Acusan que FGR encerró a inocente, en caso Ayotzinapa

19 julio, 2020

Foto: Cortesía de la familia.

La Fiscalía General de la República encarceló a un hombre inocente, homónimo de un policía implicado en el caso Ayotzinapa. Así lo denuncian familiares del detenido y sus abogados

Texto: Lydiette Carrión

Foto: Cortesía

Hace una semana, la Fiscalía General de la República anunció la detención de  Álvaro Martínez Márquez, expolicía municipal de Iguala, y quien habría estado involucrado en la desaparición forzada de los 43 estudiantes y las ejecuciones extrajudiciales de tres estudiantes y tres personas más.  Martínez Márquez ha estado prófugo desde entonces.

Sin embargo, familiares de la persona detenida denunciaron que se trata de un homónimo. Uno de sus  abogados es Pedro Saavedra, del colectivo “Abajo los muros de las prisiones; él explica que incluso los nombres serían distintos.

Con la poca información que han obtenido, entre los policías prófugos de Iguala está un Álvaro Ramírez Márquez. La persona detenida hace unos días en una colonia de la delegación Iztacalco en Ciudad de México se llama Álvaro Martínez Márquez. Y, Pie de Página pudo constatar que los RFC son distintos. 

Por su parte, Rebeca Sedán, concuña del hombre detenido, narró los hechos: poco antes del arresto, unos hombres tocaron a la puerta de su casa en la colonia Agrícola Oriental. Cuando abrieron, los desconocidos dijeron ser de Facebook, y que traían un regalo a Álvaro Martínez Márquez por haber hecho unas compras vía internet: una cervezas.

Le preguntaron su nombre, pero no le pidieron ninguna identificación. “Unas horas más tarde, después de las 3 de la tarde. El venía del mercado con su hija.Y llegaron personas de investigación. Presentaron una orden de aprehensión en nombre de Álvaro Martínez Márquez. Él, lo que hizo, fue meterse a la casa, aventaron a su hija, y mi esposo habló con su cuñado. Él dice, no he hecho nada, y dijo que el que no debe nada teme. Así que salió”.

“Le dijeron que tenía una orden de aprehensión. Le leyeron sus derechos y se lo llevaron. Desde ahí lo tuvieron en Camarones [ministerio público], lo tuvieron ahí y hasta el sábado se lo llevaron a Durango, porque la orden de aprehensión, nos dijeron que viene de Zacatecas”.

“Mi concuño  es de la Ciudad de México; trabaja en casa de mi suegra. Arregla lavadoras y refrigeradores.”  

Finalmente, Sedán advierte que la única fotografía que han hallado del policía presuntamente buscado, es un hombre físicamente distinto de su concuño. La fotografía aparece en una nota periodística del portal Eje Central. Efectivamente, la persona que ahí aparece no coincide con los rasgos del detenido.

Lydiette Carrión Soy periodista. Si no lo fuera,me gustaría recorrer bosques reales e imaginarios. Me interesan las historias que cambian a quien las vive y a quien las lee. Autora de “La fosa de agua” (debate 2018).

Relacionado