Italia: Navidad en Zona Roja

18 diciembre, 2020

Durante la comida de Navidad y la cena de Año Nuevo, se permitirán dos familiares invitados en casa “para festejar en un mínimo de sociabilidad”, pues las medidas tomadas hasta ahora no han logrado «aplanar» la curva

Texto: Cynthia Rodríguez

Foto: Gobierno de Italia

MILÁN.- En los días previos a Navidad, los contagios por covid-19 en Europa están sin control. Países como Francia, España, Alemania y Reino Unido han comenzado ya su segundo confinamiento , mientras que Austria, por ejemplo, comenzará el tercero.

Lo mismo ocurrirá en Italia los días de fiesta que se convertirán en Zona Roja, es decir, que del 24 al 27 de diciembre, del 31 al 3 de enero y los días 5 y 6 de enero, estará prohibida la circulación de los ciudadanos. Un total de 10 días que recordarán el inicio de marzo cuando Italia se declaró en la primera Zona Roja del occidente y se cerraron todas las actividades no esenciales.

Del 21 al 23 de diciembre, del 28 al 30 de este mismo mes y el día 4 de enero, serán días que todo el país estará considerado como Zona Naranja, es decir, podrán abrir algunos negocios y se permitirá la circulación haciendo siempre atención a no provocar conglomeraciones.

La única región que se adelanta esta vez al cierre total es Véneto, que junto con Lazio y Liguria, han aumentado considerablemente su índice de contagio (mayor a 1) está por encima de la media (0.78) y el número de muertos, algo que preocupa a las autoridades que no logran “aplanar” la curva.

Después de que Italia se convirtió por entero en Zona Amarilla con los permisos respectivos para salir, abrir todo tipo de negocios, así como restaurantes y bares, los tumultos no se dejaron esperar, ocasionando con ello el alza del índice de contagio hasta alcanzar de nuevo hasta más de 800 muertos diarios. Ayer se contaron 674 víctimas y 17 mil 992 contagios.

Anoche, Giuseppe Conte, presidente del Consejo de Ministros, anunció el último decreto para convertir al país en Zona Roja los días de las próximas fiestas, pues lo que también está en juego es que las escuelas superiores puedan volver a abrir el 7 de enero como ya antes habían prometido las autoridades.

Aclaró que durante la comida de Navidad y la cena de Año Nuevo, se permitirán dos familiares invitados en casa “para festejar en un mínimo de sociabilidad”.

Antes, el Instituto Superior de la Sanidad informó que la edad media de las personas que se contagian actualmente va de los 15 a los 70 años, aunque la mayoría es menor de los 50 años y que el RT (ritmo de transmisión) sigue creciendo, por lo que es necesario volver a disminuirlo. El peligro es que el 50 por ciento de contagiados es asintomático.

“El RT es el primer inidicador a moverse, después es seguido de los contagios, de los pacientes en terapia intensiva y después de los muertos, de ahí nuestra preocupación”, señaló Silvio Brusaferro, director del Instituto Superior de la Sanidad.

“Así, para evitar que el RT continúe creciendo, será necesario encerrarnos con nuestra propia familia en nuestra propia casa. Esto es amor y respeto a los demás”.

Conte, quien incluyó en el último decreto 645 millones de euros para los restaurantes y bares que cerrarán los próximos días, aseguró que ya desde el próximo 27 de diciembre Italia tendrá sus primeras 9 mil 750 dosis de la vacuna.

Suecia: el discurso del rey

El rey de Suecia, Carl Gustav XVI, describió 2020 como un año «terrible» y dijo que la estrategia nacional contra el coronavirus fracasó.

«Creo que hemos fallado. Tenemos una gran cantidad de muertes y esto es terrible», dijo el rey en cadena televisiva el jueves por la noche, durante el tradicional programa de televisión anual que cubre el año con la familia real.

«El pueblo sueco ha sufrido tremendamente en condiciones difíciles. Pensemos en todas esas personas que ni siquiera han podido despedirse de sus familiares fallecidos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder despedirse».

Suecia ha sido ampliamente criticada en el resto de Europa por su enfoque poco ortodoxo para el manejo de una pandemia, basándose principalmente en pautas no obligatorias y sin usar cubrebocas.

En el país se han registrado 350 mil casos y más de 7 mil 800 muertes. El 9 de diciembre, el gerente de salud de la región de la capital sueca, Bjorn Eriksson, en una conferencia de prensa informada por los medios locales, había dado la alarma: las unidades de cuidados intensivos en Estocolmo ya estaban 99 por ciento llenas.

En lugar de recurrir a sanciones legales, Suecia apeló al sentido de responsabilidad y al deber cívico de los ciudadanos. Sólo se dan recomendaciones y no hay multas si se ignoran. El país nunca ha impuesto un bloqueo a nivel nacional y la mayoría de las escuelas, bares y restaurantes permanecieron abiertos.

Sin embargo, ahora se pide a algunas escuelas secundarias que realicen estudios a distancia. El epidemiólogo estatal sueco Anders Tegnell explicó en noviembre que la estrategia se basaba en una combinación de medidas legales y voluntarias. Suecia es uno de los países con alta tasa de mortalidad por covid-19: 789 fallecimientos por cada millón de habitantes, hasta este 18 de diciembre. Sin embargo, aún está lejos de las tasas de otros países europeos, como Italia y España, que superan los mil fallecimientos por cada millón de habitantes).

Más del 90 por ciento de las muertes relacionadas con covid-19 ocurrieron entre personas de 70 años o más, y casi la mitad de todas las muertes ocurrieron en hogares de ancianos, dice el gobierno. El primer ministro Stefan Lofven dijo a principios de esta semana que cree que muchos expertos han subestimado la segunda ola. «Creo que la mayoría de los expertos no han visto venir tal ola. Más bien, se ha hablado de diferentes grupos», dijo Lovfen en una entrevista.

Avatar
Cynthia Rodríguez

Periodista mexicana radicada en Italia, donde ha sido corresponsal para varios medios. Autora del libro Contacto en Italia. El pacto entre Los Zetas y la 'Ndrangheta, sobre los lazos entre uno de los grupos criminales más antiguos del mundo y uno de los cárteles emergentes más temidos de toda la historia en México. Tiene una maestría en Migración por la Universidad de la Sapienza y otra sobre Combate a la criminalidad organizada y la Corrupción por la Universidad de Pisa.

Relacionado