla no tiene quien la busque

El primer caso en el que se aplicó el protocolo de la Alerta Alba, dirigida a personas desaparecidas mayores de 18 años, fue el de Karla Mariel Rodríguez, de 22 años de edad. Su madre, María Josefina Trejo, exigió su búsqueda hasta hace dos meses, cuando murió

Por: Marlén Castro / Amapola

CHILPANCINGO. GUERRERO.- A las nueve y media de la noche, del 30 de junio del 2018, Karla Mariel Rodríguez Trejo, de 22 años, se comunicó con su madre María Josefina Trejo para avisarle que llegaría más tarde a casa.

El padre de sus hijos, de quien estaba separada, iba a pasar por ella a la tienda Coppel donde trabajaba, para que juntos fueran por los niños, de seis y dos años, a la casa de la madre de él.

Esa noche, Karla Mariel y sus hijos nunca llegaron a la casa de María Josefina. Al otro día, el exesposo aseguró que ya no pudo pasar por ella y que desconocía por qué no había regresado después de trabajar. Sus hijos, le dijo, seguían en casa de su mamá.

Los días siguientes, el ex yerno evadió sus llamadas. El 9 de julio, María Josefina acudió a la Fiscalía Especializada en Materia de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas Desaparecidas, de la Fiscalía General del Estado (FGE), para denunciar la desaparición de su hija.

***

Dafne Sánchez Delgado, Karla Mariel Rodríguez Trejo, Marbella Peñaloza Javier, Asunción Alejandra García yBrisa Martínez Cazales tienen en común que están desaparecidas. No se sabe nada de ellas desde el 2018. Sus nombres figuran en una lista de 31 mujeres de las que no se conoce su paradero.

En Guerrero, de acuerdo con el registro oficial de la FGE, a partir de junio del 2018 y hasta lo que va de junio del 2019, 41 veces se ha activado la Alerta Alba, protocolo que se pone en marcha cuando desaparece una mujer de 18 años en adelante. Sólo 10 han sido localizadas.

Las 31 mujeres que como Dafne, Karla Mariel, Marbella, Asunción y Brisa están perdidas, no son las únicas desaparecidas en esta entidad. Son los casos denunciados y con expediente abierto en la FGE. La mayoría de estos delitos son desconocidos. Históricamente, Guerrero es el estado con el mayor número de delitos no denunciados, de acuerdo con el Índice de Impunidad 2018, elaborado por la Universidad de las Américas.

También tienen en común que fueron las primeras mujeres con las que se activó la Alerta Alba, la que ya tenía dos años de retraso. El acuerdo para su implementación se aprobó en el Congreso local en julio del 2016. Se implementó dos años después, hasta junio del 2018, pero la primera alerta salió hasta noviembre de ese año.

Karla Mariel es la primera del registro de la Alerta Alba. Continúa desaparecida. La actuación de la Fiscalía Especializada tiene mucho que ver.

***

A partir del 9 de julio que hizo la denuncia, María Josefina acudió todos los días a la Fiscalía Especializada a saber si sabían algo de su hija. No recibió ninguna noticia.

Hasta el 15 de agosto del 2018, 45 días después de la desaparición, la Fiscalía Especializada publicó el anuncio ¿Has visto a…? que contiene la foto, información sobre las características, las señas particulares y la forma de vestir de la víctima la última vez que fue vista.

¿Has visto a…? es una especie de prealerta, que responde a una valoración subjetiva que hace la Fiscalía Especializada antes de emitir las alertas Ámber o Alba.

El acuerdo para la implementación del protocolo Alba en Guerrero, además de que se echó a andar dos años después, es ambiguo. Es un mecanismo de coordinación inmediata para la búsqueda y localización de mujeres desaparecidas o ausentes, dice el acuerdo respectivo. No dice que la búsqueda y localización será inmediata, sino la coordinación entre autoridades.

Karla Mariel, Dafne, Marbella, Asunción y Brisa también tienen en común que sus alertas no tienen un número de reporte, aunque con el se echa andar. El reporte por la desaparición de Karla Mariel debería ser el número 1 del 2018.

En cambio, de acuerdo con el registro oficial, el primer caso que tiene número de reporte es el de Luz Jimena Álvarez Nava, de 24 años, quien desapareció el 9 de noviembre del 2018 en Acapulco. También sigue desaparecida. El número de reporte de Luz Jimena es el 11, pero antes de ella, se activó la alerta Alba por Karla Mariel, Dafne, Marbella, Asunción y Brisa. Ninguna de las cinco tiene número.

Por la falta de noticias de su hija, el 23 de agosto del 2018, María Josefa denunció públicamente que la Fiscalía Especializada se había negado a emitir la alerta para la búsqueda de Karla Mariel.

“Ha sido mucho el tiempo que ha transcurrido sin tener noticias de mi hija, cuando en estos casos el tiempo es vital”, señaló ante varios medios de comunicación.

La Fiscalía Especializada activó la Alerta Alba por la desaparición de Karla Mariel hasta el 23 de noviembre del 2018. Cinco meses después de que María Josefina hizo la denuncia.

***

Igual que el registro de la alerta Ámber, el número de veces que se ha activado el protocolo Alba en Guerrero es inexacto. La página oficial establece que del 23 de noviembre del 2018, por la desaparición de Karla Mariel, al 26 de mayo del 2019, con la denuncia por la desaparición de Laura Carrillo Campos, en Acapulco, de 31 años, Alba se ha activado 41 veces. Sólo 10 anuncios tienen la leyenda de localizadas.

El registro de esta alerta tiene las mismas fallas que el protocolo Amber. Hay dos direcciones electrónicas para acceder al registro. Uno de ellos es un enlace roto. El efectivo aparece sólo si se escribe la url correcta en cualquier buscador. La FGE no proporcionó la URL aunque se solicitó oficialmente. Cuando se localizó y se pudo acceder al sitio, saltaron las inconsistencias. Los primeros cinco reportes no tienen número. De ahí se salta al 11. No fue posible saber quiénes son las mujeres de los casos 6 al 10. Algunos registros están duplicados, como los de Julissa Viviana Marcelo Arzeta, de 21 años, quien desapareció el 24 de noviembre del 2018, en Acapulco, y deAdelia Dimas González, también de 21 años, quien se perdió desde el 28 de noviembre del 2018, en Chilpancingo. Ambas tienen el 14 como número de reporte y siguen sin ser localizadas.

Pero lo grave del registro no son las inconsistencias, aunque sea evidente la intención de un subregistro para que se desconozca el número total de víctimas.

El registro con todo y las inconsistencias permite encontrar patrones en cuanto a la desaparición de las mujeres.

Varias de las desaparecidas se perdieron con todo y sus hijos, y en algunos casos, no se activó la alerta Amber correspondiente, como es el caso de Sandra Guadalupe Villa Jiménez, de 18 años, quien se perdió en Coyuca de Benítez, el 16 de enero del 2019, con su bebé de un año. Siguen sin ser hallados.

Varias mujeres de la lista Alerta Alba se perdieron con sus hijos. En esta situación están Sonia Yazmín Lázaro Domínguez, de 20 años, desaparecida en Chilpancingo el 8 de diciembre del 2018, junto con sus dos hijas de cuatro y dos años. No han aparecido.

Algunas veces, por los menores desaparecidos se activa la alerta Amber, pero no ocurre lo mismo en el caso de las madres, así pasó con Paulina Lizeth Librado Everardo, madre de Elías Gerardo Onofre Librado, de dos años, desaparecido en Acapulco. La desaparición de Paulina no tiene registro en la Alerta Alba ni en Amber. Tampoco han sido localizados.

***

María Josefina siguió insistiendo en la Fiscalía Especializada para que buscaran a su hija. Pidió que investigaran al papá de sus nietos, quien después de que desapareció Karla Mariel impidió todo contacto entre los niños y ella.

La Fiscalía Especializada realizó un cateo en casa del papá de los niños 34 días después de la desaparición de Karla. Sin resultados.

Molesto por la acción de la Fiscalía Especializada, el yerno de María Josefina presentó un recurso ante la Fiscalía para que la abuela materna no se acercara a los niños.

La ausencia de Karla Mariel, la incertidumbre por lo que pudo pasarle, y la tristeza por no ver a sus nietos, minaron la salud de María Josefina, quien se mantenía de la venta de bolillos en el mercado central.

María Josefina no resistió más. Falleció hace dos meses. Ahora, Karla Mariel no tiene quien exija su búsqueda, su padre tiene once años de muerto.

Este reportaje fue elaborado por el equipo de Amapola. Periodismo transgresor.

Contenido relacionado:

Segunda entrega: La trata de personas, el otro fin de la desaparición forzada

Primera entrega: Chilpancingo: un hoyo negro para las niñas

Escribe las palabras a buscar.