CDMX: Semáforo naranja, e incontables reglas para la nueva normalidad

27 junio, 2020

Este viernes las autoridades sanitarias federales anunciaron que la Ciudad de México así como Aguascalientes tenían las condiciones para bajar el nivel de alerta a naranja; para la capital esto significa rediseñar el espacio público para que restaurantes y comercios empiecen a reactivarse

Texto: Arturo Contreras Camero

Fotos: María Ruiz

Mesas en las aceras, calles peatonales y la reapertura del Centro con un programa especial es la cara del semáforo naranja en la Ciudad de México, que, después de estancarse por tres semanas en la tendencia de nuevos casos de coronavirus, esta semana tiene una clara tendencia a la baja.

Esta apertura responde a que, según dijo la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, al ocupar espacios al aire libre, hay menos contagios que en espacios cerrados. “Son medidas que se han implementado en otras ciudades del mundo”, aseguró. Además reapertura vendrá cargada de una serie de reglas de ocupación del espacio, de horarios y de condiciones según las diferentes actividades económicas.

“Vamos a ir abriendo con estrictas medidas sanitarias”, dijo Sheinbaum ante las cámaras, sin el cubreboca que suele usar cuando está en público. Al ser cuestionada, dijo: “Estamos guardando la sana distancia y no hay gente enfrente de mí”, se justificó.

“Nuestro programa de restricción y resguardo está operando” dijo sobre las medidas que implementó su gobierno para rastrear, ubicar y prevenir contagios. “Pero necesitamos el apoyo de toda la ciudadanía para esta nueva fase”. 

A partir de este lunes 29 distintos negocios, establecimientos y espacios podrán abrir sus puertas. A continuación enumeramos las condiciones bajo las que se deberán de realizar. 

Las reglas generales 

Estas disposiciones aplican a toda la población, y no difieren mucho de los cuidados que se tenían durante la fase de semáforo rojo: En la medida, es preferible quedarse en casa, sobre todo los grupos más vulnerables al covid-19. Guardar la sana distancia, el uso de cubrebocas en espacios públicos y el lavado continuo de manos siguen siendo parte de la cotidianidad. 

Para apoyar el sistema de detección de casos de la ciudad, se recomienda que si alguna persona presenta un síntoma del coronavirus no salga de casa y escriba un mensaje SMS al 51515 o se comunique a locatel, 55 5658 1111. 

Además, todos los establecimientos mercantiles y económicos deberán seguir otra serie de reglas. Por ejemplo, todos sus empleados deberán usar una careta y un cubreboca. Aquellos en los que trabajen más de 5 personas deberán implementar un filtro sanitario. Los locales y espacios donde se labore deberán contar con ventilación natural, y si esta es artificial no deberá recircular el aire y tener una ventilación un mínimo de 30 por ciento al exterior. Todos los negocios que quieran abrir deberán registrarse en este sitio de la Secretaría de Salud

Las empresas que tengan más de 30 trabajadores deberán realizar pruebas equivalentes al 5 por ciento de su planta laboral. En caso de detectar algún caso positivo es obligatorio que el empleador lo notifique a Locatel y que la persona enferma guarde reposo por 15 días. Además deberán de contar apoyo médico. Ninguna persona deberá ser despedida por tener el virus “Al contrario, lo que necesitamos es cuidarnos”, pidió Sheinbaum Pardo.  

La apertura escalonada

La próxima semana los negocios de la ciudad deberán seguir este calendario para su apertura paulatina, además de seguir reglas específicas, entre la que destaca promover el pago por medios electrónicos. 

El lunes 29 podrá empezar a abrir el comercio al menudeo, pero solo de 11 de la mañana a 5 de la tarde para evitar que coincida con la hora pico del transporte público. Los locales deberán tener un solo sentido de entrada y salida, para que la gente no se cruce cara a cara, no se podrán usar probadores ni tampoco reproducir música. 

Ese día también podrán abrir clubes deportivos y lugares de actividades al aire libre siempre y cuando no se realicen actividades de equipo; solo individuales. Las trabajadoras del hogar podrán retomar sus actividades desde el inicio de la semana, pero sus empleadores les deberán proveer con  equipo de protección como caretas, guantes y cubrebocas. 

El martes 30 el Centro Histórico iniciará su reapertura, al respecto, la secretaria de Gobierno explicará los detalles de cómo se realizará. Se promoverán las calles peatonales, los espacios con una sola dirección de tránsito y un esquema de apertura de un día los negocios pares y otros los nones. 

A partir del miércoles 1 de julio podrán abrir los hoteles y restaurantes pero solo al 30 por ciento de su capacidad. Sin embargo, el gobierno de la ciudad está diseñando la reconversión de espacios públicos para que los restaurantes puedan llevar sus mesas a la calle y aumentar su aforo que podría ser de hasta 40 por ciento. 

Obligatoriamente, los meseros deberán usar caretas y cubrebocas. Las mesas se deberán seguir un esquema de zigzag y no se permitirá fumar en ningún espacio. Los menús no podrán estar impresos en versiones individuales, sino que deberán estar en un pizarrón, en una pared o disponibles de forma electrónica. No podrán permanecer abiertos más allá de las 10 de la noche ni podrán tener música. 

“El detalle de la música es para que la gente no tenga que alzar la voz. También es una recomendación en el transporte público”, apuntó la jefa de gobierno. Como el virus se transmite en la saliva que emitimos al hablar, hacerlo con un volumen bajo, limita la excreción. 

El jueves 2 podrán abrir los mercados sobre ruedas y los bazares, pero deberán contar con un solo sentido de entrada y salida, podrán permanecer abiertos hasta las 4 de la tarde y los comerciantes deberán usar la protección necesaria y sus puestos deberán contar con Susana Distancia. 

El viernes las estéticas y las peluquerías podrán abrir sus puertas pero solo bajo el esquema de cita, no sobrepasando el 30 por ciento de aforo y no podrán ofrecer ningún tipo de bebidas ni revistas a sus clientes.  

El lunes 6 de julio podrán abrir las tiendas departamentales y los centros comerciales, por supuesto, al 30 por ciento de aforo, con un solo sentido de entrada y salida. No podrán abrir las áreas de comida ni los restaurantes en espacios cerrados, sin embargo se pueden instalar mesas en los estacionamientos al aire libre. Las áreas de juegos infantiles y ludotecas permanecerán cerradas y no puede haber degustaciones de ningún producto. 

Todas estas medidas serán observadas por visitas de inspección de las autoridades. En caso de no cumplirse se emitirá una advertencia, en una segunda se levantará una multa y a la tercera procederá la clausura del lugar. 

Siguen cerrados los servicios religiosos, los cines y los teatros, así comos las reuniones de esparcimiento o recreativas, las galerías, las salas de concierto, los museos, los parque de diversiones, los casinos y la casas de apuestas, los spas, los baños, los vapores, los billares, los boliches, los gimnasios, los bares, los antros y los salones de fiestas. Se sigue orientando al trabajo desde casa en el caso de grandes corporativos y oficinas.

Periodista en constante búsqueda de la mejor manera de contar cada historia y así dar un servicio a la ciudadanía. Analizo bases de datos y hago gráficas; narro vivencias que dan sentido a nuestra realidad.

Relacionado