Leyendo:
Convenio con agencia de EU no impondrá agenda a radio pública: IMER

La directora del Instituto Mexicano de la Radio negó que el convenio de ese organismo con la Agencia de los Estados Unidos para el de Desarrollo Internacional vaya a determinar los contenidos de la radio pública. El acuerdo consiste, explicó, en fortalecer las radios comunitarias y capacitaciones técnicas y de seguridad

Texto: Vania Pigeonutt
Fotos: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO.- El convenio firmado entre la Agencia  de los Estados Unidos para el de Desarrollo Internacional (USAID) a través de su proyecto ProVoces, y el Instituto Mexicano de la Radio (IMER) no implica dinero ni guiara el contenido de la radio pública en México.

Así lo explicó en entrevista la titular del Instituto Mexicano de la Radio, Aleida Calleja.

La funcionaria afirmó que el acuerdo con USAID consiste en capacitaciones técnicas y de seguridad, y contempla fortalecer a las radios comunitarias, y a más medios públicos.

La semana pasada el IMER firmó una alianza con el USAID, que de acuerdo con su Aleida Calleja, no consiste en ninguna aportación económica ni impondrá algún tipo de agenda de Estados Unidos.

Calleja argumentó que algunas instancias que dependen del Estado, como el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, o la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal reciben apoyos similares a los planteados en el convenio con el IMER. 

La Cancillería revisó los términos de este convenio, que como paso inicial tiene una durabilidad de un año, y contempla la realización de un diagnóstico para conocer las necesidades del IMER, tanto en materia digital como de capacitación de periodistas, locutores, administrativos, entre otros.

Los expertos que tiene la organización estadounidense, dijo Calleja, crearán estrategias de seguridad para los trabajadores que viven en zonas con alta incidencia delictiva.

“Algunas capacitaciones son para que los periodistas vayan involucrándose más en temas más complejos. Vamos a necesitar ciertas  medidas de seguridad y protección. Esta capacitación la vamos a hacer extensiva y la vamos a compartir con las radios comunitarias para que este tipo de emisoras puedan fortalecerse mucho más”, dijo.

El IMER considera mecanismos de intercambio y la posibilidad de conocer otras experiencias y modelos de radios públicas.

La directora del IMER precisó que en forma inicial buscarán a las radios comunitarias a través de la Asociación de Radios Comunitarias.

“Estamos hablando con ProVoces de la posibilidad de poder incluir a otros medios públicos a estos procesos”. 

Pretenden también alcanzar estándares internacionales.

“Hay un marco general que tiene que ver con lo que ha desarrollado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la UNESCO, tiene estos índices de desarrollo mediático público, y que va tocando las aristas de trabajo que tienen los medios públicos, y que son un criterio orientador para que eso vaya completando el plan rector que debiera de tener la radio pública en este caso el IMER”.

La funcionaria eiteró que no hay ningún dinero de por medio, porque ProVoces no puede financiar a agencias del Estado.

“No existe un dinero de pro medio. Lo que existe es una abanico de servicios que puede proveer ProVoces porque los tiene en su cartera, y nosotros hacemos uso de esa cartera. Es solamente un convenio marco, que nos lo tuvo que avalar la Secretaría de Relaciones Exteriores”, dijo.

Podrán utilizar herramientas para realizar su diagnóstico, para mejorar su estructura orgánica, de funciones; plataformas de planeación. Y hacer uso del pool de capacitadores con los que cuenta ProVoces.
“Esperamos que sí podamos tener un diagnóstico  muy completo, porque en la medida de que ese diagnóstico esté bien sustentando, nos permitirá ir a un segundo paso, en términos de qué es lo  que se necesita desarrollar, cuáles son las líneas de trabajo para los próximos años, y la otra es la posibilidad de que se permita esta sinergia con otro tipo de medios, como las radios comunitarias e indígenas”.

ProVoces es un proyecto financiado por USAID, que de acuerdo con su descripción tiene como objetivo general “fortalecer las capacidades institucionales para mejorar el entorno de seguridad y protección de periodistas y personas defensoras de derechos humanos”.

En junio, el IMER tuvo problemas presupuestales, por recortes sufridos por la austeridad republicana. Los conflictos comenzaron en marzo. El periodista Ricardo Raphael renunció al aire a su programa de Jazz, y Reactor 105.7 anunció programación de música continua.

Hubo el riesgo de un recorte de casi 200 trabajadores, pero a finales de junio, la Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que destinaría 19.3 millones de pesos para resolver el problema de las contrataciones.Con el denominado memorando, Calleja precisó que se beneficiará todo el IMER.

“Hay una oferta institucional de capacitación. Nosotros vamos mucho con la Secretaría del Trabajo, para todos los temas de seguridad, sobre todo para la gente ingeniera que está todo el día en las plantas transmisoras u otro tipo de capacitaciones que hemos tenido con otro tipo de agencias. Con google y con otras. Entonces, la oferta de capacitación con los trabajadores del IMER es muy diversa y muy amplia”.

Escribe las palabras a buscar.