Los indígenas en las urnas

8 abril, 2021

Tatyi savi

Si Morena impone un candidato que no tiene relación con las comunidades indígenas de la Montaña de Guerrero, sería un retroceso para el 75 por ciento de la población indígena que cohabita en esa región. De no corregir su lista de candidatos, lo único que pretende es volver al colonialismo

Twitter: @kausirenio

El Instituto Nacional Electoral (INE) reservó espacios en los distritos electorales para que los pueblos y comunidades indígenas puedan acceder a candidaturas, según el acuerdo INE/CG24/2021. El planteamiento es que en por lo menos 13 distritos federales con poblaciones indígenas, los candidatos fueran indígenas, como piso mínimo. Sin embargo, hasta ahora, este acuerdo no se ha respetado.

En el documento que el INE elaboró sobre las candidaturas en zonas indígenas se basó en la sentencia que resolvió la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF): “Al respecto, debe tenerse presente que en la sentencia SUP-RAP-726/2017, la Sala Superior del TEPJF determinó que, para hacer efectiva la acción afirmativa en cuanto a que las personas postuladas por los partidos sean representativas de la comunidad indígena, no basta con que se presente la sola manifestación de autoadscripción, sino que, al momento del registro, será necesario que los partidos políticos acrediten si existe o no una vinculación de la persona que se pretende postular con la comunidad a la que pertenece, con la finalidad de dar cumplimiento al principio de certeza y seguridad jurídica, así como de preservar el cumplimiento de la medida, esto es, la adscripción debe ser acreditada con los medios de prueba idóneos para ello”.

Lo que le duele a los pueblos indígenas de los  distritos I, II, V y XI en Chiapas, y V distrito de la Montaña de Guerrero, es que su jurisdicción electoral la hayan usurpado personas que no son indígenas. Solo se autoadscribieron por conveniencia y acuerdos cupulares de Morena y su coalición con el Partido de Trabajo (PT) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Preocupa en este proceso electoral que será la más concurrente en la historia de México es que Morena, el partido que las comunidades indígenas construyeron, así como lo dijo Taurino Rojas González en una entrevista telefónica para Pie de página: “Nuestra lucha fue para decirle al gobierno que aquí estamos entre la miseria y la discriminación; durante esta movilización la Montaña de Guerrero lo pintamos de rojo, porque nuestro espíritu era democratizar las instituciones. El proceso costó sangre, muertos y cárcel, sin embargo, no desistimos, al contrario, logramos que el V distrito federal electoral donde cohabitan los cuatro pueblos indígenas el candidato a diputado federal fuera un indígena. Sin embargo, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) entregó la candidatura a un personaje que no está ligado con los pueblos indígenas”.

Lo dicho por el profesor Ñuu Savi no es solo la lucha política en las calles durante años, sino que va más de actividades organizacionales de personajes en la vida partidista. Lo que los partidos políticos no han entendido es que la identidad indígena no se construye con marchas y plantones y tampoco se construye con puestos de elección popular. 

En los usos y costumbres o derechos consuetudinarios indígenas su raíz está enclavada en lo más profundo de la montaña. Porque en las comunidades indígenas nadie ocupa un espacio comunitario por el simple hecho de pertenecer a un partido político. 

En los pueblos y comunidades indígenas hay una cadena de mando que empieza desde abajo, desde lo más simple: Topil, y de ahí sube en espiral hasta llegar a Comisario, pero cuesta años para lograrlo, y el que llega a la cúspide de servicio Comunitario es respetado, porque entregó su corazón y juventud a su comunidad.

De ahí que Morena haya designado candidatos no indígenas en Chiapas y Guerrero es una patada en el corazón de los pueblos indígenas. Pero el INE cayó en una responsabilidad al no verificar la documentación de los candidatos que el oficialismo presentó.

En el acuerdo del propio INE se establecieron las reglas del juego: “Al respecto, en el Punto Décimo octavo del Acuerdo INE/CG572/2020, se estableció que este vínculo efectivo puede tener lugar a partir de la pertenencia y conocimiento de la persona ciudadana indígena que pretenda ser postulada por los partidos políticos o coaliciones, con las instituciones sociales, económicas, culturales y políticas distintivas de la comunidad a la que pertenece, la cual, como ya se dijo se deberá acreditar por los partidos políticos o coaliciones al momento del registro de las candidaturas, con las constancias que, de manera ejemplificativa y enunciativa, mas no limitativa, se señalan a continuación: a) Ser originaria/o o descendiente de la comunidad y contar con elementos que acrediten su participación y compromiso comunitario. b) Haber prestado en algún momento servicios comunitarios, o desempeñado cargos tradicionales en la comunidad, población o Distrito por el que pretenda ser postulada, c) Haber participado en reuniones de trabajo tendentes a mejorar dichas instituciones o para resolver los conflictos que se presenten en torno a ellas, dentro la población, comunidad o Distrito indígena por el que pretenda ser postulada, o d) Ser representante de alguna comunidad o asociación indígena que tenga como finalidad mejorar o conservar sus instituciones”.

El caso del candidato de la coalición Morena-PT y Verde en el V distrito de la Montaña de Guerrero, no tiene ni una relación con las comunidades indígenas, ni por descendencia ni por nacimiento, de acuerdo con el Sistema de Información Legislativa de la Cámara de Diputados, Victoriano Wences Real nació en Tecpan de Galeana, Costa Grande de Guerrero. 

Si Morena impone un candidato que no tiene relación con las comunidades indígenas, sería un retroceso para el 75 por ciento de la población indígena que cohabita en la Montaña de Guerrero. De no corregir su lista de candidatos, lo único que pretende es volver al colonialismo.

Periodista ñuu savi originario de la Costa Chica de Guerrero. Fue reportero del periódico El Sur de Acapulco y La Jornada Guerrero, locutor de programa bilingüe Tatyi Savi (voz de la lluvia) en Radio y Televisión de Guerrero y Radio Universidad Autónoma de Guerrero XEUAG en lengua tu’un savi. Actualmente es reportero del semanario Trinchera.

Relacionado