Leyendo:
Exigen cumplir recomendación de CNDH por asesinato de Antonio Vivar

Textos: José Ignacio del Alba

Imágenes: Cortesía Tlachinollan

Organizaciones civiles de Guerrero exigieron el cumplimiento de la recomendación que establece que policías federales y elementos militares incurrieron en violaciones a derechos humanos contra activistas el 7 de junio de 2015

Organizaciones defensoras de derechos humanos y familiares de Antonio Vivar Díaz exigieron a los gobiernos federal y de Guerrero el cumplimiento de las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), por los hechos que derivaron en el asesinato del activista de 28 años, y la detención arbitraria y traslado ilegal de ocho personas, ocurridos el 7 de junio de 2015, en Tlapa, Guerrero.

La CNDH estableció en su recomendación (85/2018) que la Policía Federal retuvo, torturó e incurrió en uso excesivo de la fuerza, que derivó en la muerte de Antonio Vivar, por lo que recomendó abrir investigaciones contra policías federales y la cadena de mando, además de que establece que el Ejército y la Marina incurrieron en violaciones a los derechos humanos y recomienda investigarlos.

Antonio Vivar Díaz murió después de recibir un balazo por la espalda, a manos de un agente de la Policía Federal, durante un operativo de esa corporación en la colonia Tepeyac, para liberar a alrededor de 35 agentes retenidos por la población, como respuesta a su vez a la detención arbitraria de ocho personas.

Los hechos ocurrieron durante la jornada electoral del 7 de junio en la entidad, donde fueron renovados la gubernatura, los 81 ayuntamientos y el Congreso local.

La recomendación de la CNDH, publicada el 27 de diciembre pasado, está dirigida Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional; Alejandro Gertz Manero, fiscal General de la República; Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana; al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo; y al fiscal de esa entidad, Jorge Zuriel de los Santos.

Las organizaciones que exigen el cumplimiento de la recomendación son el Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”.

La CNDH recomendó a la Sedena que colabore con las investigaciones y quejas ante los órganos de control interno en contra la detención y retención de 8 personas y que designe a un funcionario que verifique el cumplimiento de la recomendación.

A la Fiscalía General, la Comisión recomienda continuar con la averiguación previa por el asesinato de Antonio Vivar e iniciar otras investigaciones por tortura y sustracción de pertenencias y dinero en contra de los 8 civiles detenidos arbitrariamente.

A la dependencia encabezada por Alfonso Durazo, la CNDH insta a reparar el daño a los detenidos y torturados, así como a los familiares de Antonio Vivar, además de brindarles atención psicológica.

En el documento, la CNDH describe cómo elementos de la Sedena torturaron y detuvieron arbitrariamente a, por lo menos, 8 personas (incluido un menor de edad).

Durante la jornada electoral del 7 de junio de 2015 varias organizaciones estudiantiles y de maestros rurales se manifestaron por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El Movimiento Popular Guerrerense, de la cual era integrante Vivar Díaz, participó en marchas y en un intento de boicot a las elecciones locales como respuesta a la desaparición de los normalistas.

Las 8 víctimas aprehendidas por la Policía Federal relataron a la CNDH que después de ser detenidos a golpes fueron llevados en helicóptero a cuarteles de las Fuerzas Armadas donde fueron interrogados y fotografiados.

Mientras tanto, pobladores y manifestantes retuvieron a integrantes de la Policía Federal en la capilla del lugar para negociar la liberación de sus compañeros.

Un testigo relató la escena en el documento de la CNDH:

“vio que uno de los federales que estaba dentro de la capilla se levantó la camisa y sacó un arma corta (…) disparó 2 veces y grito ‘órales, hijos de su puta madre’ disparó hacia afuera de la capilla…”.

Esa misma noche, el Ejército liberó a los 8 detenidos. Más tarde, Enrique Peña Nieto diría en un mensaje a la nación que la jornada electoral de ese día “fue un ejemplo” y que se había realizado “sin incidentes”.


Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente.

“Este trabajo forma parte del proyecto Pie de Página, realizado por la Red de Periodistas de a Pie. Conoce más del proyecto aquí: https://piedepagina.mx“.

Fue educado en escuelas católicas hasta que se volvió ateo. Es huraño y trotamundos. Estudió periodismo y nunca se graduó. Suele tener más fe en las viejas narrativas que en las nuevas. Le gusta escribir historias.

Escribe las palabras a buscar.