Leyendo:
El riesgo de vivir entre el Popo y el gasoducto

La existencia del gasoducto que forma parte del Proyecto Integral Morelos puede elevar el riesgo para la población que vive en los alrededores del volcán Popocatépetl debido a la falta de información sobre el megaproyecto

Texto: Daliri Oropeza

Fotografía: Duilio Rodríguez

Mapa: Cupreder

La alerta por la constante actividad volcánica del Popocatépetl subió en el semáforo de Alerta Volcánico a Amarillo fase 3. En esta fase, lo importante es difundir la información para una posible evacuación y dar a conocer los protocolos de seguridad en todas las regiones donde hay riesgo volcánico.

Son 18 municipios, de los estados de Morelos, Tlaxcala, Puebla y Estado de México, los que concentran alto riesgo por estar cerca o en las faldas del volcán Popocatépetl, uno de los cinco más explosivos del mundo y el que tiene mayor riesgo por la cantidad de personas que viven en su perímetro, ya que el aumento de la densidad poblacional en al menos seis municipios vuelve más complejo un posible desalojo.

El riesgo se incrementa en los municipios por donde pasa el gasoducto del Proyecto Integral Morelos en corto, mediano y largo plazos. En menos de 15 días el volcán ha hecho erupción cinco veces, tres la misma semana y dos el jueves 28 de marzo.

Alejandra López, del Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (Cupreder), explica a Pie de Página que no se han hecho las revisiones necesarias para corroborar que no haya fisuras o fracturas en el gasoducto que provoquen una explosión mayor ante la posible erupción.


En este mapa está en color azul el trazo del proyecto en la primera Manifestación de Impacto Ambiental. El trazo morado es el registro que ha hecho el Cupreder en trabajo de campo por las comunidades que han manifestado irregularidades o compra de territorios para el derecho de vía por parte de la Comisión Federal de Electricidad. En lo círculos se observa las zonas de riesgo 1, 2 y 3 de acuerdo con la cercanía a las faldas

En este mapa está en color azul el trazo del proyecto en la primera Manifestación de Impacto Ambiental. El trazo morado es el registro que ha hecho el Cupreder en trabajo de campo por las comunidades que han manifestado irregularidades o compra de territorios para el derecho de vía por parte de la Comisión Federal de Electricidad. En lo círculos se observa las zonas de riesgo 1, 2 y 3 de acuerdo con la cercanía a las faldas

La especialista de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla asegura que este riesgo puede implicar que haya una catástrofe mayor, si se conjuga una erupción con una explosión por fallas del mismo ducto. Las empresas involucradas, entre ellas Eneagas, no han dado cuenta de la construcción de los tubos en las propias barrancas por donde avanza el lodo volcánico, ni los proyectos de prevención protocolarios ante una posible erupción en las zonas donde pasa el gasoducto, que están en el Área 2 de riesgo por erupción volcánica. Éste sería el riesgo a corto plazo.

El riesgo a mediano y largo plazos obedece a dos cuestiones sustanciales. La primera es el incremento de la urbanización y con ello de la población que podría vivir en las posibles zonas industriales proyectadas en el PIM, en los alrededores del volcán. Pero incrementar la población con protocolos de prevención y actuación insuficientes resulta riesgoso, “no es lo mismo evacuar a 30 mil que evacuar a 3 millones”, advirtió tajantemente Aurelio Fernández, también integrante del Cupreder en entrevista con Carmen Aristegui.

Alejandra López explica que “llevar a la región del Popocatépetl un modelo de desarrollo que no sólo va a generar presiones mayores al medio ambiente, agua, suelo, desplazar los usos de suelo agrícolas actuales, y abrir otros usos de suelo industriales, comerciales y habitacionales es inconveniente y no lo han ponderado en el proyecto”.

La especialista señala que lo que se ve es la continuación de un modelo de desarrollo de metropolización, corredores industriales gigantescos, que inevitablemente tienen efectos.

El otro tema son los ramales de distribución de gas que conlleva el proyecto del PIM, lo cual ha sido un tema opaco, de acuerdo con López.

“Es la parte más jugosa del negocio, porque es vender gas, abrir mercado para la venta de gas natural. Pero que nos conste, porque todo el esquema que existe por el momento provisto por la CRE, Sener, entran en este diseño de apertura de mercados a la venta de gas natural y no hay ningún documento que te lo diga con certeza proyectado”, señala.

De acuerdo con el Cenapred, en las últimas 24 horas ha habido 61 exhalaciones, dos explosiones, dos sismos volcanotectónicos y 130 minutos de secuencia de exhalaciones. Al subir de fase 2 a fase 3 de riesgo, la obligación de las autoridades es reforzar la información sobre una posible evacuación y alertar de manera oportuna a todas las personas que vivan en el perímetro del volcán, ya que el Popocatépetl presenta crecimiento rápido de los domos de destrucción por explosiones fuertes, persistencia de fumarolas, gas y caída leve de ceniza en áreas cercanas, explosiones de intensidad creciente y posibles flujos de material proclástico de mediano alcance.

Con ello Cenapred recomienda estar alerta para evacuar. Si subiese a Rojo fase 1, hay peligro por lo que es inminente evacuar.

Periodista independiente #CaminamosPreguntando Maestra en Comunicación y cambio social.
#Edición #Crónica #Foto #Investigación

Escribe las palabras a buscar.