Leyendo:
Apenas es el prólogo: AMLO

El presidente está seguro de llevar a cabo una transformación de gran calado en el país. Por lo pronto, en los primeros 100 días de su gobierno, apenas diseña la base de un sistema político que promete será distinto

Textos: José Ignacio De Alba

Imágenes: Duilio Rodríguez

Andrés Manuel López Obrador entra al patio principal de Palacio Nacional para dar su informe sobre los primeros 100 días de su gobierno. En la explanada frente al estrado, pendientes de su mensaje, el tabasqueño reunió a empresarios poderosos, gobernadores opositores, militares y su gabinete variopinto. El mandatario no lee en telepromter, toma el micrófono y comienza su discurso escrito sobre papel. Es, ante todo, un hombre chapado a la antigua.

Andrés Manuel López Obrador entra al patio principal de Palacio Nacional para dar su informe sobre los primeros 100 días de su gobierno. En la explanada frente al estrado, pendientes de su mensaje, el tabasqueño reunió a empresarios poderosos, gobernadores opositores, militares y su gabinete variopinto. El mandatario no lee en telepromter, toma el micrófono y comienza su discurso escrito sobre papel. Es, ante todo, un hombre chapado a la antigua.

El discurso resume el mensaje que ha dado en 90 municipios de 32 entidades que ha recorrido desde que tomó el cargo. Lo primero que cambió –dice- es que su administración es austera. “Ya no hay lujos en el gobierno, como antes”, Para sustentar enumera que se acabaron los sueldos de hasta 700 mil pesos mensuales, ya no se rentan oficinas de lujo, no hay más cajas de ahorro ni seguros privados, tampoco coches de lujo ni aeronaves para el transporte de funcionarios. Se terminó con la era de la “burocracia dorada”.

Retoma el acto simbólico de la subasta de vehículos que organizó el gobierno federal para obtener dinero. Lo dice frente a hombres de negocios y gobernadores cuyos choferes de camionetas blindadas aguardan afuera de Palacio Nacional.

El empresario Carlos Slim.
El empresario Carlos Slim.

En tercera fila, los empresarios Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego y Alfredo Harp Helú -cuyas fortunas de alrededor de 240 mil millones de pesos en conjunto representan el 80 por ciento del total de lo destinado por el gobierno federal para todos los programas sociales- escuchan atentos y aplauden.

El presidente afirma que ya cumplió 62 de los 100 compromisos que leyó en su toma de posesión. En su recuento, recuerda que acabó con el Cisen y el Estado Mayor Presidencial. Asegura que su gobierno no espiará a opositores políticos ni a ciudadanos. También aprovecha para anunciar que este día quedó cerrado el Centro Penitenciario de las Islas Marías.

Al prematuro informe presidencial asistieron más de la mitad de los gobernadores del país y enviados oficiales de las demás entidades, así como a los representantes de los otros poderes: el presidente la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Saldívar; y los dirigentes del Senado, Martí Batres, y de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo.

Los representantes de los tres Poderes de la Unión.
Los representantes de los tres Poderes de la Unión.
Porfirio Muñoz Ledo.
Porfirio Muñoz Ledo.

“A diferencia de las otras tres transformaciones, la Independencia, la Reforma y la Revolución, la Cuarta Transformación no ha necesitado una nueva Constitución. Pero sí de reformas constitucionales que le den un marco jurídico”, dice el mandatario y trae a cuenta las modificaciones hechas a la Carta Magna con la mayoría legislativa de su partido:

La ley de Extinción de Dominio, para la expropiación de bienes que son producto de la corrupción y la violencia. Se modificó el artículo 19 de la Constitución para tipificar como delito grave la corrupción, el robo de combustible y delitos electorales. Además de la creación de la Guardia Nacional que implica la legalización durante su sexenio de la presencia del Ejército y la Marina en las calles.

López Obrador vuelve a insistir en que su gobierno no será neoliberal, pero sólo se enfoca en el combate a la corrupción: “el proyecto económico consiste en acabar con la corrupción y la impunidad para liberar fondos para el bienestar”.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana.
Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana.

Después dice que gracias a consensos con los empresarios su administración ha logrado cambios como el aumento del 16 por ciento del salario mínimo.

El plan es apenas un esbozo, los cambios profundos, asegura López Obrador, estarán cimentados por reformas constitucionales. “A mediados de este año lograremos contar con el marco legal indispensable para llevar a cabo la Cuarta Transformación del país”.

Y advierte que buscarán reformas para quitarle el fuero al presidente y que pueda ser juzgado por corrupción y otros delitos; además de las consultas populares, la revocación de mandato y la Ley de Austeridad Republicana.

“Nuestro gobierno está comprometido en cumplir el compromiso de encontrar a los 43 jóvenes de Ayotzinapa”, dice el mandatario y genera los aplausos de los 600 invitados, incluidos los mandos militares. Desde el estrado, en la oratoria del gobernante que conserva el respaldo de hasta 85 por ciento de ciudadanos según distintas encuestas, todo parece posible.

Alejandra Palacios, presidenta e la Comisión Federal de Competencia Económica.
Alejandra Palacios, presidenta e la Comisión Federal de Competencia Económica.
Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia financiera de la SHCP.
Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia financiera de la SHCP.

López Obrador también menciona las obras que busca llevar a cabo en el país, la llamada “cortina de desarrollo” en el sureste mexicano. Habla del Tren Maya, en la Península de Yucatán, que ha generado la oposición de sectores como el Congreso Nacional Indígena, y de la Refinería de Dos Bocas, en Tabasco, señalada por iniciar su construcción sin manifestación de impacto ambiental.

El mandatario también destaca la inversión federal para rescatar a Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad.

Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes.
Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes.
Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos.
Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos.

López Obrador retoma en su discurso el tema del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, cuya cancelación fue definida por el tabasqueño incluso antes de tomar posesión a través de una consulta ciudadana: “aún con el costo que implica cancelar esta obra, estoy convencido, lo puedo probar, que fue la mejor decisión”.

El presidente recuerda la cifra de 300 mil millones de pesos invertidos este año por su gobierno para programas sociales, y dice que serán permanentes: “me quito la camisa, aunque pasemos de la austeridad republicana a la pobreza franciscana, siempre habrá estos apoyos”.

López Obrador concluye así el informe de sus primeros 100 días; le faltarían 2 mil 190 más, si es que la consulta por la revocación de mandato que pretende llevar a cabo en 2021 no lo obliga a renunciar.

Así termina el informe de lo que el político llama “el gran prólogo de la transformación nacional”.

Contenido relacionado:

100 días de AMLO: bitácora de un gobierno de que tiene prisa


Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente.

“Este trabajo forma parte del proyecto Pie de Página, realizado por la Red de Periodistas de a Pie. Conoce más del proyecto aquí: https://piedepagina.mx“.

Fue educado en escuelas católicas hasta que se volvió ateo. Es huraño y trotamundos. Estudió periodismo y nunca se graduó. Suele tener más fe en las viejas narrativas que en las nuevas. Le gusta escribir historias.

Fotógrafo, editor, interesado en arte, cine, arquitectura, literatura, la escalada en roca y de los deportes en general, menos el futbol. duiliorodriguez.com

Escribe las palabras a buscar.