Migrantes rompen el cerco de la Guardia Nacional en Chiapas

29 agosto, 2021

TAPACHULA, CHIAPAS, 28AGOSTO2021.- Un grupo de aproximadamente 400 migrantes, provenientes en su mayoría de Honduras, Venezuela, El Salvador y Haití, quienes improvisaron una caravana con rumbo al norte del continente, se enfrentaron con elementos de la Guardia Nacional y Migración, esto en la carretera Huehuetán, entre el municipio de Huehuetán y Tuzantán. FOTO: PEDRO ANZA /CUARTOSCURO.COM

Un millar de migrantes inició una caravana para salir de Tapachula debido a que llevan muchos días pidiendo asilo sin recibir respuesta de las autoridades mexicanas. El INM y la Guardia Nacional respondió con violencia. La caravana sin embargo, logró romper el cerco y llegar a Huixtla.

Texto: Ángeles Mariscal / Chiapas Paralelo y Redacción de Pie de Página

Fotos: Pedro Anza/Cuartoscuro

CHIAPAS.- Este sábado alrededor del mediodía, aproximadamente un millar de personas –entre ellas hombres, mujeres, familias, niñas, niños y adolescentes y mujeres embarazadas– decidieron comenzar a caminar desde Tapachula a Estados Unidos.

La nueva caravana comenzó cuando un millar de migrantes originarios de Haití, todos con solicitud de asilo en trámite, emprendieron una caravana que este sábado salió de la ciudad de Tapachula. La mayoría busca llegar a ciudades de México donde obtener fuentes de empleo.

La decisión de salir de la ciudad, la tomaron luego que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) no ha dado respuesta a sus solicitudes de refugio, un proceso que debería completarse en tres meses, y ahora tarda más de un año.

Los migrantes aseguran que su objetivo no es llegar a Estados Unidos, sino buscar alguna ciudad donde puedan tener medios de subsistencia. “Lo importante no es cruzar la frontera, si podemos salir de Tapachula, no podemos buscar una forma de trabajar en otro lado”.   

“Lo importante que necesitamos es dejar Chiapas, porque en Chiapas no hay trabajo. En Chiapas no hay forma de vivir, la gente nos está tratando como animales. Si somos refugiados, lo que estamos buscando es una forma de vivir para poder comer”, explicó uno de los migrantes, antes de emprender la caravana.

Durante la semana que transcurrió, los migrantes realizaron protestas afuera de las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Comar, para pedir la agilización de sus trámites de refugio.

De acuerdo a la normatividad del gobierno mexicano, en tanto Comar no de un dictamen sobre las solicitudes, las personas migrantes, no pueden salir de la ciudad donde iniciaron el trámite, en este caso, la ciudad de Tapachula.

En Tapachula, ciudad fronteriza con Guatemala, se encuentran actualmente más de 5 mil migrantes de Haití, y unos 3 mil de Centroamérica y Cuba, que esperan los dictámenes de la Comar. Para sobrevivir, algunas personas migrantes de Haití se ocupan en el comercio informal, una actividad con la que logran obtener apenas unos 150 pesos diarios.

“Denos una oportunidad de salir, para poder circular y buscar cómo podemos trabajar para comer, porque hay que pagar casa, y hay personas que están viviendo en el parque, que tienen niñas y niñas”, pidieron los migrantes.  

Ante este escenario, al amanecer de este sábado, migrantes salieron de la ciudad en caravana; se les unieron migrantes de Centroamérica, y algunos cubanos. Luego de avanzar unos 30 kilómetros, a la altura del municipio llamado Huehuetán, agentes de la Guardia Nacional (GN), del ejército mexicano, y del INM, colocaron un cerco para impedir avanzar. En este operativo, interceptaron a unos 300 de ellos, y mediante el uso de la fuerza, los obligaron a subir autobuses para trasladarlos a la estación migratoria Siglo XXI.

Otros migrantes lograron abrirse paso y avanzar hasta la ciudad de Huixtla, donde duermen; varios resultaron heridos durante el operativo de contención.  

Sobre el operativo de contención de la caravana, denunciaron que hubo un despliegue excesivo e injustificado de fuerzas de seguridad, con aproximadamente 50 vehículos entre volantas y autobuses del INM, camiones y camionetas de la GN y del ejército.

“Las personas fueron agredidas, sometidas, golpeadas con escudos y toletes; se identificó portación de armas largas por parte de elementos del ejército, elementos del INM vestidos de civil incitando a la agresión, así como otros agentes de seguridad sin identificar, vestidos civil y portando armas de fuego”.

Las causas

El Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Méxicano, denunció que hay dilación en los procesos administrativos para presentar una solicitud de refugio ante la Comar, pues las citas disponibles se están otorgando hasta enero de 2022. Aunado a ello, en semanas recientes, autoridades  han detenido y deportado a personas que cuentan con documentos que respaldan su estancia regular en México.

De acuerdo con el colectivo, estas son las dos principales razones por las que las personas migrantes -la mayoría proviene de Haití, pero también había personas venezolanas, de los países de Centroamérica, y de Guinea Ecuatorial- decidieron romper el cerco que mantiene el INM

1. Dilación en los procesos administrativos para presentar una solicitud de refugio ante la COMAR, pues las citas disponibles se están otorgando hasta enero de 2022.

2. Detención y deportación de personas que cuentan con documentos que respaldan su estancia regular en México, como el reconocimiento de la condición de refugiado o tarjetas de visitante temporal o permanente. Se les ha impidiendo salir de Tapachula.

Represión, dispersión y detención de migrantes

Desde la mañana del sábado 28, el COMDHSM observó el reforzamiento del retén ubicado en Viva México con elementos de la Guardia Nacional y el patrullaje de camionetas del Ejército y autobuses del INM. 

También registró la detención de pequeños grupos que iban rezagados, o que intentaban sumarse al contingente de manera tardía. Al filo de las dos de la tarde, “se registró el paso de dos volantas del INM con niñas y niños migrantes detenidos”.

“A partir de las 16:00 horas se observó un creciente despliegue de fuerzas de seguridad, integrado por volantas y autobuses del INM, patrullas de la GN y camionetas del EM, a la altura de Chamulapa, municipio de Huehuetán. Posteriormente, los elementos de las fuerzas de seguridad formaron equipos antimotines para cerrar el paso y encapsular a la caravana”. Detuvieron  a varias personas con uso excesivo e ilegítimo de la fuerza contra todos: hombres, mujeres y niñas y niños.

“Las personas fueron dispersadas, corrieron internándose en los montes o a través del río; otras siguieron avanzando sobre la carretera. Durante varias horas, bajo la lluvia y empezando la noche, el operativo continuó agrediendo y deteniendo a los integrantes de la caravana. Se documentaron personas con lesiones y heridas derivadas de las agresiones del INM, la GN y el Ejército, y la atención médica fue escasa y tardía. También se documentaron situaciones de separación familiar y de una menor no localizada mismas que se hicieron del conocimiento de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Grupo Beta y la Fiscalía”.

Se calcula que fueron privadas de su libertad unas cincuenta personas.

Sin embargo, el grueso de la caravana logró romper el cerco de la Guardia Nacional y avanzó  hasta el municipio de Huixtla, donde ese mismo sábado estuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador inaugurando la reconversión del Hospital General de Huixtla.

Foto: Pedro Anza/Cuartoscuro

Esta nota fue realizada con información de CHIAPAS PARALELO, que forma parte de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puede consultar la publicación original

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado