Leyendo:
Caso Lesvy: Jorge Luis es culpable de feminicidio

A dos años cinco meses del crimen, Jorge Luis González fue declarado culpable del feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio. El fallo es atravesado por el accionar de las mujeres, quienes acompañaron a la familia Rivera Osorio, desde el inicio; y cuando la fiscalía capitalina insistía en que Lesvy se suicidó.

Texto: María Ruiz
Fotos: María Ruiz y Daniel Lobato

“Estaremos aquí hasta el último latido de nuestro corazón”.

Patricia Becerril, madre de Zyanya Figueroa

Este viernes el Tribunal de Justicia de la Ciudad de México dio un fallo histórico. Jorge Luis González fue declarado por unanimidad culpable del feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio.

Los gritos de exigencia por justicia contra la violencia a las mujeres resonaron en el Reclusorio Oriente desde las 10 de la mañana. Esos que desde mayo del 2017 acompañaron a Araceli Osorio y a Lesvy Rivera bajo la consigna: “¡No fue suicidio, fue feminicidio!”. Una demanda que aplica no sólo en el caso de Lesvy Berlín, también se escuchó con Mariana Lima, y se necesita en el caso de Zyanya Figueroa.

Madres de mujeres víctimas de feminicidio acompañaron a Araceli Osorio este viernes durante la espera del fallo. Entre ellas estaba Irinea Buendía quien recordó que la exigencia es la no repetición:

“Tienen que capacitarse porque no pueden seguir con sus declaraciones de antes, necesitan capacitarse en cuanto a perspectiva de género. La sentencia Mariana Lima es muy clara, ahí está el ABC para poder investigar un feminicidio con perspectiva de género. Yo la verdad no entiendo al poder judicial; porque mejor en la OEA ya retomaron esa sentencia y aquí en México la siguen excluyendo. Por eso hay tanto asesino libre porque vienen dando sentencias que no ayudan a sentar un precedente de no repetición”

Irinea Buendía.

Tres “síes”

La sala uno de audiencias del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México se llenó. La primera parte de la audiencia fue para los alegatos finales, luego de dos horas el juez mandó a un receso de aproximadamente una hora y media. Al terminar el tiempo en que los jueces tomaron una decisión.  

Araceli Osorio y Lesvy Rivera durante el receso previo al fallo de la décima audiencia por el feminicidio de su hija.
Foto: Daniel Lobato

Los jueces justificaron en los que se basaron para tomar una decisión a partir de tres aspectos: sí existía una relación entre Lesvy y Jorge Luis. Sí hubo violencia de género y Jorge Luis sí privó de la vida a Lesvy.

“Somos conscientes de la realidad de violencia de género que el país vive en la actualidad… juzgar con perspectiva de género implica hacerlo con todos por igual, hombres y mujeres”, dijo el juez relator como introducción al fallo. Con esta declaración desató una incertidumbre silenciosa entre el público de la sala. 

Incertidumbre previa

La incertidumbre se sentía desde antes de regresar a la audiencia. Lo dijo la abogada Sayuri Herrera durante el receso previo al fallo: “en el país del 99.3 por ciento de impunidad no podemos asegurar nada”; lo contaron las madres de Celene, de Zyanya, de Marichuy, de Yan Kyung: “hay obstáculos; no hay sentencia; no se reconoce como feminicidio; no hay justicia”.

Esta incertidumbre terminó paulatinamente conforme el juez relator avanzó con el fallo:

“Jorge Luis González ejerció violencia y afectó la dignidad humana de Lesvy Berlín hasta desplegar el grado más extremo de violencia de género, el feminicidio […]. Por unanimidad (el tribunal) emitió fallo de condena por el feminicidio de Lesvy Berlín a Jorge Luis González”

Al terminar la audiencia, Araceli Osorio les agradeció:

“Gracias. Esta audiencia es un ejemplo de justicia, no solo por Lesvy sino por todas las mujeres que nos arrebataron” 

Entre lágrimas y abrazos poco a poco la sala de audiencias se fue vaciando. Un último grito de rabia rompió la conmoción: “¡Púdrete Jorge Luis!” le gritó uno de los familiares de Lesvy al responsable de su feminicidio.

Afuera, las que salieron más rápido ya recogían sus cosas. Periodistas, mujeres del grupo de acompañamiento político, defensoras de derechos humanos y algunas de las madres de víctimas de feminicidio que esperaban en fila para recoger sus pertenencias. Una mariposa blanca se coló a las instalaciones del tribunal y voló alrededor de esa multitud.

“¡Miren esa mariposa!, ¡Hay que contarle a Ara!” gritaron algunas de las voces conmocionadas todavía por la decisión unánime de los jueces.

Mariposas de esperanza

“Aunque mi caso está muy lejos de tener justicia, ésta (la) siento como si fuera propia. Hoy pasó algo maravilloso, estábamos con los policías pidiendo nuestras credenciales cuando apareció una mariposa entonces yo siento que esa mariposa representa la libertad y la esperanza para todas nosotras”, contó más tarde Mónica Becerro, madre de Yang Kyung María, asesinada por su pareja hace cinco años.

Al finalizar la audiencia el Grupo de Acompañamiento Político de la Familia Rivera Osorio recibieron a Araceli Osorio y a Lesvy Rivera en el estacionamiento del Tribunal de Justicia de la CDMX con la consigna que acompañó la lucha por dos años cinco meses

Afuera un grupo de mujeres comenzaron a reunirse en el estacionamiento del tribunal para  esperar a Araceli Osorio y a Lesvy Rivera, en cuanto bajaron el grito se escuchó fuerte: “¡No fue suicidio, fue feminicidio!”

Lo que hay detrás de cada sentencia

“Es muy importante entender que fueron dos años muy difíciles: el llegar aquí, los amparos, la reclasificación de feminicidio. Se demostró que el dicho de las madres no es un dicho; es porque las madres conocen a sus hijas”.

María de la Luz Estrada, coordinadora general del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

“La sentencia se logró por el trabajo de muchas, de colectivas, de organización, porque su familia no bajó  la guardia, todas las que están aquí no bajaron la guardia. Por eso es un referente, así como Mariana Lima. El caso de Lesvy nos anima, nos da la esperanza de que podemos cambiar, de que podemos tener justicia”, expresó María de la Luz Estrada, coordinadora general del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

Para Carolina Ramírez, sobreviviente de un feminicidio, el fallo fue histórico:

“Este es un gran paso para todas las que hemos sido víctimas. Vamos abriendo brechas, vamos ganando. Este  es un fallo histórico para las mujeres de este país.”

Afuera en la reja del estacionamiento del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México se leía un stencil con agradecimientos a Araceli Osorio. También colgaba  el bordado colectivo que hicieron durante los once días de audiencia la colectiva “Las siempre vivas” junto a los rostros de mujeres asesinadas o desaparecidas.

Esto pasa cuando se nos escucha

Araceli Osorio caminó entre cámaras y micrófonos hasta llegar a la carpa donde el Grupo de Acompañamiento Político realizó las actividades de protesta. 

“Esto es lo que pasa cuando se nos escucha, cuando se nos cree, cuando el beneficio de la duda es para las víctimas”, explicó. […] El hecho de que hoy se dictara una resolución condenatoria por unanimidad contra el asesino de mi hija, Jorge luis González Hernández, tuvo que ver con la presión que ejercimos, no solo en las calles sino también al venir aquí. El Poder judicial tiene una gran deuda”. 

Lo que sigue es que el próximo 16 de octubre se dicte sentencia y posteriormente se busque la reparación, para lo que testificará la familia de Lesvy Berlín y sus amigas. Las abogadas Sayuri Herrera y Ana Yeli Pérez del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio pidieron la máxima sentencia por feminicidio: 60 años de cárcel para el culpable.

“Esperamos una sentencia histórica. Que se visibilicen esas medidas de no repetición porque el caso de Lesvy ha sido un caso muy complejo, tuvimos que luchar en un primer momento contra el sistema de justicia. (Al juzgado) no se vino a construir una verdad, se vino a sostenerla. Los testigos lo que plasmaron es lo que vieron, plasmaron todo su cariño y su dolor. Nos gustaría no tener que buscar sentencias de feminicidio, nos gustaría que no nos asesinaran” expresó la abogada Ana Yeli Pérez ante la prensa.

Araceli Osorio habla afuera de las instalaciones del Reclusorio Oriente sobre el fallo de los jueces, quienes declararon culpable a Jorge Luis González por el feminicidio de Lesvy Berlín el 3 de mayo del 2017. A su lado aparecen Irinea Buendía, madre de Mariana Lima, Lesvy Rivera, padre de Lesvy Berlín y Araceli Mondragón, madre de Mayra Abigail

Alejandra López, del Grupo de Acompañamiento Político de la Familia Lesvy Rivera también habló sobre cómo comenzó el acompañamiento, desde la primera protesta que organizaron el 5 de mayo del 2017 en Ciudad Universitaria:

“Sacamos fuerza para decirles que no creíamos lo que estaban diciendo  y convocamos a una manifestación sin saber siquiera cómo se escribía el nombre de Lesvy. Ese mismo día nosotras ya sabíamos lo que se ha dicho hoy en el tribunal y que tuvimos que esperar más de dos años de la boca de la justicia patriarcal. Esa es la verdad, Lesvy no se suicidió, a Lesvy la asesino un hombre como muchos en este país”

La unidad de las mujeres, en colectivo, de asociaciones, de expertas, como mencionó Luz María Estrada del OCNF, logró este paso histórico en la justicia mexicana. Y para Araceli Osorio, esto es el comienzo:

“Esto es lo que pasa cuando nosotras nos formamos en un escalón para que la otra pueda avanzar, cuando una Irinea Buendía enfoca todos sus esfuerzos no por Mariana Lima, su hija sino por todas y cada una de las mujeres. Esto apenas comienza, que se preparen, porque nos van a ver así, juntas, en las calles, en todas y cada una de sus oficinas públicas, ahí nos van a ver con argumento pero también con nuestra rabia y  nuestro dolor. Y van a saber por nuestra voz, por esta sororidad y solidaridad que no están muertas, que fueron asesinadas pero que viven y están presentes todos los días en estos espacios para que haya justicia no solo para Lesvy, para todas”

Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Escribe las palabras a buscar.