El gobierno federal minimiza el problema del sargazo

24 junio, 2019

El gobierno federal confía a la Marina el tema del sargazo, las algas que dañan más de 900 kilómetros de playas del caribe mexicano. El presidente dice que el asunto es “menor” y culpa a las administraciones pasadas de gastar mucho dinero. El titular de Semar dice que «no es un problema»

Texto: José Ignacio De Alba

Fotos: Cecilia Suárez / Archivo

El almirante Rafael Ojeda Durán, secretario de la Marina, habla de la estrategia para acabar con el sargazo que ha afectado las turísticas playas de Quintana Roo, en el Caribe mexicano. El hombre asegura que el tema es un “asunto de Estado” y explica la estrategia para combatir el alga.

El almirante está tan confiado que asegura: “el sargazo no es un problema”. Ojeda explica que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Marina, se coordinará con los gobiernos municipales de la península para tratar el problema. El almirante aseguró que trabajarán con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología; la Secretaría de Medio Ambiente y diversas universidades –sin especificar cuáles- para combatir el alga.

La Secretaria de Hacienda y Crédito Público entregó 45 millones de pesos para combatir el problema del sargazo, la Secretaría de Turismo entregó otros 7 millones. En total, el gobierno invertirá 52 millones para contener y recoger el sargazo del mar, el secretario de Marina aseguró que no comprarían sargaceras ni van a licitar: “porque eso no sirve”.

En conferencia matutina, el almirante explicó que la rama marítima de las Fuerzas Armadas construirá 10 barcos en sus astilleros para hacer recolectores de sargazo, Ojeda aseguró que el diseño que construirá la Marina es muy parecido a los que están en el mercado; el hombre dice que las embarcaciones costarían unos 8 millones de pesos, en vez del valor en el mercado que puede ascender hasta 15 millones. Además se dijo que se reparará un barco sergacero que estaba abandonado en Baja California.

“Vamos a poderlo afrontar como un problema de Estado, no como un problema de un negocio, porque era lo que se venía haciendo”, dijo el almirante. El gobierno mexicano estima que las administraciones pasadas gastaron más de 800 millones de pesos para atender el problema del sargazo, con resultados exiguos. 

El gobierno federal aún no sabe qué hacer con el sargazo que recojan del mar. Diversas organizaciones aseguran que el alga es muy contaminante. Pie de Página publicó que las algas se están llevando a tiraderos clandestinos que están dañando el ambiente. El propio secretario de Marina aseguró que están “estudiando” cómo deshacerse del alga.

El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó al tema como un problema “menor”. Comparó las 13 mil toneladas de sargazo con las 340 mil de basura que son recolectadas en la Ciudad de México.

“Claro, este problema heredado, como otros, se han magnificado para cuestionar al nuevo gobierno, pero no hay motivo para preocupación”, dijo.

Contenido relacionado:

La amenaza de los tiraderos clandestinos de sargazo


Fue educado en escuelas católicas hasta que se volvió ateo. Es huraño y trotamundos. Estudió periodismo y nunca se graduó. Suele tener más fe en las viejas narrativas que en las nuevas. Le gusta escribir historias.

Relacionado