Guerra por el agua en Chihuahua: Guardia Nacional dispara balas de goma y gas contra agricultores

19 julio, 2020

En al menos tres enfrentamientos durante la mañana de este domingo, de acuerdo con testimonios, elementos federales dispararon balas de goma a campesinos que buscaban impedir extracción de agua en la presa Las Vírgenes

Por Jaime Armendáriz / Raíchali

CHIHUAHUA, CHIHUAHUA.- Elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano dispararon balas de goma y gas lacrimógeno a campesinos buscaban impedir extracción de agua ordenada por el gobierno federal en la presa Las Vírgenes.

Los agricultores, acompañados de legisladores locales y federales, llegaron poco antes de las ocho de la mañana. Intentaron acercarse a la presa y observaron que los elementos ya tenían sitiada la zona, lo cual originó la confrontación.

“Esto es una provocación. El gobierno federal tapa accesos y obviamente la gente se molesta. Lo que debieran de hacer es administrar correctamente el agua”, dijo el diputado federal panista Mario Mata Carrasco.

El mismo legislador reportó que se dieron por lo menos tres enfrentamientos durante la mañana de este domingo con un saldo de varios heridos.

Frenan extracción de agua

Después de la confrontación, el gobierno de Chihuahua informó que ya había un acuerdo con el gobierno federal para detener la extracción de líquido.

“La Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua (Aurech) habrán de reanudar las negociaciones a partir del próximo martes hasta llegar a un acuerdo, con la presencia del gobierno del estado como testigo”, indicó la autoridad en un boletín.

Ese problema se ha agudizado durante todo 2020 por la intención de la Conagua de extraer agua de esa presa de la zona sur de Chihuahua, con el argumento de pagar el Tratado de Límites y Aguas de 1944. El acuerdo implica que México debe pagar 436 millones de metros cúbicos de agua a Estados Unidos.

Los productores, sin embargo, han señalado que el líquido se pretende llevar a otros estados, como Tamaulipas. Con la intención de abastecer el distrito de riego número 025. En éste se habrían autorizado más hectáreas de siembra de las que se podrían haber regado con recurso propio. Es un dato sobre el que ha insistido el diputado Mario Mata.

“Lo único que quieren es llevarse el agua a Tamaulipas. Ya tuvieron el volumen necesario y la extracción de más de 500 millones y no lo cumplieron. Con eso ya se hubiera pagado el compromiso de este año que se tiene con el tratado, que además tiene vigencia hasta octubre”, subrayó el legislador en entrevista telefónica.

La presencia de elementos federales llevó a los productores a aglutinarse en los alrededores de la presa. Intentaron entrar a los cuartos de máquinas de esa infraestructur para cerciorarse de que no se estuviera sacando agua. Sin embargo, los integrantes de la Guardia Nacional y del Ejército se los impidieron y los atacaron en varias ocasiones.

Pasadas las dos de la tarde, los ánimos ya se habían calmado luego de que gobierno estatal informó del acuerdo con la federación para detener cualquier trabajo referente a la extracción de agua.

Hay agua suficiente: Conagua

La Conagua informó que esa presa, que lleva el nombre de Francisco I. Madero pero es conocida como Las Vírgenes, cuenta con un almacenamiento suficiente para asegurar el riego (para los cultivos de nogal, sandía, melón, chile, cebolla y alfalfa) y la continuidad de todas las actividades productivas en la región, además de contribuir al pago del tratado.

Insistió en que la extracción se hace “con pleno apego a derecho, se realiza garantizando al 100 por ciento del volumen de agua que requieren los productores agrícolas para continuar sus actividades y garantizar la viabilidad de sus cosechas”.

Previo a los enfrentamientos había indicado que el Comité Nacional de Grandes Presas consideró que debían efectuarse maniobras de extracción o desfogues de control en la presa para alcanzar los niveles de seguridad requeridos y contar con un margen adecuado para el manejo de los posibles escurrimientos.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana explicó en un comunicado que el gobierno federal inició las extracciones en la presa Francisco I. Madero, en Chihuahua, para reabastecer la presa Luis L. León, conocida como El Granero, contribuir al cumplimiento del Tratado de Límites y Aguas de 1944 y salvaguardar la seguridad de la población y las áreas productivas.

A principio de enero, representantes de organizaciones campesinas acudieron a una reunión a la Conagua exigir el cierre inmediato de la presa el Granero. Denunciaron que además del pago a Estados Unidos, también se pretende enviar agua a Tamaulipas y Nuevo León.

Este trabajo fue realizado por RAÍCHALI. Lo reproducimos con su autorización, como parte de una alianza de medios. Aquí puedes consultar lapublicación original.

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado