“El incendio sirvió para controlar a La Merced”

26 diciembre, 2019

Casi mil locales resultaron con pérdidas totales en los mercados de la Merced y San Cosme tras los incendios ocurridos en vísperas de Nochebuena y el mismo 25 de diciembre. Algunos locatarios temen que el gobierno se quede con sus puestos o tome el control del lugar.


Texto: Ignacio De Alba y Vania Pigeonutt
Fotos: Duilio Rodríguez

Ciudad de México.– El incendio del 24 de diciembre en el mercado de La Merced acabó con el puesto de Edel González. El joven platica que es la tercera generación que se dedica a vender “materias primas” en este puesto. Calcula que su familia perdió unos 100 mil pesos, entre platos de plástico, vasos desechables, bolsas y artículos para fiesta. González se encuentra en un local vacío repleto de cenizas. 

El chico platica que no se puede reinstalar en ningún otro sitio, porque las afueras del mercado está repleto de vendedores ambulantes. Además, para vender a las afueras, tendría que acordar un precio por el pedazo de banqueta que ocupe con una mafia local. Así que todas las apuestas de su familia están en el puesto que le heredó su abuela. 

Trabajadores del gobierno de la Ciudad de México y locatarios del mercado de la merced  trabajan en la remoción de escombros después del incendio ocurrido el 24 de diciembre de 2019, en la nave central del mercado. Foto: Duilio Rodríguez.

González y otros locatarios se rehusaron a que el gobierno de la Ciudad de México acordone la zona del incendio y los deje fuera de la limpieza del lugar. Enrique García, otro locatario, asegura que es la desconfianza “a que se quede el gobierno con los puestos”. La misma desconfianza provocó que los locatarios participaran en la remoción de escombros. 

“Aquí todos cuidan el negocio”

La Merced es uno de los mercados más importantes de la Ciudad de México, antes de que se construyera la Central de Abastos este fue el mercado mayorista más importante de la capital, desde su construcción en 1957, acuden miles de personas todos los días. 

Pero en las últimas décadas, este mercado emblemático  quedó a la merced  de bandas locales. Varios locatarios explican: la Unión Tepito ha ido cobrando más fuerza entre los comerciantes del lugar. Las extorsiones los alcanzan a todos. Por ejemplo, un carretillero –probablemente el trabajador más humilde de un mercado– paga 10 pesos diarios. Y un puesto deberá entregar 100 pesos por “derecho de piso”. Otros locales mejor provistos pueden llegar a pagar 5 mil o 10 mil pesos a la semana. 

Un comerciante, que pidió el anonimato para el texto, relata entre risas que los propios “chineros”, “farderos” y “cadeneros” –ladrones y asaltantes– están ayudando en la limpieza y arrastre de escombros. El propio 24 de diciembre –cuando fue el incendio- también se dedicaron a extinguir el fuego. “Aquí todos cuidan el negocio”. 

Algunos clientes, como Juan Días, llegaron a la Merced preocupados por el tendero que los atiende desde hace 30 años. Días comenta que vio el incendio en las noticias, y se propuso ir a visitar a su marchante. La frutería prácticamente desapareció, pero Días aprovecha para darle unas palabras de aliento y desearle suerte. 

Desconfianza persistente

Algunos locatarios están seguros de que el incendio fue provocado. Tienen desconfianza a las autoridades. Muchos aseguran el incendio sirvió  “para controlar el mercado”. Locatarios de la Nave Mayor, donde las llamas acabaron con todo, no piensan separarse de su puesto en los días de remodelación.

El piso del mercado aún está encharcado por el agua de los bomberos. Todo está ennegrecido. Algunos puestos sobrevivieron y otros ya lograron reinstalarse. Ese  es el caso de Juan Álvarez, a pesar de que las autoridades no han evaluado si el mercado sufrió daños estructurales. 

La familia Alvarez, perdió todo lo que tenían en su puesto de frutas y verduras después del incendio en la nave mayor de la Merced. Ahora venden entre los escombros. Foto: Duilio Rodríguez

Apenas unos cuantos días atrás, los locales de la familia Álvarez estaban repletos de mangos, naranjas, piñas, plátanos, manzanas, camotes y ciruelas. En las fotografías que Juan muestra en su celular, el local está limpio y exuberante. Las frutas apiladas y brillantes atraían a la clientela. La familia Álvarez perdió cerca de 200 mil pesos. Juan explica que recientemente habían invertido más dinero por las fiestas decembrinas. Pero hoy todo es escombros. 

Pro lo pronto, Juan, que se dedica a atender su puesto de fruta a diario, desde las seis de la mañana hasta las siete de la noche, instaló una pequeña mesa entre los pasillos por donde pasan carretillas con cenizas y basuras. Así vende unas 10 pencas de plátanos, guayabas y media docena de piñas. 

Los locatarios esperan que, en unos  ocho días, puedan reinstalarse y recuperar las pérdidas. El mayor temor es que la estructura y los techos del mercado estén definitivamente dañados. Entonces deberá  remodelarse. Alejandra Reyes explica: “el gobierno aún no entrega los locales del incendio que fue hace siete años”. 

Las pérdidas, en números

Casi mil locales resultaron con pérdidas totales en los mercados de la Merced y San Cosme tras los incendios ocurridos en vísperas de Nochebuena y el mismo 25 de diciembre. 

En entrevista para Pie de Página, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, Fadlala Akabani, precisó que el mercado menos afectado fue el Abelardo L. Rodríguez, primero de los tres que se quemaron- aparentemente por fallas eléctricas- dijo.

“Ya tenemos censo, el mercado Abelardo L. Rodríguez, tuvo afectaciones en un local dividido en tres puestos, ese ya se está atendido directamente por Secretaría y la alcaldía (Cuauhtémoc). El mercado San Cosme los locatarios afectados-la ultima cifra última- es de 204 locales afectados, de acuerdo al último censo son 536 locales en total. En el mercado de La Merced, la última cifra que tenemos de locales dañados es de 720 de un total de mil 239 que hay en la nave principal”.

Detalló que de estos mil 239 locales de la nave que se incendió es la mayor del mercado que está dividido en cuatro mercados: el de las flores, frutas y verduras, el de varios, y el de comestibles sobre todo cárnicos. El que se incendió fue el de frutas y verduras de la parte del mercado de la Merced.


Empleo temporal



Akabani explicó que a través de un seguro emergente de desempleo apoyarán a alrededor de 2 mil trabajadores de la nave mayor. Son los trabajador que perdieron su empleo por el incendio: van a recibir hasta 2 mil 500 pesos por seis meses, a partir de enero. Estos apoyos son a fondo perdido. 

“Calculamos que de los locatarios de la Merced son mil 239 empleados. Del mercado de San Cosme 536 empleos. Para redondear, cerca de 2 mil empleos que van a recibir estos apoyos a fondo perdido y por parte de la Secretaría de Trabajo y Fomento al empleo un aproximado de 2 mil 500 pesos para cada desempleado”. 


Pie de foto: Trabajadores del gobierno de la Ciudad de México y locatarios del mercado de la merced  trabajan en la remoción de escombros después del incendio ocurrido el 24 de diciembre de 2019, en la nave central del mercado. Foto: Duilio Rodríguez.



Medidas, quitado de cableado



Puntualizó que otro apoyo económico se dará en forma de créditos para que “los comerciantes puedan realizar su actividad económica cuando estén en esta posibilidad. Se darán hasta 25 mil pesos con 0% de interés a pagar en 2-3 años dependiendo el giro”.
 
En cuanto a las nuevas medidas de seguridad, aseguró, realizarán un trabajo de supervisión de todas las instalaciones eléctricas de los mercados de la ciudad a partir del próximo mes.

“De tal manera que podamos certificar el estado que guardan los mismas y lo vamos a hacer supervisando el tamaño, vamos a empezar por los más grandes, la parte restante del mercado de la Merced que no se quemó, las otras tres secciones, el mercado de Tacuba, mercado de Tacubaya, mercado Portales, el mercado Álamos, el de Sonora”.

Accidente eléctrico



Hasta el momento, precisó el funcionario, los peritajes no han arrojado que los incendios fueron provocados. Según el secretario hasta el momento todo indica que tiene que ver con las instalaciones eléctricas. No han encontrado gasolina ni muestras de que  los siniestros no fueron accidentes.

A partir de enero, comentó, harán una campaña de concientización para la instalación adecuada de luz, junto a la Comisión Federal de Electricidad.

Fue educado en escuelas católicas hasta que se volvió ateo. Es huraño y trotamundos. Estudió periodismo y nunca se graduó. Suele tener más fe en las viejas narrativas que en las nuevas. Le gusta escribir historias.

Fotógrafo, editor, interesado en arte, cine, arquitectura, literatura, la escalada en roca y de los deportes en general, menos el futbol. duiliorodriguez.com

Contenido relacionado