Plan de protección a ciclistas se queda corto: activistas y usuarios

28 enero, 2021

Las muertes de ciclistas se han duplicado en meses recientesen Ciudad de México. Para activistas y usuarios de la bicicleta el Plan de Protección a ciclistas que presentó la Secretaría de Movilidad es insuficiente: reacciona mas no resuelve el problema ni garantiza seguridad

Texto y fotos: María Ruiz

Semovi presentó su plan de protección a ciclistas, sin embargo activistas de la seguridad vial y usuarios de la bicicleta lo ven como una reacción ante las protestas, pero no una garantía de seguridad para moverse libremente en bicicleta por la ciudad. 

Las muertes de ciclistas en Ciudad de México crecieron más del doble en los primeros meses de 2020, de acuerdo con el reporte más reciente de la Secretaría de Movilidad. Mientras que de enero a septiembre de 2019 se registraron 7 fallecimientos al siguiente año pasaron a 16.

El plan 

“¿Qué mensaje le daría a los ciclistas y activistas que se han manifestado?”, regunta una reportera a Andrés Lajous, secretario de Movilidad de la Ciudad de México. Son las ocho de la mañana y el funcionario termina la presentación virtual del plan de protección a ciclistas con esta respuesta:.

“Que estamos actuando, que justamente es importante la información que nos dan y las reuniones con integrantes de la sociedad civil porque nos permite fortalecer y agregar medidas que pueden ayudar a la seguridad vial. Insisto, hay muchos componentes en la seguridad vial, que tienen que ver con infraestructura, sanciones, información, prevención. En este momento nos estamos centrando en el tema de la impunidad, que nos parece que sin duda es uno de los temas más importantes en la seguridad vial y, sobre todo, en atención a las víctimas directas e indirectas de hechos de tránsito”.

El plan se basa en tres ejes: acceso a la justicia, aplicación de ley y acciones en el transporte público. Tiene una intención principal: atender a las víctimas, que ningún hecho vial quede impune. Para lograrlo plantearon la creación de un equipo conformado por diversas instituciones dedicado a la seguridad vial, una reforma al reglamento de tránsito y dos reformas legislativas que presentarán próximamente.

Para el acceso a la justicia, el gobierno capitalino propone una reforma al código penal que incluya la guía para recabar pruebas en las primeras horas posteriores al hecho vial. Este documento apenas está en elaboración. 

En cuanto al reglamento de tránsito la Secretaría de Seguridad Ciudadana informó que cualquier vehículo que tenga cinco o más sanciones sin cumplimiento será enviado al corralón. También, implementará más dispositivos de control de velocidad, sobre todo en fines de semana. Los conductores en estado de ebriedad que sean descubiertos tendrán sanciones económicas como horas de arresto y sus acompañantes no podrán retirar el vehículo. Sin embargo, la SSC no informó cómo detectará a conductores de ebriedad.

Y respecto al tercer eje, sobre el transporte público, revisarán que las unidades cuenten con frenos, que los conductores tengan licencia y se dictarán sanciones claras y directas a quienes estén involucrados en un hecho vial. También reformarán la Ley de movilidad, respecto a seguros y sanciones, para que el transporte concesionado tenga una póliza vigente.

Evelyn López muestra a sus compañeros ciclistas un video donde su sobrino Mario Trejo, sobreviviente de un hecho vial en el que perdió una pierna, pide apoyo.

Limpiar la inundación no resuelve la fuga

Para la activista, y alcaldesa de la bicicleta, Areli Carreón el plan presentado fue como un intento de limpiar la inundación pero no de resolver la fuga. Cree que las medidas planteadas son adecuadas pero insuficientes:

“Son una deuda que la ciudad tenía con los ciclistas y con la ciudadanía respecto a la seguridad vial. Que se establezcan protocolos para atender hechos de tránsito, que se vayan reduciendo las posibilidades de que exista impunidad cuando ocurran estos hechos”. Sin embargo, advierte, garantizar la seguridad requiere más acciones:

“El problema, y lo que a los activistas de la seguridad vial nos deja con un mal sabor de boca, es que siguen sin atenderse las causas. Lo que se ha anunciado esta mañana atiende ya que ocurrieron los hechos. (El gobierno de) la ciudad debe asumir la responsabilidad y el trabajo para prevenir que ocurran. No nada más atender a las víctimas y que los seguros sean adecuados, o que la justicia sea real para las familias afectadas, si no que realmente podamos tener un sistema seguro de tránsito, que sin importar qué modo de transporte escojas, llegues con bien y sin tener que sufrir un percance vial”, explica Carreón.

Para la ciclista la seguridad es la gran deuda que la ciudad tiene con la ciudadanía. Señala que faltan políticas públicas enfocadas en la prevención, no sólo acciones  para atender lo ya ocurrido. También le parece inadecuado que no se necesite hacer un examen de conocimientos de manejo y reglamento de tránsito para tener una licencia de conducir.

Ciclistas detienen a conductor que conducía en estado de ebriedad en Viaducto durante una rodada en protesta contra muertes viales.

“La pintura no es infraestructura”

Saúl Gómez, vocero de Ni un repartidor menos, se ha vuelto uno de los activistas más radicales de la ciudad. Una de sus consignas es “la pintura no es infraestructura”, con la que busca evidenciar que pintar el pavimento con líneas amarillas no representa una infraestructura que garantice su libre movilidad como ciclista, sobre todo si éstas son usadas de estacionamiento.

Este miércoles Saúl protestó casi de sol a sol. Junto a sus compañeros llegó al Zócalo por la mañana y terminó por la noche en la Semovi. El plan presentado por los servidores públicos le parece una burla.

iclistas, repartidores de apps y familiares de víctimas de hechos viales acudieron por la mañana del martes a las oficinas de Semovi para presentar una serie de peticiones al secretario de Movilidad. Denunciaron no sentirse escuchados por Lajous, ni conformes con sus respuestas, por lo que este miércoles llegaron a las ocho de la mañana al Palacio de Gobierno de la Ciudad deMéxico para exigir hablar con Claudia Sheinbaum. Como no lograron una reunión con la jefa de gobierno, rodaron desde las seis de la tarde y hasta las diez de la noche por distintos puntos de la avenida Insurgentes, empezando en el metrobús Álvaro Obregón.

Sus exigencias son: cancelación de las fotocívicas; que mientras la CDMX esté en semáforo rojo por la pandemia baje la velocidad permitida a 50 KM/ o menos en vías de acceso controlado; la renuncia de los funcionarios Natalia Rivera, titular del Órgano Regulador de Transporte; de Édgar Doroteo, director de Operación y Licencias de Transporte de Ruta y Especializado, y de Mayra Cabrera, directora ejecutiva de Cultura de la Movilidad y Coordinadora de Comunicación Social de la Semovi.

Sobre Natalia Rivera denuncian inoperancia en su cargo, respecto a Doroteo expresan que es señalado por actos de corrupción y la renuncia de Cabrera la piden por un accionar revictimizante en el caso de Patricia Sánchez, atropellada por un camión de la Ciudad de México en septiembre del 2019.

Tan solo hace una semana Carlos Rivera fue atropellado mientras iba en su bicicleta sobre Tlalpan, perdió la vida y el conductor huyó. Michelle Gómez, esposa de Rivera pidió en redes sociales que se encuentre al culpable. Debido a esto el viernes pasado ciclistas rodaron en protesta , la quinta realizada en lo que va de 2021para exigir seguridad y justicia por las víctimas de hechos viales. 

El caso de Carlos y Michelle no es aislado. Las muertes viales son un problema constante al que ciclistas mexicanos se enfrentan. Activistas piden que estas muertes no sean normalizadas y que las víctimas tampoco sean ni revictimizadas, ni invisibilizadas y que se accione contra los conductores responsables, que en su mayoría huyen. Según datos de la investigación Ambiente seguro: intervenciones para prevención de atropellamientos (ASIPA) del Instituto Nacional de Salud Pública en México en el 90% de los hechos viales el conductor que atropella huye. 

Furia ciclista

Para los ciclistas que protestaron hoy el día terminó con una última intervención enfurecida en las oficinas de la Semovi. La rodada que comenzó en la esquina de Álvaro Obregón e Insurgentes buscó cerrar vialidades durante varias horas.

Mantuvieron un diálogo en la calle con la directora general de Seguridad Vial y Sistemas de Movilidad Urbana Sustentable, Fernanda Rivera, en donde le explicaron sus inconformidades y evidenciaron violencias que día a día sufren por parte de conductores.

Después de esta conversación, continuaron con la protesta y finalizaron en las oficinas de Semovi donde rompieron vidrios del inmueble. Esta es la primera rodada con daños en un un edificio gubernamental. En rodadas previas hicieron algunas acciones como detener conductores en estado de ebriedad y realizar pintas.

Foránea siempre, lo suyo es lo audiovisual y el periodismo es la vía por donde conoce y cuestiona al mundo.

Relacionado