Dos meses antes de la muerte de Mariana Sánchez, funcionarios supieron del acoso que sufría

9 febrero, 2021

Al menos tres funcionarios sabían del acoso sexual que padecía Mariana Sánchez de que la joven fuera hallada muerta. Fernando Cuauhtémoc Pérez Jiménez, señalado como su acosador, está prófugo

Texto y fotos: Isaín Mandujano / Chiapas Paralelo

CHIAPAS.- No sólo la directora del Centro de Salud de Nueva Palestina, municipio de Ocosingo, Analy Correa Hernández, ahora detenida en un penal, sabía del acoso sexual que sufría Mariana Sánchez Dávalos, la denuncia llegó a otros funcionarios directivos que hasta ahora la Fiscalía no ha fincado responsabilidad.

El pasado 11 de noviembre, 78 días antes de que fuera hallada muerta en su cuarto, Mariana Sánchez Dávalos, la joven pasante de medicina en servicio social, entregó su queja ante la directora del Centro de Salud, Analy Correa Hernández. Eso lo hizo a las 14 horas de ese mismo día en que había redactado su carta por la madrugada.

La carta o queja que interpuso Mariana en contra de su acosador, el médico Fernando Cuauhtémoc Pérez Jiménez, fue llevada por la propia directora a la Jurisdicción Sanitaria No. 6 con sede en Palenque, circunscripción a la que pertenece ese centro de salud de Nueva Palestina municipio de Ocosingo.

El documento incluido en la carpeta de investigación del Caso Mariana trae el sello del área de recursos humanos de esa misma jurisdicción con fecha 17 de noviembre del 2020. El que firma junto al sello es Andrés Alayón Pascacio.

Otro funcionario de esa misma jurisdicción sanitaria, de nombre José de Jesús Balderas G.,  de quien no se precisa el cargo en el documento, también firma de recibido la queja de Mariana con la misma fecha 17 de noviembre.

El mismo documento fue signado de recibido por un médico de apellidos Arcos Sánchez, al parecer jefe inmediato de la directora en el Centro de Salud de Nueva Palestina.

En su declaración ministerial, la directora Analy Correa Hernández refiere que otro servidor público que sabía del caso y que le recibió la queja de Mariana es el doctor Carlos Alberto Santiago López (de quien no aparece su firma de notificado en el documento) y el doctor Balderas. Pero omite mencionar a Alayón Pascacio.

De acuerdo con una Norma Oficial Mexicana para estos casos NOM-046-SSA2-2005, era responsabilidad de los mandos directivos dar acompañamiento a la agraviada “para dar vista al Ministerio Público”, sin embargo, esto nunca sucedió, porque supuestamente, dijo la directora del Centro de Salud, Mariana ya no quiso proceder legalmente contra su acosador.

Hasta ahora sólo la doctora Analy Correa Hernández está detenida, además este lunes por la noche fue cesada de su cargo la subdirectora de Educación y Enseñanza de la Secretaría de Salud, Marian Lazo Salgado, quien al parecer sabía del acoso que sufría Mariana Sánchez Dávalos, y le negó su petición de cambiarse de sede para seguir en otro punto del estado con su servicio social.

Si bien el médico Fernando Cuauhtémoc Pérez Jiménez rindió su declaración ministerial tras el hallazgo de la joven Mariana, ahora es buscado por la Fiscalía de Chiapas, pues tiene orden de aprehensión en su contra, pero se encuentra prófugo de la justicia.

Documento entregado por Mariana Sánchez a las autoridades.

Universidad de Chiapas sanciona a académicos

La directora de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chiapas, Ana María Flores García, y el responsable del área de servicio social de los pasantes, Carlos Alberto López Jiménez, también renunciaron a sus cargos.

Tras recibir las denuncias, el abogado general de la UNACH, Enrique Pimentel, informó que se le dio entrada a las denuncias remitidas por el Encargado de la Defensoría de los Derechos Humanos y Universitarios de la escuela.

Y que se recibieron y escucharon los testimonios de estudiantes de la Facultad de Medicina Humana “Dr. Manuel Velasco Suárez”, C-II, el lunes, tras reunión sostenida en el auditorio de la misma Facultad.

Derivado de ello se procedió que los docentes, Hubert D. T., Fernando G. N, José Luís M. T., Rodulfo J. Z., Fredy G. P., Jesús E. M, José Luis Q. C.  que imparten distintas asignaturas “dejen de realizar actividades académicas frente a grupo en cualquier modalidad durante este ciclo escolar enero-junio 2021”.

Según el abogado general, los siete docentes, “presuntamente han realizado conductas que contravienen a la Legislación Universitaria”, por lo que “considera legal y conducente, como medida precautoria”, separarlos de sus funciones académicas.

Esto, aclaró, “hasta en tanto se realicen las investigaciones administrativas pertinentes para el esclarecimiento de la verdad histórica de los hechos que se les atribuyen, sin que ello suponga una suspensión a sus derechos como trabajadores universitarios que les pudieran corresponder, incluido en este concepto, el de las percepciones de sus salarios”.

En esta misma Facultad, la directora Ana María Flores García presentó su renuncia a su cargo.

Dijo que tras conocer el caso de Mariana, ha colaborado en todo momento con la Fiscalía General del Estado y que ni la Facultad ni la UNACH tuvieron conocimiento “de algún hecho que atentara contra la integridad de nuestra estudiante”.

“Hemos cooperado con las instancias judiciales, y ese seguirá siendo nuestro actuar hasta que este terrible suceso quede totalmente aclarado y se haga justicia para nuestra estudiante Mariana”, dijo la doctora.

Lamentó no haber tenido la información que les permitiera actuar como se ha hecho en otras ocasiones, para preservar la vida de una joven y aseguró que hay un avance significativo por parte de las autoridades de procuración de justicia y que se ha aclarado con pruebas contundentes que la Universidad ha actuado oportunamente ante casos sensibles de la comunidad estudiantil.

Dijo que la lluvia de desinformación generada en torno a este caso ha causado confrontaciones entre algunos actores de esta Facultad y de la misma Universidad.

“Una vez que se ha dejado constancia que nuestro actuar y conducta institucional han estado apegadas en todo momento a la normatividad y a nuestro deber moral, presento ante usted mi renuncia al cargo de directora de esta Facultad”, dice la carta dirigida al rector de la UNACH, Carlos Natarén Nandayapa.

También renunció a su cargo Carlos Alberto López Jiménez, el responsable en esta misma Facultad del área de servicio social. Las estudiantes en la protesta acusan que sí sabían del acoso a Mariana pero que ahora niegan que así haya sido.

Esta nota fue realizada por el equipo de CHIAPAS PARALELO. La reproducimos como parte de una alianza de medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Portal periodístico independiente, conformado por una red de periodistas nacionales e internacionales expertos en temas sociales y de derechos humanos.

Relacionado