Manifestaciones en Chiapas impiden a AMLO entrar a «La Mañanera». Presidente descalifica las protestas

27 agosto, 2021

Foto: Samuel Revueltas

Por las protestas, el presidente López Obrador permaneció dos horas en el interior de su auto y dijo que no sería «rehén de nadie»

Texto: Ángeles Mariscal/Chiapas Paralelo

Fotos: Samuel Revueltas

TUXTLA GUTIÉRREZ.- En Chiapas, manifestantes retuvieron durante dos horas al presidente Andrés Manuel López Obrador. Se trataba  de maestros, padres de desaparecidos, madres de mujeres víctimas de feminicidio, estudiantes rechazados de las escuelas, estudiantes normalistas que quieren la permanencia de sus escuelas, trabajadores de salud que exigen mejores condiciones de trabajo, y otras personas que consideran sus demandas no han sido atendidas. Éstos interceptaron al presidente Andrés Manuel López Obrador afuera del cuartel de la VII Zona Militar, cuando se dirigía a su conferencia diaria.

Pedían ser escuchados, pero el presidente de México, como un medio de protesta ante el impedimento que tuvo para entrar a la conferencia de prensa, se mantuvo en el interior de su automóvil por dos horas, y luego  respondió que no va a ser “rehén de nadie”.

Protestas anunciadas

La agenda que el presidente Andrés Manuel López Obrador planeó para este fin de semana en Chiapas, se hizo pública desde días antes, y se difundió a través de redes sociales. El jueves, organizaciones y grupos de personas que demandan solución a sus problemas, decidieron llegar a los lugares donde iba a tener reuniones o eventos, con la intención de ser escuchadas, o para entregarle documentos con sus peticiones.

La noche del 26, personal de seguridad colocó vallas alrededor de la entrada de la VII Zona Militar, donde López Obrador iniciaría la gira con la conferencia de prensa.

Pero alrededor de las 5 de la mañana, las personas manifestantes empezaron a llegar, lograron saltar el primer cerco de vallas de metal, y colocarse en la entrada a donde esperaban que el presidente pasara.

A las 6:10, la camioneta donde iba el presidente llegó al lugar, custodiada por dos más, ya medio millar de personas lo esperaban, portando, muchas de ellas, letreros y lonas con sus demandas.

Le pidieron que se bajara , que los escuchara. El contingente más grande, el de maestros, rodeó el auto y le impidieron avanzar. Mientras, algunos familiares de jóvenes desaparecidos le pedían recibiera documentos donde narraban su situación.

El presidente bajó el vidrio de la camioneta y se dirigió a los maestros, les dijo que fueran con la Secretaría de Educación, que ella los iba a atender. Le contestaron que no, que demandaban una reunión con él. El presidente se negó y subió los vidrios, mientras personas de seguridad intentaban persuadir que lo dejaran pasar.

Ninguno  cedió. Pasaron los minutos, dos horas. Los manifestantes usaron entonces bocinas para que sonaran sus demandas: justicia para sus hijos e hijas, escuelas donde estudiar, equipo de protección para no contagiarse de covid, mesas de diálogo para analizar reformas legales.

Entonces el presidente decidió hacer una video llamada desde la camioneta, para transmitirla en “La Mañanera”, que ya había empezado sin él, en el interior de la zona militar.

*Este trabajo fue publicado originalmente en Chiapas Paralelo, que forma parte de la Alianza de Medios. Aquí puedes consultar la publicación original.

Periodista independiente, fundadora del portal Chiapas Paralelo[www.chiapasparalelo.com] y colaboradora de CNN México y El Financiero. Tener en nuestro lugar de origen las condiciones para forjarnos una vida digna es un derecho, y migrar cuando esto no sucede, también lo es. Desde esta perspectiva cubro el tema migratorio.

Relacionado