Daniel Vázquez Rojas, el de la voz privilegiada, primo de un guerrillero

21 noviembre, 2020

Una entrevista antigua a Daniel Vázquez Rojas, normalista, músico y primo hermano y alter ego musical de Genaro Vázquez, el famoso guerrillero. 

Texto y foto: Kau Sirenio 

SAN LUIS ACATLÁN, GUERRERO.-  Egresado de la Escuela Nacional de Maestros, Daniel Vázquez Rojas incursionó en la música a lado del trío Los Tres Caballeros en la época dorada de la música mexicana; nunca se imaginó que después de ser maestro normalista tuviera ese privilegio, como él lo dice. Llegó a grabar dos discos, uno con el guitarrista Armando Trejo y uno más con la banda sinaloense La Costeña de Ramón López Alvarado.

Nacido en San Luis Acatlán y primo hermano de Genaro Vázquez Rojas, el artista normalista acompañó la lucha de Genaro, pero desde la música. Cuando podía cantaba trova y a veces se unía a las tertulias que sus paisanos organizaban en la Nacional de Maestros, en la capital del país.  

Cuentan que en 1948, cuando aún eran estudiantes de la Escuela Nacional de Maestros, fundó con otros dos guerrerenses el trío Alma Suriana; eran de Huitzuco, Teloloapan y San Luis Acatlán.

Daniel Vázquez hace memoria y luego mueve sus labios; un poco melancólico, afirma que en ese año era difícil incursionar en la música porque estaban en apogeo los mejores tríos, como los Panchos, Tres Ases, Tres Caballeros, los Duendes, los Tres Paladines y Los Polifacéticos. 

El maestro Daniel Vázquez Rojas es un desconocido en su pueblo, San Luis Acatlán de la Costa Chica, pero muy conocido en el ámbito artístico, cultural, magisterial y político en el país. “Para un provinciano es muy difícil alcanzar la fama, y más cuando es normalista”.

Agrega:“Pero lo que estaba a nuestro favor era que nosotros cantábamos de todo, desde un bolero hasta algo de falsete; eso fue lo que nos llevó a estar en vivo en programa de “Salón azul y blanco”, conducida por el locutor Santibáñez a través de XEW, también conocida como la Voz de América Latina desde México”.

Perseguido y confundido con el primo

Cuando platiqué con el guitarrista hace diez años en la peluquería de su hermano Mundo, para memoria de la revista Tlacolol, Daniel habló de la música guerrerense y su pasado en el movimiento  magisterial. De la lucha de Genaro que se apellidan igual, que varias veces la policía política de la Ciudad de México lo confundió. 

Sin embargo, lo toma entre risa y se anima a sacar su guitarra para  interpretar una chilena costeña, “San Luis Acatlán”. 

“Con orgullo y gallardía / me ha brotado este cantar / es una alegre chilena/ a mi San Luis Acatlán… / En la región Costa Chica / se encuentra un bello rincón / con sus  hermosas mujeres / que son puro corazón / que rechula  es la costa…”.

–¿A los cuántos años empezó a tocar la guitarra?

–Mira, yo soy autodidacta, aprendí por invitación de unos maestros allá en la ciudad de México, porque decían: “Tú cantas, nos gusta como cantas y las canciones que cantas, ¡llévanos serenata a nuestras novias!”. Entonces estaban las canciones de los tríos de moda.

Para mostrar parte de su repertorio, canta: “Por alto está el cielo en el mundo / por hondo que sea el mar profundo / no habrá una barrera en el mundo / que mi amor profundo / no rompa por ti”. 

Prosigue: “Y esas canciones fáciles: Amar y vivir, Perdón, que se escuchaban sobre todo en la radio, y sólo llevan la menor, primera, segunda y tercera, y me conseguían una guitarrita y así empecé a tocar”.

–¿A los cuantos años empezó?

–Pues tenía 16 años.

Antes de la Normal de Maestros, Vázquez Rojas estudió la primaria en el internado Adolfo Cienfuegos y Camus de Tixtla. “Inicié mis estudios cuarto, quinto y sexto; primero y segundo de secundaria lo estudié en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa. De allí, me fui a la Ciudad de México a terminar la secundaria en la Nacional de Maestros, hasta terminar la carrera de maestro de primaria”.

Cantaban de verdad, no como ahora

“Pero mi afición por el canto y la guitarra me llevó a formar un trío, en la Normal, y ese trío se formalizó; llegamos a cantar inclusive en la televisión, en la XEW, que en aquel entonces hacía programas en vivo, no como ahora, que es puro disco grabado.

–¿A quien recuerda de locutor?

–Santibáñez se apellidaba, pero no recuerdo su nombre. En el “Salón azul y blanco” de la XEW, pasábamos ese programa patrocinado por pasta dental Colgate, de 7 a 8 de la noche, alternando a veces con Los Duendes, los Tres Caballeros y los Tres Ases, porque decían que eran programas con artistas en vivo. 

–¿Tocó algún día en el famoso programa “Siempre en domingo”?

–No, con Raúl Velasco nunca tocamos; nosotros tratábamos de buscar una persona que nos ayudará a surgir en ese ambiente, porque estaban Los Panchos, Los Duendes, todos los tríos famosos en su apogeo. 

Recuerda que su éxito vino cuando cantaron en vivo en la radio: “Cuando cantamos en la XEW, se me ocurrió cantar una canción con falsete, La Malagueña, con el trío y entonces me escucharon el falsete y dicen: ‘¿Quién es el de la primera voz del trío?’. Respondí que su servidor, y que me dicen: ‘Lo voy a presentar al director artístico’”. 

Entre el rasgueo de su guitarra Daniel recupera parte de su pasado: “En ese entonces los trios solo cantaban boleros románticos; no cantaban rancheras, huapangos, nada; en cambio nosotros cantábamos de todo,  porque éramos un trío polifacético. Las rancheras, huapangos, cha-cha-cha eran parte del repertorio. Grabamos con el maestro Ismael Díaz, director de la orquesta, él nos invitó a grabar: ‘Muchachos a ustedes los voy a echar para arriba!’. Él nos afinaba las guitarras en su piano y supervisaba nuestros ensayos”.

“Quizá el destino nos llevaría por ese rumbo; a veces fallaba uno de los del trío y no había quienes entraran al quite, así que nos llamaban para suplirlos, así fue como nos conocieron los periodistas de la Asociación Mexicana de Periodistas (AMPAC). Íbamos a interpretar dos o tres canciones, pues no, porque empezábamos con un bolero, suavecito, una ranchera, con falsete, y así hasta que nos adueñamos de la fiesta” ríe. 

–¿Cómo se llamó su trío?

–Primero “Alma suriana”.

–¿Y por qué Alma suriana?

–Por ser los tres maestros guerrerenses, uno de Teloloapan de la región Norte, y el del requinto era de Huitzuco, también de esa región, y yo, de este hermoso pueblo de San Luis Acatlán.

–¿Y después “Alma suriana” tuvo otro nombre?

–Sí, se llamó trío Montecarlo, por un grupo antiguo que también se llamaba así y nosotros tomamos ese nombre y ya por último, formamos otro trío que se llamó Los Paladines y nos confundían con él grupo que había y digo no, ese es un grupo vocal de cuatro o cinco integrantes que cantan como solistas.

Daniel Vázquez Rojas falleció hace cuatro años, desconocido por la nueva generación, le sobreviven dos hijas que también ejercen como profesoras en la Ciudad de México. 

Periodista ñuu savi originario de la Costa Chica de Guerrero. Fue reportero del periódico El Sur de Acapulco y La Jornada Guerrero, locutor de programa bilingüe Tatyi Savi (voz de la lluvia) en Radio y Televisión de Guerrero y Radio Universidad Autónoma de Guerrero XEUAG en lengua tu’un savi. Actualmente es reportero del semanario Trinchera.

Relacionado