Gobierno federal descarta sabotaje en muerte de gobernadora de Puebla

27 marzo, 2020

Cuauhtémoc, Ciudad de México, México, 27 marzo de 2020. Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México en conferencia de prensa en el Salón Tesorería de Palacio Nacional. El mandatario es acompañado por: Javier Jiménez Espriú, Secretario de Comunicaciones y Transportes y Carlos Alfonso Morán Moguel, Subsecretario de Transportes. Foto: Presidencia

Un informe de Aeronáutica Civil y cuatro agencias internacionales de seguridad aérea coincidieron de forma unánime en que no hubo sabotaje en el accidente de helicóptero en que murieron la gobernadora Martha Ericka Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle

Texto: Reyna Haydeé Ramírez

Foto: Presidencia

El gobierno federal presentó este viernes el informe final donde se descarta sabotaje y se indica que la caída del helicóptero donde murieron la ex gobernadora de Puebla, Martha Ericka Alonso, el senador Rafael Moreno Valle y tres personas más fue un accidente. La causa probable, una falla mecánica.

En la conferencia matutina de este viernes 27, se destacó que el informe de Aeronáutica Civil y cuatro agencias internacionales de seguridad aérea coincidieron unánimemente: “no se encontró evidencia de daños que acrediten que existió un posible acto de sabotaje o de explosivos”.

El dictamen final se pasó a la Fiscalía General de la República para incluirse a la investigación para las acciones legales contra posibles delitos.

Mientras las empresas de taxi aéreo quedan suspendidas temporalmente hasta concluir el proceso, además de las multas ya aplicadas de alrededor de 300 mil pesos. Y estarán sometidas a auditorías.

El 24 de diciembre del 2018, a las 14:34 horas, el helicóptero modelo Augusta 109 Grand, matrícula XA-BON, se desplomó a los diez minutos de haber salido de Puebla con destino a la Ciudad de México.

El helicóptero cayó en el municipio de Santa María Coronango, Puebla. También murieron Héctor Baltazar Mendoza, asistente del senador, y los pilotos Marco Antonio Tavera Romero y Roberto Javier Coppe Obregón.

Una falla mecánica de meses, la causa probable

El titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, presentó el informe con los detalles técnicos de dónde habría estado la posible falla. Éstos fueron avalados por agencias especializadas en seguridad y aeronáutica civil de Italia, Canadá, Estados Unidos y la Unión Eurpoea.

Con reserva de las expresiones técnicas, según se explica, el helicóptero tenía una falla mecánica no atendida en una de las dos piezas llamadas “actuadores” y cuya función es mantener el equilibrio de la aeronave.

Ya en vuelo, con piloto automático, deja de funcionar la otra pieza y desvía el helicóptero sin que los pilotos lo pudieran controlar.

“Cuando fueron los dos, uno que estaba fallando, que no servía, y otro que falla en ese momento, que coinciden los dos, se va el helicóptero a un lado. El piloto automático deja de funcionar, se va hacia un lado y ya no le dio tiempo al piloto. Por lo que haya sido, no sabemos por lo que haya sido, de recuperarlo, porque tenía tres segundos para hacerlo”, explicó Jiménez Espriú.

Según los resultados del dictamen, el helicóptero XA-BON, tenía seis meses con reiteradas fallas y reparaciones. La última de ella fue 11 días antes de Navidad, intermedio durante el cual hizo un estimado de 31 vuelos que no debió hacer. Y que se presume pudo haber caído.

¿Se ha hablado de que es un accidente, y por aquello de las teorías conspiratorias, ¿Si va todo  en cuestión de que fue un accidente?, se le cuestionó.

“Es un accidente que se produce, no nada más porque falló la máquina, sino porque no se cumplieron requisitos previos que debieron haber evitado el accidente. Si ese primer actuador lo cambian en su momento y queda bien, no pasa nada;

“O si dicen: ´Ponemos en tierra el helicóptero porque las normas dicen que no puede volar’, en ese momento no pasa el accidente. Entonces, es un accidente de causas múltiples”, precisó.

Suspenden empresa de taxi aereo

Derivado del dictamen, se informó que las empresas Servicios Aéreos del Altiplano, S.A. de C.V., y al taller de mantenimiento Rotor Flight Services S. de R.L. de C.V, quedan temporalmente suspendidas. Esto mientras concluyen las auditorías técnicas a las que sean sometidas, y que podrían derivar en el retiro de la licencia para operar.

El titular de SCT informó que en los meses anteriores ambas empresas fueron sancionadas con multas superiores a los 300 mil pesos.

“Hemos suspendido temporalmente porque vamos a hacer auditorías… (sic) la suspensión quiere decir que ya no pueden operar ninguna de sus máquinas si tienen más máquinas.

“El taller de mantenimiento se cierra, no podrá dar servicio de mantenimiento en sus clientes si es que hay más. Se tienen que buscar otros talleres de mantenimiento que existen”, destacó Jiménez Espriú.

Del resultado de las auditorías se decidirá si quedan suspendidos o se les quitas la licencia. Independienemente de multas y otras responsabilidades en que hayan incurrido, dijo.

El expediente del dictamen de causa probable, ACCDTARA004/2018AMMPB se remitirá hoy mismo a la Fiscalía General de la República para que se incorpore a la carpeta penal. Con copia a la Fiscalía General de Puebla para los efectos jurídicos procedentes.

Explican malas prácticas de operación

El subsecretario de Transportes de la SCT, Carlos Alfonso Morán, precisó que se encontró un reporte de la empresa Rotor Fligth Services. Es encargada del mantenimiento del helicóptero, se indicaba la falla de la pieza desde el 18 de septiembre del 2017.

“La aeronave se desvía de rumbo a la izquierda ocasionalmente con el director de vuelo engarzado. El director de vuelo activado, encontrándose dañado el actuador lineal del eje de rol del alabeo y requiere reemplazo”, se indica en un documento.

Otro del 25 de junio de 2018, seis meses antes del accidente, cuando la tripulación asentó que tuvieron un cambio repentino de rumbo de director de vuelo activado, director de vuelo engarzado.

Se encontró también un correo del personal del taller Rotor Fligth Services, al taller Precision Accesories & Instruments en los Estados Unidos. Solicitaba aplicar la garantía de la pieza “actuador”:

“¿Cómo estás? Espero bien, el motivo de nuestro correo es comentarte que el actuador que nos repararon, lo están reportando Mantenimiento que está fallando, por lo que van a bajarlo de la máquina. Aquí quiero saber para aplicar la garantía y poder proceder con la misma, ya que sí sería un poco urgente que la máquina tiene vuelos comprometidos y no la podemos parar”, indica el mensaje.

El subsecretario destacó:  “Esa es una afirmación delicada, importante, si está aquí indicándose que el helicóptero va a estar operando”.

Y agrega que en este detalle se encuentra una falla de presunta negligencia de Aeronáutica Civil. Al no revisar la información donde apareciera en el manual del taxi aéreo. Así como la oportuna sustitución o actualización de las listas de equipo mínimo y las condiciones en las que debe de operar el helicóptero.

“Hubo una mala práctica en el operador, una mala práctica en la tripulación que aceptó volar con las fallas que ellos conocían, ellos habían reportado, una falla en el taller de mantenimiento, o sea, son causas múltiples”, puntualizó el titular de SCT.

Relacionado